Archivo del Autor: Vicente Méndez

FORMACIÓN BÁSICA BARCELONA 2021 -2022

TEORÍA DE LOS SISTEMAS APLICADO A LAS RELACIONES HUMANAS

Te invitamos a recorrer un camino hacia la alegría en 16 módulos que se pueden tomar en módulos sueltos, por bloques o toda la formación. Durante el curso, obtendrás herramientas de autoconocimiento para comprender el sentido que tienen los asuntos más importantes de tu vida; aprenderás a comunicarte mejor para vivir una verdadera intimidad desde una posición de adulto. Tendrás la oportunidad de honrar a tus ancestros, con ellos, encontrarás la fuerza que necesitas para tener una vida libre, digna y amorosa. Conocerás el sentido que tienen los síntomas, para que puedas ser el gestor de tu salud. Aprenderás un enfoque humano de la riqueza, para que te sientas pleno en alegría, tiempo, descanso, silencio y por supuesto recursos materiales. Desde el primer día haremos constelaciones familiares. Esta profundización está orientada a quien se proponga despertar y evolucionar. Esta formación la han tomado también muchos profesionales de la salud, pues incorporando la visión sistémica, consiguen una mejor evolución de sus pacientes. Y para algunos, esta formación les permite un nuevo andar terapéutico; TERAPEUTA CONSTELADOR. En vivo, el trabajo es vivencial y didáctico, con un gran soporte bibliográfico. Puedes tomar este curso para evolucionar y también para formarte sólidamente.

La mirada sistémica es un método de observación científica que nos permite de manera constante darle un sentido a todo. De aquí que sea normal que haya pasado de la biología a las relaciones humanas, a la sociología, a la política y a la física.

Esta profundización en la teoría de los sistemas aplicada a la evolución personal te dotará de herramientas para darle sentido a muchos aspectos de tu vida, para comprender las grandes decisiones que has tomado de manera inconsciente en función de los sistemas a los que perteneces, especialmente tu familia. Podrás comprender que muchas de tus vivencias habrán sido paradójicas, dolorosas, difíciles, pero no INSIGINFICANTES, para la vida TODO SIGNIFICA, todo tiene sentido.

Durante el curso y mediante las constelaciones familiares aprenderás a escuchar tu cuerpo, te sorprenderás como con las sutilezas de los movimientos que ocurren en una constelación, hay una resonancia corporal fascinante, que es a la vez que un entrenamiento en la escucha de la esencia que te pertenece y una meditación constante, una vía privilegiada para el TESORO DEL SILENCIO, una manera de hacer un PACTO HONRADO CON LA VIDA QUE HAY EN TI.

Este curso tiene el objetivo primordial de que evoluciones y de que como persona encuentres una consonancia con tu sabio interior, para que puedas dar pasos llenos de sentido, esperando que recuperes la creatividad y espontaneidad en tu vida

Pretendemos que este curso te haga recuperar la alegría y te ayude a cuidar tu salud. Exploraremos juntos las metáforas de una vida rica: Una vida con sentido, una relación creativa con tus amigos, la libertad en el movimiento externo e interno, la alegría, el empoderamiento respecto de tu tiempo y por supuesto, los recursos económicos que necesitas para tener una vida disponible para la espiritualidad, es decir, una vida libre, digna y compasiva.

También, nos proponemos el objetivo de que seas próspero para que puedas ser solidario con los que poco o nada tienen.

Desde el primer módulo trabajaremos con una de nuestras herramientas privilegiadas: EL ARBOL GENEALÓGICO, Contemplando el lugar que te corresponde en tu familia, te será fácil encontrar el lugar más digno en la vida. Sabrás lo que dice tu vida y tu nombre de tu familia, los destinos compartidos, la fuerza de los secretos, etc.

Este curso te dotará -en caso de que seas terapeuta- de los recursos necesarios para hacer intervenciones sistémicas a nivel individual y grupal y aprenderás a dirigir una constelación familiar desde lo que hemos aprendido de Bert Hellinger.

La formación consta de once módulos, puedes hacer toda la formación o bien solo hacer el módulo que te interese y sea de utilidad para tu vida cotidiana. La inversión son 80 euros por cada módulo, cuando completes diez módulos, independientemente del orden en el que los hayas tomado, se te entregará un diploma.

PROGRAMA ACADÉMICO

Jpeg

BLOQUE UNO, TRES MÓDULOS LAS CONSTELACIONES FAMILIARES

PRIMER MÓDULO SÁBADO 9 ENERO: INTRODUCCIÓN A LA TERAPIA SISTÉMICA, A LAS CONSTELACIONES FAMILIARES Y AL ÁRBOL GENEALÓGICO

  • Introducción a la teoría de los sistemas
  • Introducción a la terapia familiar sistémica
  • Encuadre de las constelaciones familiares según Bert Hellinger en el contexto terapéutico sistémico.
  • Guía para hacer un árbol genealógico

SEGUNDO MÓDULO SÁBADO 6 FEBRERO: EL ÁRBOL GENEALÓGICO Y LA FUERZA DE LA PERTENENCIA

  • Yo soy uno de vosotros, si algo sale bien en mi vida será para honraros
  • Aunque lo haga diferente sigo perteneciendo
  • Mi nombre y mi vida, habla de vosotros
  • Destinos compartidos
  • Tomar a los padres

Profundizaremos en lo transgeneracional, para poder comprender nuestra vida, para reconocer, recoger y resignificar lo que hay en nuestra familia.

  • ¿Dónde está el amor?
  • ¿Dónde está el dinero?
  • ¿Dónde está el propósito de tu vida?
  • ¿Dónde está el agujero negro?

Tomaremos lo que la vida tiene para nosotros, haremos el viaje externo: EL PATRIMONIO, para tomar todo lo que nos corresponde: fuerza, alegría, dinero, proyecto, etc. Haremos el viaje interno: EL MATRIMONIO para tener unos pasos llenos de sentido, es necesario, hacer un compromiso con la vida.

TERCER MÓDULO SÁBADO 13 MARZO TEORÍA Y TÉCNICA DE LAS CONSTELACIONES FAMILIARES La técnica de percepción representativa es una herramienta muy utilizada, pero no es suficiente para considerarla una constelación familiar, se requiere además conocer la filosofía que hemos aprendido de Bert Hellinger: La jerarquía, El orden, La pertenencia.

Aprenderemos a constelar paso a paso

SEGUNDO BLOQUE: LA COMUNICACIÓN

CUARTO MÓDULO 10 ABRIL: COMUNICARNOS BIEN Y EVOLUCIONAR MEJOR CON ANÁLISIS TRANSACCIONAL

  • La gestión del niño, del padre y del adulto internos
  • La transformación del guión de fracasado al guión de triunfador
  • El descubrimiento de los guiones inconscientes que tenemos introyectados
  • YO ESTOY BIEN, TU ESTÁS BIEN

Eric Berne nos dejó una obra fascinante para gestionar de la mejor manera al Padre, Adulto y Niño que hay en nosotros. Con esta herramienta tendrás la oportunidad de comprender cuál de estas tres partes es la que domina tu comunicación, cada uno de ellos tiene su momento. También podrás entender como la mayor parte de nuestra comunicación está “estandarizada” el arte consistirá en aprender una comunicación CREATIVA

ERIC BERNE

QUINTO MÓDULO 15 MAYO: CONSTELAR TUS RELACIONES HEPTAGRAMA

A través del Heptagrama (una variante novedosa del eneagrama) conocerás tus valores, tus anhelos, tus sombras, tus puntos vulnerables y la dirección de tus pasos para evolucionar mejor, también comprenderás todos estos aspectos en las personas con las que convives, te permitirá entrenarte en la amabilidad, y en la buena comunicación, es decir en la FELICIDAD.

Alfono-ruiz-1-e1504026651443

Alfonso Ruiz Soto, es un talentoso mexicano que con sus cursos de semiología de la vida cotidiana ha sido gestor de la transformación de muchas personas, conoceremos un poco de su obra a través del heptagrama.

SEXTO MÓDULO SÁBADO 19 JUNIO LA BUENA COMUNICACIÓN Un fascinante módulo para conocer y disfrutar el trabajo de Marshall Rosenberg, con sus cuatro premisas básicas de la comunicación: Describir sin evaluar, conectar con el sentimiento, saber la necesidad y hacer la petición concreta. Tenemos un medio profundo y potente para generar una comunicación creativa y empática. https://www.youtube.com/watch?v=8fTTl0HCLyI

BLOQUE 3 RITUALES SISTÉMICOS

SÁBADO 10 JULIO LA RUEDA DE LA MEDICINA, RITUALES SISTÉMICOS Todo en la vida tiene cuatro estaciones, entraremos en el timón del alma, en la rueda de la vida, exploraremos en qué estación estamos para nuestra biografía en general y para cada uno de los aspectos de nuestra vida en particular, haremos un ceremonial con tambores con y para nuestros ancestros.

7- 8 AGOSTO MONOGRÁFICO DEL VERANO. TRANCE E HIPNOSIS EN CONSTELACIONES FAMILIARES

BLOQUE 4. LAS RELACIONES

NOVENO MÓDULO SÁBADO 11 SEPTIEMBRE PADRES E HIJOS La fuerza de la vida nos es dada a través de nuestros padres. Nuestra relación con ellos muchas veces requiere una mirada desde el adulto, para tomar lo que hemos recibido, transformarlo y evolucionar.

DÉCIMO MÓDULO SÁBADO 9 DE OCTUBRE: LA PAREJA Decía Krishnamurti que la relación es el espejo en el que nos vemos a nosotros mismos tal como somos. Toda vida es un movimiento en relación. No existe nada viviente sobre la Tierra que no esté relacionado con una cosa u otra. Aún el ermitaño, un hombre que se marcha a un paraje solitario, sigue en relación con el pasado y con aquellos que le rodean. No es posible escapar de la relación. En esa relación, que es el espejo que nos permite vernos a nosotros mismos, podemos descubrir lo que somos, nuestras reacciones, nuestros prejuicios y temores, las depresiones y ansiedades, la soledad, el dolor, la pena, la angustia. También podemos descubrir si amamos o si no hay tal cosa como el amor. Las constelaciones familiares nos permiten explorar el sentido que tiene nuestra relación de pareja en función del sistema al que pertenecemos, la pareja será un espejo de nuestra evolución, de lo que falta por resolver, comprenderemos «Para qué» se han reunido dos sistemas, qué es lo que estaban buscando.

DÉCIMO PRIMER MÓDULO 13 NOVIEMBRE : VOCACIÓN DE VIDA, VOCACIÓN DE SERVICIO Y VOCACIÓN PROFESIONAL

Exploraremos la vida en plenitud del SOLTERO con la disponibilidad que le es propia, la PAREJA SIN HIJOS y las grandes aportaciones que hacen a la sociedad, la vocación de FAMILIA que permite la plenitud de la sociedad.  Y, sobre todo: RECURSOS PARA LA BUENA COMUNICACIÓN EN LA PAREJA.

  • La plenitud del individuo es el sustento de la pareja
  • La plenitud de la pareja es el sustento de la familia
  • La plenitud de la familia es el sustento de la sociedad
  • La plenitud de la sociedad es el sustento del individuo

DÉCIMO SEGUNDO MÓDULO: EL TRABAJO, ABUNDANCIA Y PROSPERIDAD CON LAS CONSTELACIONES FAMILIARES.

Captura de pantalla 2018-10-22 11.27.07
  • Buscaremos con la mirada sistémica en donde se encuentran los recursos materiales que necesitamos para celebrar la vida.
  • Comprenderemos el sentido sistémico que tiene el trabajo que realizamos

QUINTO BLOQUE: LA SALUD

DÉCIMO TERCER MÓDULO SÁBADO 8 DE ENERO 2022: SENTIDO BIOLÓGICO DE LOS SÍNTOMAS

  • LA INTELIGENCIA DEL CUERPO, Hay una sabiduría milenaria que habita en nuestro cuerpo, en cada una de nuestras células. La exploraremos, será la mejor manera de cuidar esa noticia conmovedora que es la vida y de la cual somos parte.
  • LEYES DE HAMER
  • Lenguaje corporal en general

DÉCIMO CUARTO MÓDULO SÁBADO 12 FEBRERO: CONSTELACIONES DE SALUD Y ENFERMEDAD, RAÍCES SISTÉMICAS DE LA ENFERMEDAD

En este módulo haremos constelaciones las enfermedades, aprenderás que una postura vital se sostiene con muchas memorias. Una enfermedad o un síntoma se nutre con aspectos de nuestra biografía, pero también con los aspectos psico biográficos de nuestra familia, los exploraremos, los iluminaremos con el presupuesto de que los síntomas son PROGRAMAS BIOLÓGICOS DE SUPERVIVENCIA personal y de la especie. Comprenderemos que las enfermedades muchas veces son una forma de PERTENENCIA. Habrá un espacio para reflexionar sobre el nivel de salud que cada uno tiene y así saber cómo cuidarse mejor.

SEXTO BLOQUE RECURSOS AFINES

DÉCIMO QUINTO MÓDULO SÁBADO 12 MARZO: PROGRAMACIÓN NEURO LINGÜISTICA

Las constelaciones familiares tienen una transversalidad compatible con otras terapias, especialmente la Programación Neuro lingüística.

Hay estrategias naturales en los sistemas, el genosociograma busca la supervivencia del clan, y muchas veces las soluciones son difíciles de comprender y asumir desde nuestra perspectiva, las constelaciones familiares son una oportunidad contemplativa para que el sistema encuentre una solución que siga siendo buena para el sistema y sea menos dolorosa e incluso jubilosa para los herederos actuales.

La PNL y todas las estrategias de embellecimiento de nuestra vida cotidiana, son una vía artesana, mediante la cual podemos aprovechar los recursos que el sistema ya tiene y ofrecer nuestra propia aportación al clan que pertenecemos

DÉCIMO SEXTO MÓDULO SÁBADO 9 DE ABRIL: LA HIPNOSIS La hipnosis es ante todo UNA ATENCIÓN FOCALIZADA. Vivimos en un mundo de persuasiones: toda comunicación es una persuasión, o un intento de persuasión. Su carácter “científico” empezó en la escuela del hospital psiquiátrico de Nancy-Salpetriere, con el profesor Charcot y el tratamiento de la histeria colectiva mediante hipnosis. Nosotros nos centramos en Erickson. Hoy día, la hipnosis podría definirse como un método. Un procedimiento compuesto de diversas técnicas que emplean la atención o la imaginación del individuo para producir alteraciones o cambios en sus emociones, pensamientos, comportamientos o percepciones. Las constelaciones familiares requieren una atención focalizada: una hipnosis

VIVIR ES UN ARTE: Dr. Vicente Méndez

CURSO AVANZADO BARCELONA 2021

Esta formación está dirigida a cualquier persona que quiera embellecer su vida y surfear su realidad con la mayor dignidad posible. Sería ideal haber hecho la formación básica, pero se puede tomar incluso sin tener nociones previas de terapia sistémica y de constelaciones familiares, a estas personas les proporcionaríamos material para que puedan asistir con las nociones básicas que les permitan disfrutar el encuentro.

Está especialmente dirigida a alumnos que han hecho la formación básica y que quieren contemplar con mayor profundidad en temas básicos que nos permiten liberarnos del sufrimiento y encontrar una vida de sentido: la gestión de la huella de abandono, la vida en pareja, los guiones inconscientes que modulan nuestra vida, la exploración de nuestro nacimiento y los acontecimientos alrededor de él, etc.

También es una oportunidad para conocer otras áreas de la vida en las que la terapia sistémica puede ofrecer comprensión y recursos: La pedagogía sistémica, lo sistémico en las organizaciones, etc.

El curso avanzado está diseñado para que puedas tomar el módulo que te interese.

PROGRAMA ACADÉMICO

DOMINGO 10 ENERO TALLER SOBRE LOS SUEÑOS

  • Psicoanálisis de los sueños
  • Sueños y gestalt
  • Sueños y chamanismo
  • Yoga de los sueños

DOMINGO 7 FEBRERO LA PAREJA Decía Krishnamurti que la relación es el espejo en el que nos vemos a nosotros mismos tal como somos. Toda vida es un movimiento en relación. No existe nada viviente sobre la Tierra que no esté relacionado con una cosa u otra. Aún el ermitaño, un hombre que se marcha a un paraje solitario, sigue en relación con el pasado y con aquellos que le rodean. No es posible escapar de la relación. En esa relación, que es el espejo que nos permite vernos a nosotros mismos, podemos descubrir lo que somos, nuestras reacciones, nuestros prejuicios y temores, las depresiones y ansiedades, la soledad, el dolor, la pena, la angustia. También podemos descubrir si amamos o si no hay tal cosa como el amor. Las constelaciones familiares nos permiten explorar el sentido que tiene nuestra relación de pareja en función del sistema al que pertenecemos, la pareja será un espejo de nuestra evolución, de lo que falta por resolver, comprenderemos «Para qué» se han reunido dos sistemas, qué es lo que estaban buscando.

DOMINGO 14 MARZO LA ACTITUD TERAPÉUTICA, AYUDAR CON ORDEN Exploraremos el Arte de interrogar a una persona que necesita ayuda a nivel terapéutico, saber hacer una devolución respetuosa, digna y si es posible creativa, la posibilidad de una intervención paradójica, la actitud centrada y presente del terapeuta, el orden sistémico para poder ayudar, la gestión de la información biográfica traumática, las indicaciones terapéuticas, etc.

DOMINGO 11 ABRIL LAS CONSTELACIONES INDIVIDUALES Un repaso por el gran abanico de recursos que se pueden utilizar en una entrevista individual: fieltros, figuras, muñecos, objetos varios, utilización de post it, la representación solo con el cliente y el terapeuta, etc.

DOMINGO 16 MAYO GUIONES DE VIDA Mitos y cuentos de Hadas. El guión de nuestra vida se confecciona con muchas decisiones inconscientes que tomamos en las primeras etapas de nuestra existencia, ese guion inconsciente será el motor de los grandes acontecimientos vitales: estado civil, prosperidad, dificultades económicas, tener hijos o no, enfermedades, problemas con la justicia, accidentes, profesión, etc.
Desde niños tomamos la decisión inconsciente de ser un triunfador o un fracasado. Al mismo tiempo nacemos incrustados en una red familiar tejida con muchas historias de las cuales nos hacemos cargo, repitiéndolas, oponiéndonos a ellas con una gran dosis de sufrimiento, somos leales -inconscientemente- a los guiones ya conocidos de nuestra familia.

DOMINGO 20 JUNIO CONSTELACIONES Y NACIMIENTO Todo lo ocurrido en nuestros padres, especialmente en nuestra madre, en el embarazo, parto y primeros días de nuestra vida son importantes para comprender mejor nuestra postura vital, es un módulo para renacer, para reconocer, recoger y resignificar nuestro guion natal.

SÁBADO 10 JULIO LA RUEDA DE LA VIDA, RITUALES SISTÉMICOS Todo en la vida tiene cuatro estaciones, entraremos en el timón del alma, en la rueda de la vida, exploraremos en qué estación estamos para nuestra biografía en general y para cada uno de los aspectos de nuestra vida en particular, haremos un ceremonial con tambores con y para nuestros ancestros.

7- 8 AGOSTO MONOGRÁFICO DEL VERANO. TRANCE E HIPNOSIS EN CONSTELACIONES FAMILIARES

DOMINGO 12 SEPTIEMBRE LA HUELLA DE ABANDONO La fuente más poderosa de sufrimiento es la huella de abandono, exploraremos como se ha ido formando y consolidando esa huella de abandono, comprenderemos que nuestros apegos, nuestras actitudes impulsivas, el enamoramiento enfermizo, las adicciones, la obsesión con el poder, el anhelo de fama, etc. se alimentan con la huella de abandono. La comprenderemos, volveremos a disfrutar de la perla del presente, y si es posible, encontraremos UNA FRASE SANADORA PARA ESTA ÉPOCA DE TU VIDA

DOMINGO 10 OCTUBRE CONSTELACIONES INTRAPSÍQUICAS En este módulo constelamos cada aspecto de nuestra propia vida: como hijos, padres, hermanos, pareja, trabajadores, miembros de un país, las partes de nuestro cuerpo, etc.

DOMINGO 14 NOVIEMBRE TRAUMA Nuestra vida está llena de contratiempos, de dificultades y a veces de tragedias. Esta es una oportunidad para comprender como, muchas veces, el trauma tiene un origen familiar. Muchas tragedias familiares están entrelazadas con tragedias que ya se vivieron en generaciones anteriores, contemplar y honrar las tragedias transgeneracionales es una oportunidad para tener una vida más libre.

DOMINGO 12 DICIEMBRE PEDAGOGÍA SISTÉMICA Un módulo para honrar a quienes nos han enseñado, un módulo para valorar y resignificar lo que hemos aprendido, para poder decidir que es lo que todavía podemos aprender para embellecer nuestra vida y contribuir a la toma de consciencia colectiva, y por supuesto una oportunidad para los profesores que quieran incorporar en su vocación la visión sistémica.

SOMOS LOS SOBREVIVIENTES DE OTRAS EPIDEMIAS

Es mayo del 20020 y estamos viviendo la pandemia del Covid19. Esta epidemia nos está enseñado a todos a ser humildes y aprender día a día, todavía no podemos tener opiniones epidemiológicas concluyentes, tampoco económicas, filosóficas, etc. pero si podemos hacer un recuento de lo que ha ocurrido hasta ahora y reflexionar sobre el hecho de que somos los descendientes de los que sobrevivieron a otras epidemias y tuvieron hijos.

En Marenostrum, lugar donde trabajo, tres de mis compañeras han estado en primera línea en las unidades de cuidados intensivos, una compañera más en los servicios de atención primaria, los equipos de partos dieron soporte en todo momento, tenemos la anécdota de que una de nuestras pacientes parió en la playa, etc. El otro día nuestra compañera osteópata María Cristina, al explicar los tratamientos que hace la osteopatía nos dijo que cuando un osteópata trabaja, a veces hace movimientos tan suaves, que pareciera que no está haciendo nada, hizo una analogía: cuando alguien que está leyendo un libro, allí en silencio, sin hacer nada aparentemente probablemente esté empezando una revolución.

Hemos estado confinados durante dos meses, un confinamiento que nos ha despertado una conciencia de lealtad con otros seres humanos que también han estado confinados, durante estos dos meses, nuestra propuesta fue conectar profundamente con los que habían estado encerrados en otro tiempo, y también con los encerrados cercanos, los de nuestra familia que habían sufrido un encierro en alguna institución total de las que hablaba Erving Goffman. Gracias a esa consciencia de conexión, muchas personas pudieron vivir el confinamiento con paz, y otras incluso han logrado grandes transformaciones, al ser conscientes de la similitud en edad, nombre, circunstancias de su vida actual con los que vivieron situaciones en otra época, especialmente en la gripe española, la necesidad de esconderse en la guerra civil, etc. todo ello trajo conciencia y fuerza personal.

Empezamos el confinamiento con la idea de vivirlo desde “el ojo del huracán” el silencio en medio de la tormenta, pero con la disposición para salir a ayudar si las circunstancias lo requerían. Y volver siempre al ojo del huracán, al momento presente.

Tuvimos presentes en todo momento a UNA TRIBU NÓMADA que se confinaba transitoriamente: LOS NIÑOS y estuvimos contemplando con admiración, y respeto a todos los padres que convirtieron su casa en un circo, un teatro, un salón de baile, un gimnasio, un taller, etc. era muy importante, porque MIRANDO A LOS NIÑOS BRILLAN LAS SOLUCIONES.

Fue avanzando el tiempo y nos encontramos con una gran tragedia: más de la mitad de los muertos en esta epidemia eran ancianos en residencias, es decir, eran personas ya confinadas de por sí, y de alguna manera, a esos niños de la postguerra, el destino los llevó a ser leales a sus propios padres y abuelos que vivieron las tragedias posteriores a la guerra civil.

Es importante animar y sostener a nuestros queridos ancianos, con un especial homenaje a los que se marcharon sin una honra fúnebre, sin el acompañamiento de su familia, murieron en soledad, de alguna manera son desaparecidos, y eso genera una memoria sistémica, nos conecta con otros desaparecidos de otras épocas, para ellos nuestra honra y nuestro corazón. Pero luego también están NUESTROS MAYORES QUE SE HAN QUEDADDO, y que podrían empezar a tener la lealtad que tienen un soldado que ha vuelto de la guerra y ha perdido a su amigo, a ellos les queremos decir que SE HAN QUEDADO CON TODA LA FUERZA de la vida que nos vive, que el destino ha querido que nos acompañen para hacer sólido el relato. Es fascinante que esta oportunidad de renacer los incluya a ellos, a nuestros mayores.

¿DEBEMOS TENER ESPERANZA?

Aristóteles decía que la esperanza es el sueño de los que estamos despiertos.

En el año 535 ocurrió la «pequeña edad de hielo», el mundo se sumió en la oscuridad durante 18 meses, hubo epidemias de peste, hambrunas, guerras… una atmósfera apocalíptica.
Nos ponemos en la piel de aquellos seres humanos imaginando el fin del mundo y el fin de nuestra especie, quizás pensando en dioses terribles, en un dios vengativo, en unos poderosos que los querían aniquilar… y de pronto pensamos: AQUI ESTAMOS, somos los hijos de aquellos que sobrevivieron y tuvieron hijos, sobreviviendo ellos, hemos sobrevivido nosotros.
Somos los descendientes de nuestros antepasados y somos los herederos de nuestros ancestros.

PROCOPIO describió de esta manera aquella pequeña edad de hielo: Durante este año el Sol daba su luz sin brillo, como la Luna, durante este año entero, y se parecía completamente al Sol eclipsado, porque sus rayos no eran claros tal como acostumbra. Y desde el momento en que eso sucedió, los hombres no estuvieron libres ni de la guerra ni de la peste ni de ninguna cosa que no llevara a la muerte. Y sucedió en el momento en que Justiniano estaba en el décimo año de su reinado.

Decía SUSAN SONTAG: “Amemos el pasado, hemos sobrevivido”, pensando en aquellas calamidades que vivieron nuestros antepasados, y viendo que hoy estamos aquí seleccionando que ver en Netflix y que tipo de comida ordenar para traer a casa, podemos tener esperanza.

¿CAMBIAREMOS ALGO LOS SERES HUMANOS?

No se puede dar una respuesta tajante, los seres humanos hemos dado muchas muestras de solidaridad, pero también de horror. Alemania nos ha dado pensadores y poetas exquisitos, y también nos dio el holocausto.

En el siglo pasado vivimos dos guerras mundiales especialmente trágicas, posteriores a ellas, hemos vivido grandes tiempos de paz, en México nos solían decir, antes de la tragedia del narcotráfico, que era un país privilegiado, no había conocido una guerra ni interna ni externa posterior a la revolución mexicana, y en general, en Europa y gran parte del mundo se estableció un “estado de bienestar” con muchas tragedias, pero con una sensación de progreso: cada vez más nos fuimos subiendo a los aviones, etc. pero ¿Realmente hemos aprendido?, ¿Ha cambiado algo la humanidad posterior a una gran tragedia, por ejemplo, una guerra, una epidemia, etc.? hay aspectos en los que si ha habido cambios, sin embargo todos los impulsos humanos que nos llevan a competir con otros, a querer someternos unos a otros, a apropiarnos de lo que el otro tiene, etc. eso no va a cambiar, lo vemos en los niños, por muy evolucionados que estén sus padres, ellos revivirán una y otra vez estos conflictos, de tal manera que la humanidad va progresando, en derechos humanos, en tecnología, en libertades de todo tipo, sin embargo, tal como hemos visto hasta ahora, a pesar del progreso, en las encrucijadas se afinan las motivaciones personales, es la oportunidad para hacer el cambio individual, porque, de alguna manera el lobo que ha sido “lobo del hombre” seguirá reapareciendo independientemente de las cosas que hayamos vivido, y las personas solidarias, no necesitaron una desgracia para serlo.

AUNQUE NADA CAMBIE

SI YO CAMBIO

TODO CAMBIA

Marcel Proust

EVOLUCIONISMO ORTOGENISTA

Pierre Teilhard de Chardin es un pensador evolucionista,es ortogenista, cree en una evoluciona que tiende hacia la perfección, y por consiguiente es TELEOLOGISTA, FINALISTA, considera que la evolución persigue mayores niveles de consciencia, la humanidad progresará hasta una colectividad armonizada de consciencia, una especie de superconciencia, es una visión optimista, y no es que yo no lo sea, pero mi visión de la evolución no es lineal, en el sentido de progreso, creo que un ser humano que se ha posicionado bien hace mil años, estaba tan iluminado como quien lo haga ahora, la historia de la humanidad seguirá teniendo retos, algunos repetidos y algunos nuevos y cada uno tendrá que poner su dosis de consciencia.

REACCIONES DE LA HUMANIDAD A EPIDEMIAS Y TRAGEDIAS HISTÓRICAS

PESTE ANTONINA del año 165 – 180. Hay un relato latino que la describe así: “La peste se encontraba sellada dentro de una urna de oro en un templo de Babilonia. Un soldado romano que saqueaba el templo abrió aquella urna y la infección viajó a Occidente con el ejército en su retirada”. Desde siempre, la humanidad ha vivido brotes epidémicos, muchos de ellos en realidad no eran peste, muy probablemente eran viruela o tifo, sin embargo, queda más dramatizado llamarla peste. No sabían cómo eran provocadas, si era por la ira de los dioses, si venía del “extranjero” es decir proveniente de alguien diferente a “nosotros”, la explicación más común era la de que, había un miasma presente en el aire, por ello el emperador COMODO se retiró a Laurentum, un lugar con arboledas de Laureles.

Pensando en ello y reflexionando sobre las personas que se plantean si hay un plan orquestado por alguien, el escritor Harry Sidebottom nos recuerda algo importante: La peste no causó la caída del imperio Romano. Y cuando alguien habla de “ellos y nosotros” haciendo referencia a un “grupo” malvado que está intentando torcer el destino de las cosas, en el fondo no tiene sentido, pertenecemos todos a lo mismo.

¿Seremos mejores personas después de esta epidemia?

Una epidemia siempre es una oportunidad para mejorar como especie, ante las dificultades de cada día, incluidas las enfermedades, cada persona tiene sus recursos para salir adelante, cuando los recursos individuales, no son suficientes para superar una dificultad, entonces hace falta la implicación del rebaño. Una epidemia nos “globaliza” borra fronteras de verdad, y aunque cada uno vivirá la epidemia según sus circunstancias sociales, espirituales, económicas, hay un algo que nos hace participes. ¿Lo conseguimos?

PLAGA DE JUSTINIANO 541 – 544 fue relatada por PROCOPIO DE CESAREA: Una pandemia que llegó del extranjero y que se extendía rápidamente desde los puertos adonde arribaban los pasajeros infectados —asintomáticos o no—, sin ningún remedio médico disponible que pudiese pararla, todos los habitantes confinados en sus casas para evitar contagios, la paralización total de la economía, el ejército vigilando las calles, médicos contagiados trabajando hasta la extenuación, miles de fallecidos diarios sin enterrar durante “muchos días porque quienes cavaban ya no daban abasto…» Parece que estuviera diciendo lo mismo sobre la epidemia actual, pero habla de la epidemia de hace 1500 años, el relato continúa así: “Esta epidemia no afectó a una parte limitada de la Tierra, ni a un grupo determinado de hombres, ni se redujo a una estación concreta del año […], sino que se esparció y se cebó en todas las vidas humanas, por diferentes que fueran unas personas de otras, sin excluir ni naturalezas ni edad”. Cuando finalmente se superó la pandemia, surgió un aspecto positivo: “Quienes habían sido partidarios de las diversas facciones políticas abandonaron los reproches mutuos. Incluso aquellos que antes se entregaban a acciones bajas y malvadas dejaron, en la vida diaria, toda maldad, pues la necesidad imperiosa les hacía aprender lo que era la honradez, aunque al cabo de un tiempo volvieron a las andadas”.

UN SUPERVIVIENTE, ES UN HUMANO CON UNA INMUNIDAD FUERTE

Somos herederos de los supervivientes, no solo a nivel sociológico, también lo somos a nivel inmunológico, y eso nos debe dejar tranquilos.

Antes de la conquista de América, en Europa había concentraciones de personas alrededor de sus granjas, de sus cultivos, de sus corrales, las concentraciones de los seres humanos han favorecido las epidemias, sin embargo, desde los griegos, se sabe que ciertas infecciones, como la viruela y el sarampión, una vez que se tienen, no se padece una segunda vez, de tal manera que en las epidemias del viejo continente, muchos morían, pero los que sobrevivían tenían una inmunidad fuerte, somos los hijos de esos supervivientes fuertes. En Europa en el siglo XVIII más de 400 mil personas morían cada año por viruela, en los últimos 100 años, 500 millones de personas fallecieron por la viruela, si en Europa, ya era devastador ¿Qué ocurrió en América? Pues durante miles de años estuvieron aislados y muy poco concentrados, de tal manera que la conquista fue posible gracias a las epidemias, los nativos no tenían el RECONOCIMIENTO BIOLÓGICO de la viruela, y hubo muchos conflictos asociados: la invasión territorial, la ignominia, la catástrofe de su cosmovisión, solo hay que pensar que la catedral de la ciudad de México, está construida con las piedras del templo mayor de Tenochtitlan, entonces ¿Fue la viruela la que mató a millones de indígenas? La afirmación correcta sería que un cúmulo de tragedias, culturales, sociales, económicas, además de un agente biológico desconocido para el sistema de reconocimiento biológico que tenemos los seres humanos, fueron todos los ingredientes para aquella tragedia, de la cual, sin embargo, TAMBIEN HEMOS SOBREVIVIDO, yo como mexicano soy la muestra de que hubo sobrevivientes, que quedaron con un sistema inmunológico fuerte, y que va ampliando su campo de reconocimiento biológico.

Somos los descendientes de los que sobrevivieron y tuvieron hijos.

MIREMOS AHORA LA REVOLUCIÓN MEXICANA, la mayoría de los muertos no lo fueron en el campo de batalla, el famoso “millón” de personas que murieron, realmente fallecieron por hambre, se destruyeron los cultivos y el ganado, los ferrocarriles se militarizaron, con lo cual, el transporte de alimentos se hizo imposible para algunas regiones, y aunado a todo ello la epidemia de la gripe española, una epidemia que sólo en México se llevó a 500 mil personas, y a 260 mil personas en España, con lo cual quiero decir que las epidemias no son solo un asunto médico, hay muchos factores implicados, con lo cual un asunto epidémico, no es sólo un asunto médico. Y CADA UNO DE NOSOTROS SE PODRÁ REINVENTAR Y TRANSFORMAR si además de criterios médicos, nos atenemos a otros criterios para surfear la vida con dignidad mientras la vamos embelleciendo.

SOMOS LOS HEREDEROS DE LOS SUPERVIVIENTES QUE TUVIERON HIJOS, NOS PONEMOS DISPONIBLES PARA QUE, EN ESTA EPIDEMIA, SI ALGO LES SALE BIEN EN NOSOTROS, SERÁ PARA HONRARLOS.

¿Seremos mejores personas después de esta epidemia? Esperemos que sí, porque los retos que vienen son grandes.

EL FASCINANTE MUNDO DE LA PAREJA

“La relación es el espejo en el que nos vemos a nosotros mismos tal como somos. Toda vida es un movimiento en relación. No existe nada viviente sobre la Tierra que no esté relacionado con una cosa u otra. Aún el ermitaño, un hombre que se marcha a un paraje solitario, sigue en relación con el pasado y con aquellos que le rodean. No es posible escapar de la relación. En esa relación, que es el espejo que nos permite vernos a nosotros mismos, podemos descubrir lo que somos, nuestras reacciones, nuestros prejuicios y temores, las depresiones y ansiedades, la soledad, el dolor, la pena, la angustia. También podemos descubrir si amamos o si no hay tal cosa como el amor”.  Krishnamurti

Las constelaciones familiares nos permiten explorar el sentido que tiene nuestra relación de pareja en función del sistema al que pertenecemos, la pareja será un espejo de nuestra evolución, de lo que falta por resolver, comprenderemos «Para qué» se han reunido dos sistemas, qué es lo que estaban buscando. 

Los seres humanos tenemos la posibilidad de relacionarnos de manera amable con otros seres humanos, es lo que buscamos en la relación de pareja: amabilidad para poder vivir a plenitud el triángulo de la INTIMIDAD, LA PASIÓN Y EL COMPROMISO. El amor es una intimidad compartida, compartimos intimidad con muchas personas, y llamamos pareja a la persona con la que compartimos las mejores intimidades. La pareja es un tema importante, tengas o no tengas pareja.

INTRODUCCION. – En los talleres de constelaciones familiares, las personas suelen acudir con el anhelo legítimo de lograr el amor con su pareja si la tienen, de sanar lo que fue doloroso en sus parejas anteriores, de hacer los movimientos pertinentes para estar disponible para la posibilidad de caminar en esta vida junto con una pareja. En un trabajo previo, ayudo a las personas a reformular sus peticiones, que, aunque legítimas, muchas veces requieren de la ayuda de las sutilezas del lenguaje. Las peticiones de las personas suelen ir en este sentido: “Quiero comunicarme mejor con mi pareja”, “No repetir los esquemas de convivencia de mis padres”, “Quiero dejar de repetir lo que he vivido con parejas anteriores”, “Quiero sentir que estoy de verdad unido a mi pareja, etc.” son peticiones legitimas, pero que reformuladas tienen un peso mayor en el alma, de esta manera, las demandas se transforman en frases como las siguientes: “Me gustaría llegar a experimentar mi compromiso en la pareja”, “Me gustaría explorar mi familia de origen para poder comprender mejor mi situación actual”, “Me gustaría saber que hay en mí y en mi familia para tener el anhelo inconsciente de transformar y cambiar a mi pareja”, “Quiero conocer los mandatos familiares conscientes e inconscientes, para respetarlos y si es posible, dejarlos, siendo consciente de que aunque lo haga diferente seguiré perteneciendo”, “Quiero explorar y contemplar en una configuración con representantes el peso tan grande de una tragedia familiar que me ha colocado en una postura respecto de los hijos y la pareja como la que tengo”, “Quiero explorar la vinculación con mi madre para poder mejorar la vinculación con mi pareja”, “Me gustaría reflexionar serenamente si mi decisión consciente de vivir la vocación de soltería proviene de una conexión profunda con el anhelo de mi ser, o es una postura evitativa que me garantiza no sufrir la experiencia de la intimidad”, “Quiero explorar el tipo de relación que tengo con mi pareja: saber si es complementaria, simétrica, etc. Y de esta manera poder flexibilizarla”, etc.

CONDICIONANTES PARA ELEGIR O NO UNA PAREJA

Estamos mucho más condicionados de lo que nos imaginamos a la hora de elegir una pareja, o incluso a la hora de no elegirla, el condicionamiento “químico” a través de las feromonas es la prueba más básica, hay personas con las que hay “química” y hay personas con las que no la hay. Podemos decir que nuestra postura vital respecto de la pareja, tanto si la tenemos como si no la tenemos, se modula con varias memorias, importantes:

1. El peso de lo transgeneracional de nuestra familia. Nuestra relación de pareja, o nuestra “no relación” de pareja, es nuestra manera de colocarnos respecto de todo lo que ya se ha vivido, respecto de todo lo que ya se conoce sobre pareja en nuestro sistema. Todas las relaciones trágicas, los amores imposibles, las relaciones que se vivieron en secreto, las relaciones incestuosas, etc.
2. La historia de pareja que tuvieron nuestros padres. Sin duda, el modelo conyugal de nuestros padres marcará nuestro camino, en nuestras relaciones intentaremos a veces serles fieles, otras veces intentaremos oponernos al tipo de relación que ellos tuvieron, pretenderemos corregir lo que consideramos errores, etc.
3. La relación de pareja que tuvieron nuestros abuelos. Hemos podido comprobar que los “saltos” generacionales son comunes en las familias, de tal manera que contemplando la relación que tuvieron nuestros abuelos, podríamos comprender nuestras historias de pareja.
4. La relación que tenemos con nuestra madre. Somos unos mamíferos que requerimos muchos cuidados siendo niños, el cuidador natural es nuestra madre. Y por supuesto la condición edípica.
5. La relación que tenemos con nuestro padre. Lo femenino y maternal sostiene la vida, pero lo paternal le da dirección. La relación con nuestro padre también será una luz clarificadora para comprender la relación que tenemos con una pareja.
6. El guion inconsciente que adquirimos siendo niños, es una gran aportación del Análisis transaccional de Eric Berne. El niño, a edad muy temprana tomará las grandes decisiones que modularán su vida, ello incluye tener o no tener una pareja.
7. El tipo de apego o de confianza que tenemos con nuestro cuidador, pues no olvidemos que el humano es un mamífero que necesita muchos cuidados y por mucho tiempo, generalmente el responsable de ese cuidado es nuestra madre, pero puede haber otros significativos. Nuestra experiencia con el cuidador podría habernos dejado una impronta de confianza cuando estamos seguros y confiados que nuestro cuidador está para nosotros, una impronta ambivalente cuando tenemos dudas, y a veces una impronta evitativa, cuando hemos interpretado que nuestro cuidador no está para nosotros. Estas experiencias, estas conclusiones, también modularán el tipo de pareja que tendremos.
8. Las parejas anteriores a la actual. Nuestras parejas anteriores, y las parejas anteriores de nuestra pareja, son sumamente importantes en la posibilidad o no de tener una pareja, y pueden determinar el establecimiento del vínculo con nuestra pareja actual.

Unas palabras sobre el amor. El amor es una intimidad compartida, el amor adulto es la capacidad de establecer un vínculo con otro adulto. El amor, es un asunto de presencia, amamos a aquellos para los que estamos presentes, especialmente nuestra pareja. El amor en la pareja se condimenta con ternura, con admiración, con pasión, con intimidad y con compromiso. Esos ingredientes sólo los puede aportar un adulto. Un adulto que ha hecho un recorrido simbólico para ser el protagonista de su historia, el héroe de su propia historia, un adulto que sintoniza con muchos finales de los cuentos de hadas “vivieron felices para siempre”. Está claro que ese “felices para siempre” es una metáfora. El admirable Bruno Betelheim en su libro “Psicoanálisis de los cuentos de hadas”, nos enseña como los cuentos de hadas contienen todo el simbolismo que un niño necesita para hacerse adulto, de tal manera que esa fantasía de lograr el amor con una pareja, ese anhelo de “vivir felices para siempre”, es posible de alguna manera, pues cada vez que establecemos un vínculo, una intimidad desde nuestro adulto, con otro adulto, de alguna manera estamos rozando la intimidad, ese es el sentido de “vivir felices para siempre.

Etimológicamente, la palabra amor viene de la raíz indoeuropea “AM” que significa “Madre”, de allí viene también amigo y amistad.

“En la relación de pareja se reproduce la relación con la madre. Por eso, quien logra tomar y respetar a la madre, se encuentra en paz consigo mismo, sintiéndose merecedor del amor de otras personas”.  Bert Hellinger

LA PAREJA COMO ESTRATEGIA DE SUPERVIVENCIA. Los matrimonios por amor son un asunto reciente, hasta hace muy poco el matrimonio era la manera de mantener un orden económico y social. La unión institucionalizada entre un hombre y una mujer se documenta hace 4000 años en Mesopotamia, en la tablilla queda por escrito el pacto entre un hombre y una mujer, aparecen los derechos y deberes de la esposa, el dinero que obtendría la mujer en caso de ser rechazada y el castigo en caso de infidelidad. El matrimonio ha cambiado, sí, pero hay cosas que se mantienen, y un contrato a tiempo quizá no esté de más.

Stephanie Coontz, autora de uno de los grandes ensayos de referencia sobre el tema, Historia del matrimonio. Cómo el amor conquistó el matrimonio (Gedisa) afirma que “algunas de las cosas que la gente considera tradicionales son en realidad innovaciones relativamente recientes”. Como, por ejemplo, la “tradición según la cual el matrimonio tiene que ser aprobado por el Estado o santificado por la Iglesia”, una novedad de 2.000 años de antigüedad. Pero, al mismo tiempo, “muchos aspectos que la gente cree que no tienen precedentes, en realidad no son nuevos”. Es el caso de las relaciones extramatrimoniales o los nacimientos fuera del matrimonio, más comunes y aceptados en un pasado que hoy en día. 

¿Por qué se formalizaría por primera vez la relación entre hombre y mujer? Probablemente, como control social de la pareja y con el objetivo de desarrollar un contexto que favoreciese la crianza de niños, y con ella, la conservación de estructuras sociales superiores (familias, grupos social) establecidas alrededor del matrimonio. Pero, rápidamente, este comenzó a transformarse en una herramienta por la cual las élites mantenían el poder. Los vínculos sociales y la expansión de territorios se establecían a través de los matrimonios, que reforzaban alianzas mediante los herederos comunes.

El interés entre cónyuges y deudos fue el criterio principal para el establecimiento de estas relaciones durante gran parte de la Edad Antigua. Para los sumerios, el matrimonio era ante todo un contrato entre el padre de la novia y el novio por el cual establecían una relación de colaboración. Esparta, como suele ser habitual, tenía unas reglas muy concretas para el matrimonio. La homosexualidad era plenamente aceptada, pero el matrimonio era obligatorio. Pero este no conducía a la convivencia en pareja, sino que la Gran Retra establecía que este sólo podía darse a partir de los 20 años y que el marido debía fecundar a su mujer para, acto seguido, volver a reunirse con los hombres. El objetivo primordial era crear varones fuertes. Plutarco decía a tal respecto que, así, “los hombres evitaban la saciedad y el declive de los sentimientos que entraña una vida en común”. Los usos del imperio romano eran bastante peculiares. Entre sus opciones de matrimonio destacaba el coemptio, que se podría traducir por “compra recíproca”, y que antecedía el matrimonio moderno. Los dos miembros se hacían regalos, no tenían ninguna imposición paterna y, por lo general, esta relación solía llevarse a cabo por plebeyos. Lo más cercano a nuestras bodas contemporáneas. No son estos los únicos modelos de la cultura occidental, claro está. El pueblo hebreo defendía la poligamia, lo que inspiró a los mormones siglos más tarde. En la Biblia, se dice del Rey Salomón que tenía más de 700 mujeres y 300 concubinas.

Todo cambió con el declive del imperio romano y el consiguiente auge de la Iglesia, que por primera vez impone que el matrimonio es una unión ante Dios, y no ante el hombre, sacralizando lo que hasta entonces había sido civil. La monogamia se impone y se prohíbe la consanguinidad y, debido a que se trata de una relación sancionada por Dios, este es indisoluble, y así será durante siglos (Enrique VIII, que tuvo que fundar su propia religión para divorciarse). En 1215, en el Concilio de Letrán, el matrimonio pasa a formar parte de la lista de sacramentos católicos, y el Concilio de Trento señala que no puede existir matrimonio por rapto, una práctica muy frecuente. Durante el siglo XII y XIII, el amor por antonomasia era el amor extramarital; se trataba de una institución demasiado importante como para perderse en vacuos sentimientos.

El amor llega al matrimonio

Daniel Defoe dijo a principios del siglo XVIII que el matrimonio era “prostitución legalizada”, una visión muy acorde con el rol de la mujer por aquel entonces. La ley inglesa desposeía a todas las mujeres (exceptuando a la reina) de sus posesiones cuando contraían matrimonio. No podían poseer tierras ni tenían control sobre sus posesiones, algo que, matizado, ocurriría hasta mediados del siglo XX, cuando las mujeres aún debían pedir permiso de sus maridos para abrir una cuenta bancaria o adquirir un automóvil. Y la dote era una moneda de cambio habitual. 

En 1856, 26.000 mujeres reivindicaron su derecho a gozar del producto de su trabajo. Todo cambiaría con la Ilustración y el pensamiento positivista, el momento en el que el amor comienza a ser un factor más de la ecuación. El Romanticismo de la primera mitad del siglo XIX y la revolución industrial, que propiciaron la aparición de una amplia clase media, instaurarían por completo el amor como centro del matrimonio. El hombre ya no vivía en el campo, sino en la ciudad, y podía elegir con quién quería pasar su vida gracias al fruto de su trabajo. Es también cuando aparecen los primeros movimientos liderados por mujeres, que reivindican su derecho a decidir, y que cambiarán para siempre la percepción del matrimonio. En 1856, 26.000 mujeres trasladaron una petición al Parlamento británico señalando que “es hora de que se proteja el producto de nuestro trabajo y que al ingresar al matrimonio ya no se pase de la libertad a la condición de esclavos, cuyas ganancias pertenecen a su amo y no a sí mismos”. Era sólo el principio.

El psicoanalista Sigmund Freud también desacreditó las uniones por interés, a las que pidió se castigaran. Poco a poco, los matrimonios de conveniencia volvieron a ser patrimonio exclusivo de casas reales y alta aristocracia: el amor triunfó. Los divorcios, también. La visión que a partir del siglo XX se conformó sobre el matrimonio difiere bastante de aquella que se mantuvo durante los milenos precedentes y ha venido determinada por dos factores esenciales. Por una parte, la adquisición de los derechos de la mujer, ya en igualdad de condiciones con el hombre; por otra, la desacralización de dicha unión, en sintonía con la progresiva pérdida de peso de las religiones en la vida privada.

El horizonte de la mujer deja de ser únicamente el de ama de casa y los divorcios aumentan. Si el siglo XIX fue el siglo del amor, el XX fue el siglo del sexo. Especialmente, de los años sesenta para adelante. Las relaciones sexuales esporádicas dejaron de ser tabú y comenzaron a ser aceptadas (incluso aplaudidas) socialmente, y los métodos anticonceptivos contribuyeron a hacerlo todo más fácil. Finalmente, en los años setenta la legislación de la mayor parte de países occidentales ya podía considerarse como neutral para hombres y mujeres que, si bien desempeñaban roles distintos en la pareja, veían cómo la ley los reconocía de la misma manera. Los divorcios aumentan en un 100% en Estados Unidos entre 1966 y 1979 y se convierten en práctica habitual en Occidente. El horizonte vital del sexo femenino ya no es únicamente ser ama de casa y esposa.

Al matrimonio sólo le faltaba una última frontera por cruzar, la de las relaciones homosexuales. España aprobó los matrimonios gais en julio de 2005; en abril de este año, Francia hizo lo propio, y esta misma semana, el Tribunal Supremo de Estados Unidos declaraba inconstitucional la ley contra el matrimonio homosexual (la llamada DOMA), que defendía que la única unión posible es la que se produce entre un hombre y una mujer. Efectivamente, el matrimonio no es lo que era, pero nunca lo fue.

A pesar de que el matrimonio no estuviera aposentado en el presupuesto del amor, no impedía que muchas parejas lograran una convivencia equilibrada, no exenta de lealtad y afecto, que de algún modo les proporcionó suficiente estabilidad emocional y una vida de tranquilidad. La evolución social y educativa, las mejoras en la igualdad de sexos, el deseo de alcanzar una mayor intimidad, propiciaron la libertad de elección. Paradójicamente, los conflictos, separaciones, frustraciones y estrategias siguen existiendo, el deseo de poder cambiar al otro/a para moldearlo a mis necesidades no ha caído ni mucho menos en descenso.

A los seres humanos, la pareja nos ha permitido poder cuidar una cría que permanece vulnerable y necesitado mucho tiempo, a diferencia de otros mamíferos, el ser humano requiere muchos cuidados y atenciones, y aunque hay otras estructuras sociales capaces de ayudarle a su crecimiento y dotarle de los recursos que necesita para encarar al mundo y a la realidad, es la pareja la estrategia más fácil y eficaz.

La pareja está al servicio de la biología, a través de una pareja es posible la transmisión de los genes, quienes no tuvieron hijos no son nuestros antepasados directos, como una nota accesoria, hemos de mencionar que estamos muy condicionados por lo hormonal, a la hora de elección o no de una pareja, por ejemplo, los niveles hormonales de una hembra varían mucho durante el ciclo menstrual, y básicamente, biológicamente, la hembra busca un macho dispuesto a comprometerse, es por ello que en la ovulación le gustan “machos fuertes” y fuera de la ovulación se rigen más por criterios estéticos. Las hormonas son un GPS, incluso los bebés las utilizan, siendo tan vulnerables, esparcen sus feromonas a los cuidadores habituales, para que el cuidador, se “enganche” se vincule a él y le cuide. Cuando nos enamoramos, hay una descarga de oxitocina, en detrimento de otras hormonas que nos permiten ser más “sensatos”.

Mecanismos de atracción

Inicialmente nos atrae una persona por algo que admiramos de ella: su físico, su carácter, su posición social, etc. es la parte más superficial del emparejamiento, posteriormente aparecen otros condicionantes, siendo uno de los más potentes la complementariedad, esa persona tiene lo que me hace falta, lo que me confirma, lo que me evidencia lo que soy, etc. y viceversa, y no solo a nivel personal, sino sobre todo a nivel sistémico. Las parejas no se encuentran al azar, cada persona es un relato que encuentra otro relato para complementar un mito, para comprobarlo, para engrandecerlo, etc.

Hay mecanismos conscientes, de allí que nos parezcan atractivas las personas que tienen las mismas aficiones que nosotros, es decir, si me dedico al mundo del teatro, allí será fácil encontrar alguien que me atraiga, sin embargo, hay mecanismos “Inconscientes” a veces incomprensibles, ¿Cómo es posible que esta persona me atraiga tanto?, “no pensaba que fuera a ser mi tipo”, allí es donde aparecen todos los condicionamientos de los que hemos hablado previamente.

TIPOS DE PAREJA

Desde el punto de vista sistémico, las parejas pueden tender a la complementariedad, o pueden tender hacia la simetría.

PAREJAS ASIMETRICAS o COMPLEMENTARIAS Son parejas en las que cada uno de los miembros aporta lo que al otro sistema le falta, de esta manera podemos comprender que personas de familias tan diferentes, puedan encontrarse y formar una pareja. A nivel práctico, se pueden identificar este tipo de parejas porque a veces, por ejemplo, son parejas con conflictos y deseos similares, pero con un manejo diferente de ellos. Una persona que tiene deseos de ser cuidado y protegido busca a alguien que esté dispuesto a hacerlo y de esta forma poner fin a esos deseos insatisfechos. Del otro lado, el protector es capaz de renunciar a sus deseos de protección porque se siente bondadoso y competente satisfaciendo las necesidades del otro miembro. Ninguno quiere renunciar a su función, el protegido porque sus deseos están satisfechos y el protector porque en ello ha encontrado una forma de valorización y reafirmación personal. Con el paso del tiempo, el conflicto surge cuando cada uno se empeña en satisfacer los deseos propios, y la pareja no responde a ellos y/o incluso trata de impedirlo. Otro ejemplo sería en una pareja en la que uno de los miembros es el “ahorrador”, el que cuida los recursos y la otra parte la que busca como aprovecharlos como gastarlos, ambos están ofreciendo a su sistema el control o la flexibilidad que les hacía falta respecto del dinero. Por supuesto que hay muchas parejas complementarias que han encontrado el amor y la comprensión.

PAREJAS SIMÉTRICAS. Son parejas en las que los sistemas familiares procedentes son muy similares, a veces con cosas tan sorprendentes, como la repetición de nombres en ambas familias, la coincidencia de fechas, etc. en este caso la unión sirve para reparar programas de manera conjunta, para darle fuerza a la mitología familiar, para dar constancia de la lealtad, etc. Luego a nivel práctico, una pareja con un estilo relacional simétrico – que tiene dificultades- se podría notar en el hecho de que entrará con frecuencia en rivalidad porque compite por la igualdad (la escalada de poder). Ambos intercambian el mismo comportamiento. Son parejas discutidoras, que les cuesta ceder, que defiende cada uno su criterio a veces hasta extremos más allá de lo razonable. En resumen, que les cuesta llegar a acuerdos, porque los dos quieren “ganar” sin ceder. El mayor riesgo de estas relaciones es la ruptura por confrontación. Por supuesto que también aquí hay parejas que han encontrado paz y amor.

Desde el punto de vista del Psicoanálisis, Para Freud (1914) existen dos tipos de elección de pareja. La primera viene dada conforme al tipo de apoyo, el tipo de vínculo que se establece entre madre e hijo, y marcará el tipo de vínculo que se hará posteriormente. De aquí surge la idea de buscar referentes posibles madre-padre) La segunda se basa conforme al tipo narcisista, es decir: “me gustas porque yo te gusto, me atraes porque soy importante para ti”. No es en vano que nos fijemos en alguien cariñoso si nosotros tenemos por ejemplo una necesidad imperiosa de cariño. Siguiendo con la línea psicoanalítica del juego inconsciente, se traduce en algo así como “yo renuncio a una parte de mi para dártela a ti”. Cada miembro de la pareja elige un rol inconscientemente que ejercerá y que determinará su manera de amar en esa relación. Esto se explica mejor con un ejemplo: “me gusta porque me cuida”, aquí tenemos al cuidador-cuidado. Yo te cuido, o sea, potencio eso de mí y entonces rechazo ser cuidado para cuidarte a ti y al revés. En toda pareja se establecen grados de juego inconsciente o colisión y no siempre son negativos, solo cuando se vuelven rígidos. El caso rígido sería por ejemplo “siempre soy cuidado y no me dejo cuidar nunca”. Todo irá bien hasta el día que deje de gustarte, que yo te cuide porque inconscientemente dejaré de ejercer mi rol y eso ya no será atractivo para mí porque necesito cuidar a alguien, aunque conscientemente yo no lo sepa. Entonces aquí se entra en una enmarañada y compleja situación que cada uno aborda como puede, con sus recursos conscientes e inconscientes y sin olvidar con una responsabilidad. Desde el punto de vista de algunas corrientes psicológicas (psicoanalítica, sistémica), las parejas se clasifican en varios tipos, cuyos integrantes se eligen en base a ciertos criterios como por ejemplo las experiencias de la infancia, y esto se realiza gracias a que existe una tendencia inconsciente a asignar roles a uno mismo y a los otros (teoría psicoanalítica). Así que aquellas relaciones conflictivas, desilusiones y dependencias no resueltas estimulan la esperanza de que con una pareja se corregirán y se compensarán, se recuperarán experiencias que no se pudieron vivir anteriormente. De acuerdo con el punto de vista psicodinámico, el proceso de elección de pareja estaría relacionado con las experiencias que la persona ha tenido en la relación con sus padres. Por su parte, autores de la corriente transgeneracional en terapia familiar señalan que, frecuentemente «se elige una pareja que pueda corregir un desarrollo familiar defectuoso» de la infancia o de años posteriores. Por lo que se espera encontrar una pareja que sea una especie de bálsamo para las heridas y frustraciones sufridas en la familia de origen».

Desde el punto de vista de Eric Berne, Muchos de los juegos psicológicos que empleamos en nuestras relaciones de pareja son fruto de nuestro guion de vida. Un patrón emocional y conductual que elaboramos en la niñez bajo el influjo de nuestros padres, y que después nos acompaña durante muchos años. El guion de vida y los juegos psicológicos en la pareja son fenómenos superpuestos. Son estos juegos psicológicos los que determinan cómo empleamos nuestro tiempo en las relaciones y terminan dando forma al guion de pareja. Es un término acuñado por el médico psiquiatra Eric Berne, fundador de la Escuela transaccional, y hace referencia al papel que interpretamos en nuestra relación con los demás, como si actuásemos en una obra de teatro. Es un papel que desarrollamos porque nos ha sido dado y que termina convirtiéndose en una máscara de la que no somos conscientes. Además, muchas veces este guion de vida lo reforzamos con la experiencia. “Un plan de vida creado en la infancia, reforzado por los padres, justificado por eventos subsecuentes y culminando en una alternativa elegida” Berne (1972). Actúa como una huella que quedó instalada en nosotros a edad temprana y que va a dirigir nuestras vidas a menos que nos hagamos conscientes de ella y trabajemos para modificarla. “Las personas nacen príncipes y princesas hasta que sus padres/madres las convierten en sapos”. -Eric Berne El guion de vida se establece en base a dos elementos: Los mandatos: o “maldiciones”. Las prohibiciones o inhibiciones impuestas por nuestros padres. Hacen referencia a la negación de una actividad y son proyecciones de los miedos y deseos de los padres. Las atribuciones: son las “etiquetas” con las que todos cargamos y que nos han sido colocadas de niños. También son fruto de las proyecciones de nuestras figuras de referencia y nos moldean desde edad muy temprana. Limitan al niño a que sea o haga de una manera determinada: “eres igual que tu padre” o “eres malo, torpe…”, “no se puede confiar en ti”. Guiones de Pareja: los juegos psicológicos En la edad adulta, y en el momento de relacionarnos con otros, el guion de vida da paso al guion de pareja que viene definido por los juegos psicológicos que la pareja emplea para relacionarse entre sí, en base al guion de vida de cada uno/a. Los juegos psicológicos determinan la forma de vivir la relación. Llenan la vida de la pareja porque es con estos juegos con los que ambos ocupan el tiempo que están juntos. Son una forma de intercambio muy destructiva. En estos juegos psicológicos se dan guiones de sumisión, de dominancia y de aislamiento.

Guion de sumisión Un miembro de la pareja ejerce el rol de víctima y le exige al otro protección. Si recibe o no percibe del otro la protección y atención que necesita, es decir, si no funciona la manipulación, aparecen los ataques de rabia y comienza el guion de persecución y culpabilización de su pareja. Esta variante del guion de sumisión suele durar poco tiempo porque pone en peligro la relación de pareja. Rápidamente se vuelve a asumir el guion de víctima y el ciclo continúa, en una escalada, dando paso a una agresividad es cada vez mayor.

Guion de dominancia En las parejas que emplean su tiempo en juegos psicológicos de dominación, uno de los dos ejerce un rol de dominador o perseguidor. Es un guion basado el ejercicio del poder y competencia con el otro. Lo hace con el propósito de imponer sus valores, sus criterios y sus opiniones. Este miembro de la pareja necesita demostrar que es quien aporta y no el otro. En los momentos del juego en que el dominador pierde, rápidamente aparece la inseguridad. Se mostrará hostilidad hasta el punto de “guardar” la pérdida para una siguiente revancha. Es un juego psicológico que termina agotando la relación.

Guion de aislamiento Estas parejas desarrollan el juego psicológico de mantenerse distantes y lejos de compromisos emocionales. Manejan la indiferencia y la frialdad hasta que uno de ellos necesita volver a una distancia menor, que generalmente se da en encuentros sexuales apasionados, para volver de nuevo a la distancia con cualquier excusa, ya sea una pelea o un trabajo. Es una relación de va-y-ven. Finalmente, señalar que cambiar estos guiones de vida y terminar con los juegos psicológicos en la pareja es un proceso que pasa por el reconocimiento de los mismos y el deseo expreso de querer cambiarlos. De otra manera, estos juegos psicológicos conducirán a menudo a la ruptura de la pareja. El proceso de acompañamiento lo veremos en unidades posteriores.

Hay muchos más guiones, por ejemplo, si alguien tiene un guion inconsciente de “Tántalos”, que no puede disfrutar de la comida y de la bebida, aunque tiene hambre y tiene sed,  Tántalos con la tentación sin la satisfacción como guion, se buscará una persona -inconscientemente- que le confirme esa vivencia.

Según Vicente Méndez y Esther Fernández

PAREJAS ESPEJO (simétricas), parejas con muchas similitudes en un lado y en el otro, son parejas que van a enriquecer los mitos existentes, van a consolidar lo que ya se conoce en la familia, engrandecerán lo que ya hay, repetirán lo que funciona, repetirán lo que no se ha “contemplado”, a lo que no se le ha dado un lugar. Duplicarán o repararán lo que fue doloroso, lo que quedó como un fantasma.

PAREJAS PUENTE (asimétricas), parejas con un relato familiar que necesita enriquecerse, de esta manera veremos como lo que se encuentra en un lugar y en otro de la pareja es muy diferente, son las parejas con interacciones de culturas diferentes, con historias familiares distintas que permitirán enriquecer el relato familiar para ambas familias. La pareja es la oportunidad que tiene el sistema para crecer y nutrirse.

PAREJAS PUERTA (Un “reset” del sistema) parejas simétricas o asimétricas, que en ellos empieza algo totalmente nuevo, empieza un nuevo relato que prescinde enormemente de los relatos ya conocidos, así sean simétricos o asimétricos.

PAREJAS VENTANA (una nueva mirada) parejas evolucionadas, cuya relación les ha permitido mirarse con dignidad a través del otro.

PAREJA Y GESTIÓN DEL APEGO

El apego según la Teoría de Bowlby, es la manera que tiene una persona de vincularse con otra, el primer vínculo que se forma durante la vida del ser humano es el del bebé con la persona que le cuida y alimenta y protege (normalmente la madre) Esta figura de apego establece una relación única con el bebé que le otorga seguridad y confianza. La forma que tenga la madre o figura de referencia, con su hijo/a, repercutirá en toda la vida posterior del niño/a, que adoptará determinadas imágenes mentales según haya sido su figura de referencia, para más adelante actuar según lo asimilado. A medida que crecemos vamos formando nuevos vínculos, consolidando unos y perdiendo otros. La pérdida de contacto y proximidad tras establecer esos lazos genera un periodo de desasosiego antes de recuperarse de esa pérdida, lo que se conoce como duelo. Todas las relaciones son de vital importancia humana, no solo para el potencial del desarrollo personal, su alteración repercute de manera global en el comportamiento posterior de la persona. Queda marcada una cicatriz en su memoria que difícilmente puede obviar o borrar. La inseguridad, la falta de autoestima y de confianza en nosotros mismos/as son ejemplos de posibles alteraciones del vínculo. El vínculo afectivo comienza mucho antes de que el recién nacido abra los ojos al mundo. Las sensaciones y experiencias que vive y percibe desde el vientre materno influirán en su adecuado desarrollo y formación. La capacidad de establecer nuevos vínculos de apego permanece abierta toda la vida. El apego es un vínculo generoso: cuanto mejor esté vinculado el niño/a al padre y/o a la madre, más probable es que se vincule a otras personas. El desarrollo y crecimiento del individuo hace que los vínculos y figuras de apego cambien. Hazan y Zeifman afirman que la función del apego en la edad adulta sigue consistiendo en proporcionar apoyo y seguridad. Sin embargo, Weiss añade que esa seguridad se otorga “potenciando las capacidades de la propia persona para superar las situaciones que supongan un reto para su seguridad”, en lugar de protegiendo. La figura de apego suele ser la pareja, y los padres o la familia nuclear pasan a tener una posición secundaria.

TIPOS DE APEGO EN LA INFANCIA En función de cómo establezca la niña o el niño el vínculo con su cuidador, hablaremos de tres tipos de apego fundamentales: 

Apego seguro Estos niños han aprendido que sus cuidadores (al menos uno de ellos) les son incondicionales. Los quieres, valoran y cuidan eficazmente. Saben que estas figuras están presentes o disponibles siempre que las necesitan. El origen de este apego está en el éxito en la relación entre los cuidadores y el niño, en la intimidad lograda, en la disponibilidad y accesibilidad de los cuidadores, en la respuesta pronta, afectiva y eficaz a las demandas del niño, y en la coherencia de las relaciones. Es así como aprenden a sentirse seguros y queridos, confiar en los demás y saberse valiosos.

Apego ansioso-ambivalente Son niños/as que establecen un patrón de inseguridad o duda en la relación. No consiguen estar seguros de la incondicionalidad de las figuras de apego (por eso necesitan mucha aprobación, que les demuestren una y otra vez que les quieren), de su disponibilidad o accesibilidad (por eso no aceptan las separaciones), de su cariño de la valoración que hacen de ellos, y por último, de su eficacia. El miedo al abandono, a no recibir respuesta o que ésta sea insuficiente, la duda de cómo les valoran sus cuidadores, está presente. Las causas pueden ser diversas, como la incoherencia en la conducta de los cuidadores, el chantaje emocional como forma de disciplina, la propia inestabilidad en las relaciones entre los padres, etc. 

Apego Evitativo Los niños/as que han desarrollado este apego han aprendido que no pueden contar con sus figuras de apego. No los quieren, ni valoran ni tienen capacidad para ayudarlos. Han aprendido a no expresar ni entender las emociones de los demás, a evitar el contacto emocional que siempre les fue frustrante. Acaban formando una especie de coraza invisible, que les lleva a rechazar la intimidad y a comportarse como si no les importaran los demás. Construyen una aparente autonomía que no es tal, sino que se trata de un conjunto de estrategias aprendidas para sufrir lo menos posible. Las causas son el rechazo emocional de los cuidadores, la falta de respuesta a sus demandas, la falta de interacción íntima, la interacción fría y distante, la falta de disponibilidad y accesibilidad, la ineficacia ante las ayudas que ha necesitado, la minusvaloración, etc.

A pesar de las similitudes entre el apego en la infancia y la edad adulta, hay una diferencia importante: el vínculo entre dos adultos debe ser simétrico. Cada persona ejerce de figura de apego para la otra, de la misma manera que recibe los cuidados de la otra. Cuando nos enamoramos, en realidad tenemos la sensación de “¡Por fin encontré la madre que buscaba!! Enamorarse es tener la sensación pasajera de que el apego con otra persona podría ser perfecto. Nuestro tipo de vínculo de apego amoroso proviene básicamente de nuestra primera relación de amor, pero no de nuestro primer amor romántico, no, sino del amor que sentimos por primera vez en nuestras vidas, cuando todavía somos bebés y nos vinculamos emocionalmente con nuestras madres, padres o cuidadores primarios de forma profunda y efectiva. Este vínculo primigenio nos influirá y guiará en la forma en que amaremos en la edad adulta. Muchas veces nos daremos cuenta de que tendemos a solicitar y necesitar de nuestra pareja las mismas cosas esenciales, independientemente de con quién estemos, y algunas de las dinámicas de dichas relaciones serán una constante, sin importar con quién nos encontremos. Le pedimos a nuestra pareja, lo que muy probablemente esperamos de nuestro cuidador “ideal”

Bowlby ha explicado de manera genial, cómo nos relacionamos afectivamente con los demás y este apego, como ya hemos dicho, tiene su base en las primeras relaciones que se establecen en la infancia. Según seamos tratados en esta etapa de la vida, desarrollaremos una idea sobre nosotros mismos y sobre nuestra relación con los demás, que afectará profundamente en los futuros vínculos que adoptemos con nuestra pareja, padres, hijos… Tanto los adultos como los niños/as se benefician de tener a alguien que los cuide, alguien que esté profundamente comprometido con su bienestar, que esté disponible de manera confiable para ayudar si es necesario, en definitiva, alguien que les ame de forma generosa y desinteresada. Las relaciones íntimas desempeñan un papel fundamental en la promoción de la salud y el bienestar en la edad adulta. El cuidado mutuo, receptivo y abierto en situaciones de angustia puede restaurar los sentimientos de seguridad y brindar al individuo la confianza para avanzar y participar de manera efectiva en el mundo. En cualquier caso, las relaciones íntimas deben ser recíprocas, mutuas y flexibles. Por lo tanto, en una relación de pareja, los implicados deben poder confiar el uno en el otro en momentos de necesidad, en unas ocasiones como cuidadores y en otras como solicitantes de cuidados.

 

 

 

 

 

LOS TRES PILARES DE LA PAREJA SEGÚN CLAUDIO NARANJO


                    TERNURA LOCURA ADMIRACION

TEORÍA TRIANGULAR DE STERNBERG

                                                                           INTIMIDAD

                              PASIÓN                                                                       COMPROMISO

La clasificación más importante y que congrega a un mayor número de expertos acerca de cuáles son los tipos de amor es la Teoría Triangular de Sternberg . Esta categorización se construye en base a tres dimensiones o elementos esenciales en el amor, que son éstos: 

1. Pasión es el estado de excitación física y mental descrita durante siglos por escritores, poetas y filósofos, pero también por científicos. La atracción entre dos cuerpos y el deseo sexual son sus partes básicas. Algunos investigadores, como Bratslavsky y Baumeister, definieron la pasión en el amor como un agregado de sentimientos de gran intensidad enfocados a la atracción hacia otra persona, caracterizados por la activación biofisiológica y la aspiración de unirse a ella a todo nivel (sexual, sentimental…). Sin embargo, hay que señalar que, en caso de que la persona sea deseable como pareja sexual, la pasión incorpora dos elementos: la atracción y el apetito sexual. En cambio, pueden existir sentimientos de pasión carentes de estos dos elementos, como la pasión hacia un hijo. 

2. Intimidad Este elemento constitutivo del amor se expresa como un sentimiento de unión, proximidad y afecto hacia la otra persona, así como la preocupación para incrementar su bienestar, para proporcionar y recibir apoyo sentimental y comunicar las opiniones y emociones personales, así como escuchar y atender a las del otro. Los investigadores reportaron que este elemento del amor engloba una concepción de empatía mutua, actitudes amables y benévolas hacia la otra persona, y la comunicación permanente del afecto compartido

3. Compromiso El compromiso puede expresarse a corto plazo como la decisión explícita de querer compartir tiempo y espacio, o a largo plazo como el compromiso de cuidar y alimentar ese amor. Estos dos componentes no tienen por qué darse siempre conjuntamente. El compromiso es un elemento que puede manifestarse a pesar de que intimidad y pasión hayan desaparecido. Algunas veces, la relación que hay entre dos personas puede ir progresando a lo largo del tiempo, y la pasión y la intimidad ir deteriorándose. En este caso, solo permanecería el compromiso, entendido como la voluntad de proseguir en la relación. En el caso de culturas en que se llevan a cabo matrimonios de conveniencia pactados entre dos familias, el componente del compromiso se manifiesta al inicio de la relación, y el tiempo dirá si pasión e intimidad también aparecerán.

TIPOS DE AMOR En la Teoría Triangular de Sternberg, el amor se representa con cada uno de estos elementos en su forma genuina, formando los tres vértices de un triángulo equilátero. No obstante, las relaciones amorosas reales los tipos distintos de amor se entrelazan y se combinan entre sí, dando lugar a diferentes clases de amor (o formas de amar). Estos tipos de amor serían los siguientes:

1. Amor romántico Se constituye a partir de la combinación entre intimidad y pasión. Este tipo de amor surge cuando los amantes tienen una atracción tanto física como emocional, a pesar de que este sentimiento de vinculación no viene de la mano de compromiso. El ejemplo recurrente de este tipo de amor lo podemos encontrar en muchos arquetipos surgidos de la literatura, como Romeo y Julieta, del autor británico William Shakespeare.

2. Amor compañero Se basa en la combinación de los elementos de intimidad y compromiso. En este caso, es un amor cuya ambición es la preocupación por la felicidad y el bienestar del otro. Es un cúmulo de necesidades como el apoyo social, el apoyo emocional, la comprensión mutua y la comunicación. Las personas que viven este tipo de amor se sienten íntimamente unidas y comparten tanto sus emociones, sus conocimientos o sus posesiones.

3. Amor fatuo Se fundamenta en la mezcla de compromiso y pasión, sin que haya podido transcurrir el tiempo necesario para que aflore la intimidad. Este tipo de amor se expresa cuando, por ejemplo, dos personas contraen matrimonio al poco tiempo de haberse enamorado, y todavía no ha surgido el componente de la intimidad. Por ello, en estos casos sigue dedicándose bastante esfuerzo a ofrecer la mejor imagen de uno mismo ante los ojos de la otra persona.  ¿Existe el «amor perfecto», según la teoría de Sternberg? Esta combinación de intimidad, pasión y compromiso desencadena lo que Sternberg definió como amor completo o amor perfecto. Según el autor, es la clase de amor que casi todas las personas aspiran a vivir. No es ninguna exageración afirmar que el amor perfecto es difícil de conseguir, y mucho más de mantener. Pero, después de todo, no siempre buscamos este tipo de amor en todas las relaciones íntimas que tenemos a lo largo de la vida; de hecho, esta clase tan particular y única de amor la reservamos para unas pocas relaciones que colman nuestras expectativas a nivel emocional y sexual, y tratamos de priorizarlas. Son aquellas relaciones que, terminen bien o no tan bien, dejan una huella imborrable en nuestra memoria. Cada uno de los tres elementos axiales del amor que hemos descrito suele tener una progresión distinta a lo largo del tiempo de la relación. Es notorio que la intimidad se va desarrollando progresivamente a medida que avanza la relación, y puede ir aumentando con el tiempo, pero este crecimiento suele ser más abrupto en las primeras etapas del noviazgo. En lo que hace referencia a la pasión, ésta se expresa de un modo muy intenso en el inicio, y crece de forma acelerada, pero más tarde decae lentamente conforme la relación va pasando por etapas más avanzadas en el tiempo, hasta estabilizarse. Por su parte, el compromiso aumenta de forma lenta al principio (de una forma incluso más lenta que la intimidad), para alcanzar un punto de equilibrio y estabilidad en el preciso instante en que las recompensas y los costes de la relación son claramente perceptibles.

CONCLUSIÓN.

Se puede lograr el amor en la pareja sin hacer estas reflexiones exhaustivas sobre las memorias hacen posible una pareja, pero también es cierto que si a tu vida y a tus manos han llegado estas reflexiones, es porque la vida pide de ti una presencia consciente, contemplando lo que ha hecho posible el tipo de pareja que tienes, o la imposibilidad de tener una pareja, al mismo tiempo que haciendo higiene relacional en lo que se pueda hacer para poder conseguir (el amor con) una pareja, es tu manera de aportar y embellecer tu vida y tu sistema. Todos los seres humanos estamos llamados a experimentar relaciones amorosas, incluidas las personas que no tienen vocación de pareja, espero que mi intervención te permita explorar si tienes las condiciones básicas para experimentar el amor con una pareja.

APENDICE

Las cosas que explico a mis alumnos en el módulo inicial de la pareja. 

Etimológicamente, pareja viene de PAR, PARIS (Igual), en un sentido más amplio “estar a la par”, esta igualdad o equilibrio lo consiguen gracias al intercambio que realizan. Hago un preámbulo para decir que la pareja no siempre es cosa de dos, y que –transitoriamente- podría estar sostenida por uno de los miembros que estuviera en ORDEN, y siempre con la mirada puesta en la compensación y en el equilibrio posterior.

Todo lo que existe está en consonancia con el TODO, todo lo que ES asiente al ser, aunque no lo pueda reflexionar; todo ser vivo que no sea fértil muere (el ser humano puede morir de muchas maneras, y no siempre es tan trágico, convivimos con la muerte más de lo que somos conscientes). El ser humano es un SER y VIVO, y tiene un anhelo profundo -manifestado en todas las culturas- de dialogar con el ser, todos los seres humanos nos hemos asombrado de lo que hay “ahí” afuera de nosotros y hemos dado las interpretaciones que hemos podido respondiendo a nuestra cultura, educación, valores, etc. pero también a algo más profundo, pues somos un soplo de vida que ha penetrado la materia y se ha construido una casa con ella. A ese trozo de materia animada que somos, a ese conjunto de moléculas que nos representan le pusieron un nombre, y podemos decir GRACIAS, por haber recibido la vida y porque “esta casa que somos” se mantiene en pie. Esos soplos vitales incorporados a la materia que somos, (MATERIA del latín MATER – MADRE), se acostumbran a la noche y al día; van descifrando la ceguera de existir con el alfabeto de los ciclos, y así nos acostumbramos a las siembras y a las cosechas; al invierno rutilante y la siempre esperanzadora primavera. Pero también lo vamos descifrando en nuestra relación con todo lo que es, especialmente con los otros seres humanos.

La pareja es una vía privilegiada de diálogo con la vida y con el ser, ese diálogo no siempre es dulce, pero tiene todos los elementos para que sea un diálogo enriquecedor y fructífero, aunque para ello se requiere tiempo, paciencia, humildad, asentimiento, etc. El soltero, al no tener este diálogo, también se ahorra la “dificultad” de una pareja, pero tiene el peligro del solipsismo, de la irrealidad… de la locura. Todo soltero, cuando mira a la pareja como una vía privilegiada de diálogo humano, y la respeta, entonces la vida también le proporcionará instrumentos ricos de diálogo. Todo ser humano anhela la conexión, la pareja es una de las máximas conexiones.

 Requisitos para tener una pareja
¿Buscas una pareja? Necesitas Una madre (y un padre), necesitas UN CUERPO DISPONIBLE (tu persona disponible). Un cuerpo que ya sea adulto consciente de sí, de tal manera que ya puede entregarse a otro, es decir, es imprescindible que tu casa (tu cuerpo) sea acogedora; la experiencia de nuestro cuerpo nos acerca a otros. Debes estar dispuesto a abandonar la niñez y la adolescencia.

Necesitas experimentar la fragilidad, si estás completo y autosuficiente no necesitas a nadie que te acompañe. La fragilidad también supone la imperfección, pareja de “pecadores” es decir de seres imperfectos (y culpables) funciona mejor que una de PERFECTOS E INOCENTES. “Tienes 35 años, eres guapa, con buena conversación, solvente, agradable, sabes cocinar, eres ordenada en la casa, etc. eres perfecta, no necesitas a nadie”.

Todo lo vivo, quiere permanecer vivo, todo lo vivo quiere perpetuarse, y la pareja es una de las vías privilegiadas para la continuación de la vida, los solteros y las parejas de vocación sin hijos, transmitirán lo que han recibido (si quieren estar en orden con la vida) sirviendo con amor a quien les necesita.

Tres palabras claves en la pareja

SI. Se asiente a la pareja con todo lo que es.

POR FAVOR. Empezar de nuevo siempre que sea necesario.

GRACIAS. Es una suerte ir acompañado en esta vida.

ALGUNAS IDEAS SUELTAS.

Las intervenciones sistémicas respecto de la pareja sean en una consulta con la pareja o en un taller de constelaciones, tienen como presupuesto todo lo que sabemos de los órdenes del amor, muy especialmente el ORDEN de Tomar y dar, es en esta relación donde se requiere más equilibrio. Dentro de esos órdenes no debemos olvidar la Conyugalidad tiene preponderancia por encima de paternidad: Se es mejor padre atendiendo primero la relación y luego al hijo.

AMOR CON LÍMITES. – Un amor ilimitado en la pareja conduce al caos, no puede trascender, en cambio un amor CON LÍMITES, es posible. A tu pareja no le puedes pedir “simplemente” que te quiera, eso es imposible de cumplir, y frases como “Si tu sabes que con poco me conformo” esconden narcisismo y mezquindad; es más humilde PEDIR a la pareja, cosas POSIBLES y que estés dispuesto a compensar: que te abrace, que se case contigo, que tenga un hijo contigo, que se haga cargo de la familia una temporada, que te deje un poco de espacio, etc.

VINCULACIÓN EN LA PAREJA. – Consideramos una pareja vinculante aquella que ha generado un nuevo sistema: el epítome de la vinculación es un embarazo, una pareja embarazada está vinculada para siempre; las parejas sin hijos también están vinculadas cuando llegan a la consciencia del proyecto y vocación en común. Parejas que se han casado por papeles están vinculadas, hay parejas vinculadas de manera biológica, mediante la donación de un óvulo, o un espermatozoide y muchas maneras nuevas mediante las cuales los seres humanos estamos conservando la vida. Una pareja homosexual puede estar vinculada. UNA PAREJA SIN MAS no es un sistema nuevo, no todas las parejas son un nuevo sistema, debe haber una vinculación, el vínculo no siempre va a la par que el amor, puedes amar con más intensidad a parejas posteriores, pero el vínculo es mayor con las parejas previas.

IMPLICACIONES SISTÉMICAS QUE PUEDEN IMPEDIR LA VIDA DE PAREJA. – Como en toda la teoría de los sistemas aplicada a la familia, puede haber hechos en la familia de origen que impidan la vida de pareja: muertes trágicas, mujeres solas, hombres no reconocidos, mujeres no reconocidas, etc. todas ellas lealtades amorosas inconscientes, que muchas veces son difíciles de solucionar de otra manera más que con la soltería. Conocí el caso de dos hermanas gemelas guapas, inteligentes, solventes, etc. que estaban aliadas inconscientemente con dos tías abuelas que había sido violadas en la guerra civil, esa “mancha” las dejó solteras para siempre. Cuando mis clientas vieron lo que había en su corazón, entonces pudieron soltar de sus manos ese anhelo amoroso de aliarse con la soltería con sus tías, también podrían aliarse, teniendo los hijos que ellas no pudieron tener. En una pareja vinculada, ese vínculo es eterno, pero no la relación. El punto final, también es posible.

LA FIDELIDAD ES UN RESULTADO DEL AMOR.

Bert Hellinger: Las personas no tienen derechos de propiedad ajena, sólo se pertenecen a sí mismas, la fidelidad no es un deber, es un regalo.  

“¿Qué es tan grave cuando alguien tiene otra relación? ¿Que es lo que realmente se hiere en ello? A veces, el inocente se comporta como si tuviera un derecho de considerar a su pareja suya para siempre. Esto, sin embargo, es una arrogancia. En vez de intentar ganarse al otro a través del amor, le persigue. ¿Y así quiere que el otro vuelva? No puede hacerlo ya. Cuando el inocente se ha vengado sobre medida, el culpable ya no puede volver con él. Por tanto, abogo por lo más humano y por la mesura. Siento un gran respeto ante la fidelidad, pero no ante una fidelidad así. Ésta debe resultar del amor. Muchas veces se reclama: yo soy la única persona que puede ser significativa para ti. Pero frecuentemente uno se encuentra en la situación de conocer también a otras personas importantes. En un caso así, el otro compañero no tiene ningún derecho a perseguirle por ello. Tiene que respetarlo tal como es; así, quizás, pueda darse una buena solución para todos. Ahora bien, este giro positivo únicamente es posible a través del amor.” (Bert Hellinger)
Los celos siempre están injustificados, cuando están justificados son cuernos. (Vicente)

UNA PAREJA DISCUTIDORA. – Es un hecho frecuente, cuando en la pareja hay amor, pero faltan elementos que la enriquezcan, entonces empiezan a discutir, generalmente para experimentar la vivencia del “reencuentro” de allí la máxima de que cada discusión debe compensarse con un coito, sin embargo, la pareja “discutidora” debe tener cuidado, pues muchas veces el hecho de la discusión va predominando sobre la reconciliación (sexual), y se distancia poco a poco (los reproches separan).

UN SOLTERO SIN HIJOS. – «La descarga por amor de lo que se recibió de los padres ocurre cuando la persona se compromete por un todo mayor, traspasando de esta forma aquello que recibió. Aportaré un ejemplo. En algunas mujeres de carrera, que se preocupan más de su carrera que del dar, se puede observar lo débiles que acaban siendo en sus almas y cómo éstas van perdiendo peso. En cambio, si ven la carrera como algo que les permite hacer algo bueno, es decir, no sólo para ellas mismas, para ponerse, sino en un sentido más amplio, el efecto es otro. Naturalmente, lo mismo se aplica a los hombres.» Bert Hellinger. Todo soltero debe ser fértil de alguna manera.

AMOR HOMOSEXUAL Y DIGNIDAD. – «En las parejas homosexuales muchas veces se desarrolla un amor personal muy profundo. Así hay que verlo y hay que respetarlo. Cuando un hombre o una mujer homosexuales reconocen su destino, pueden tomar su homosexualidad con dignidad y asumirla con dignidad. Aunque lo reconozcan como un destino difícil. Pero asumiendo ese destino, los hombres y mujeres homosexuales también reciben una fuerza especial». Bert Hellinger (y yo añadiría, sobre todo si son conscientes y respetuosos de que no forman un nuevo sistema)

EL ENAMORAMIENTO ENFERMIZO. – Cuando nos enamoramos, tenemos la sensación de haber encontrado a la madre que esperábamos, eso explica todo el terremoto emocional que nos provoca, y la “decepción amorosa” se vive como si nos hubieran arrancado del pecho de nuestra madre. La madre nos permite encontrar una pareja, es verdad, pero no debemos encontrar una madre (o un padre) en ella. “El enamoramiento es un malentendido que dura lo que tarda en aclararse”.

NO HAY MEDIAS NARANJAS. – Desde la perspectiva del Heptagrama, sabemos que hay relaciones más fáciles que otras, pero toda relación se construye poco a poco.

LA SEPARACIÓN. – Todo movimiento relacional tiene consecuencias, cualquier cosa que hagamos en la vida, implica movimientos que muchas veces se viven con culpa. En la separación, dice Hellinger que pareciera que los que van a separarse necesitan justificar tal separación y lo consiguen haciéndose cosas muy dolorosas… cuando ya no hay pareja y hay voluntad de separación, es lo más sano. Aquí es muy importante mencionar un aspecto de las relaciones humanas del que nos han hablado muy poco: EL JUEGO. Los juegos que hemos jugado de niños, los roles que hemos adquirido son básicos para entender nuestra postura relacional como adultos; a un niño que no lo convidan a jugar, está marcado. De allí que a veces después de una separación, a veces el separado se confunde, cuando su anterior pareja tiene una nueva relación, ES MUY DOLOROSO PARA UN NIÑO QUE LOS OTROS JUEGUEN SIN EL. Eso es lo que hay, no debe haber más confusión.

 Dos seres maravillosos que se hacen la vida imposible, eso suelo afirmar de manera irónica respecto de la pareja. En realidad, la pareja es una escuela de conocimiento y de humanismo, que a veces se tiñe de romance, de sexo, de economía, etc. Pero básicamente es una escuela para entender al ser humano.

Es evidente que la vida en solitario es mucho más fácil que la vida en pareja, sin embargo, la vida en pareja es más enriquecedora.

 A la pareja llevas todo lo que eres, especialmente lo que has recibido de tu familia de origen, de tus padres, y ocurre con frecuencia que a la pareja le pedimos lo que en realidad anhelamos de los padres, de allí la máxima de la terapia familiar que dice: “los problemas de pareja suelen ser en realidad, problemas de familia de origen”, es por eso que muchas veces en las entrevistas con las parejas, les hago escribir sus quejas (“no me escuchas, no me atiendes, no eres cariñosa conmigo, etc”) y luego les pido que las repitan pensando en su madre.

 Ocurre con frecuencia que la pareja se ha terminado y ambas partes se resisten a la separación. Pareciera que necesitan hacerse daño para justificar la retirada; ¿cómo saber si hay pareja o no?

Ya expliqué previamente los tres pilares de los que nos habla Claudio Naranjo, y debe haber al menos dos para sostenerla.

 El primero incluye el romance, la pasión, el sexo.

El segundo es la ternura, el cuidado.

El tercero es la admiración.

Cuando no hay una pareja es posible seguir viviendo juntos, pero SABIENDO que no hay pareja, no pedirás a esa persona que vive contigo lo que le pedirías a una pareja. Porque curiosamente, en los negocios solemos hacer las cosas correctas: Diálogo, reflexión, decisión y acción. Cuando decidimos que haremos un viaje, no nos subimos -generalmente- al avión inmediatamente después de decidirlo, entre la decisión y la acción hay un paréntesis. En lo relacional en cambio solemos hacer las cosas al revés: Actuamos, luego nos planteamos decidir y queremos dialogar cuando ya es muy difícil.

 El amor es una intimidad compartida: hay intimidad intelectual, física, familiar, afectiva, deportiva, etc. El ideal es que la pareja sea la persona con la que compartimos más intimidad que ninguna otra en el mundo.

 Finalmente, a la pareja le podemos decir: “En el mundo hay muchas personas mejores que tú, a ti te digo que sí, porque la alegría de que existas es superior a mis fantasías” Es decir, que se requiere un gesto social, una metáfora fuerte para hacer saber al entorno que estás con una pareja. Por supuesto que el gesto social del matrimonio religioso o civil es la metáfora más intensa del compromiso, pero hay otras variantes. No suelo creerme el argumento de “no nos casamos -no hacemos un gesto social de compromiso- porque nuestro amor no necesita papeles”; en realidad, la mayoría de las veces el planteamiento que hay detrás -legítimo también- es el siguiente: “Estoy esperando alguien mejor que tú”. Se puede estar en pareja sin estar casado, sin haber hecho un gesto social de compromiso, a sabiendas que, en el fondo, se espera a alguien mejor.

El amor es el resultado de un equilibrio superior, y en el amor, el peor error es NO COMETERLO.

UN TEXTO ENCONTRADO EN INTERNET

(Cuyo autor no sabría definir bien, pues lo publican muchas personas dedicadas a las constelaciones familiares, pero como la inspiración de todas las ideas es Bert Hellinger, aplicaremos la Ley de Felson: Robar las ideas de una persona es plagio; robar las de muchas es investigación).

Para «Lograr el Amor en la Pareja» es importante recuperar el respeto entre el hombre y la mujer. Respetar significa asentir a ello tal y como es, a su destino y a su familia. Respetamos a nuestra pareja cuando somos capaces de decirle: “Te quiero y te respeto a ti y a tu familia, tus valores, tu pasado y tu destino. En ti quiero y respeto a tu padre y madre. Quiero y respeto lo que te guía y lo que me guía. Tal y como eres, eres perfecto para mi”. Querer re-educar o cambiar a nuestra pareja como si se tratara de un niño/a, es no respetarle tal y como es. Cuando se rechaza a uno o ambos padres de la pareja, también se está rechazando a la pareja.

       En la relación entre el hombre y la mujer, ambos dan lo que tienen y toman lo que les falta, pero quien no toma a sus padres, no podrá pasar mucho a su pareja ya que permanece estancado en sí mismo, sigue siendo como un niño y no puede desarrollarse como adulto.

       Ganamos libertad en la pareja cuando no hacemos depender nuestra felicidad de ella, sino que tomamos las riendas de nuestra vida como personas adultas. Cuanto más alto sea el grado de obcecación en el enamoramiento, tanto más se aleja la persona de la realidad y no ve a su potencial pareja como pareja sino como la madre perfecta que siempre deseó tener. Es importante estar abierto a una relación de igual a igual.

       También es importante ocupar el lugar que nos corresponde, con respecto a nuestro sistema familiar, ya que el amor sólo llena lo que el orden abarca. Por ejemplo, los “hijos parentales”, es decir, que hacen de padre o madre de sus propios padres, no ocupan el lugar de hijos que les corresponde y se castigarán fracasando en el amor o escogiendo a parejas que también estén en la posición de “hijo parental” y no están disponibles para una relación de pareja de igual a igual. Cuando ocupamos nuestro lugar, nos sentimos ubicados, con buen nivel energético, en paz, con confianza y preparados para entregarnos a nuestra pareja desde el respeto.

       En la relación de pareja se reproduce la relación con la madre. Por eso, quien logra tomar y respetar a la madre, se encuentra en paz consigo mismo, sintiéndose merecedor del amor de otras personas.

      Cuando un miembro de la pareja es mucho más joven que el otro, en la mayoría de los casos, la relación fracasa. ¡Se busca una madre!, ¡Una relación de pareja existe entre personas de la misma generación!

       Además, es necesario, reconocer y dar un lugar a todas las parejas que han pasado por nuestra vida, si no es así uno no está disponible emocionalmente para «lo nuevo». Una buena separación se logra cuando los compañeros mutuamente se dicen: “Te quise mucho. Todo lo que te di, lo di con ganas. Gracias por lo que me diste. Por aquello que entre nosotros fue mal, yo asumo mi parte de responsabilidad y dejo la tuya contigo. Te llevo siempre en mi corazón. Estás libre y estoy libre”. Tomando con amor aquello que nos aportaron las parejas que tuvimos en el pasado, podemos aportar el aprendizaje a la siguiente relación. Si no es así, existirá dificultad para unirse, de nuevo, a otra relación. Es decir, la despedida se logra, cuando tomo todo lo que una persona me da con gratitud.

      Toda persona que haya estado en una relación de pareja seria no puede evitar el dolor, ni el sentimiento de culpa en el momento de abandonarla. Una separación se logra a través del dolor. Sólo así, puede separarse con la conciencia tranquila. El dolor también encierra mucha fuerza. Un mecanismo muy común para escapar del dolor es buscar un culpable o auto-compadecerse, en este caso no se ve al otro, sólo a si mismo. La auto-compasión es narcisista. Si uno de los miembros de la pareja se cierra y permanece en su dolor, le hace más difícil al primero emprender su nuevo camino.

      También, es importante tener en cuenta que los conflictos son necesarios para el crecimiento de la pareja y el desarrollo de una escala de valores común.

      El amor se logra cuando ambos, se han despedido de sus familias de origen, con amor. Donde, por el contrario, aún llevan destinos de las familias de origen que no son suyos, estas dinámicas se introducen en la relación e interfieren en la pareja.

      El crecimiento de un miembro de la pareja pone en peligro la relación. Por eso, conviene que evolucionen y crezcan a la vez. Aun así, ¡cada miembro de la pareja, tiene primero que ser fiel a su propio destino y luego al de la pareja!

“En el encuentro de amor los dos polos se enlazan en un nudo enigmático y así, al abrazar a nuestra pareja, abrazamos a nuestro destino. Yo me buscaba a mí mismo y en esa búsqueda encontré a mi complemento contradictorio, a ese tú que se vuelve yo; las dos sílabas de la palabra tuyo… Fue un segundo nacimiento…”. Octavio Paz

TRANSGENERACIONAL Y OTROS CONCEPTOS

El genosociograma como fuente

Origen y definición

El tema transgeneracional se trata ya en los escritos bíblicos, aquí algunos ejemplos:

LAMENTACIONES 5:7 Nuestros padres pecaron, ya no existen, y nosotros cargamos con sus iniquidades.

JEREMÍAS 21:29 Los padres comieron uvas verdes y a los hijos les rechinan los dientes.

JUAN 9:1 Maestro, ¿Quién pecó para que este naciera ciego, él o sus padres?

La herencia psíquica no se da solamente entre una madre o un padre y su hijo, en cuyo caso se trataría de la influencia intergeneracional, sino que también existen influencias de generaciones anteriores en el desarrollo y en la estructuración psíquica de un nuevo ser; en este último caso, es cuando hablaríamos de la influencia o herencia transgeneracional.

Es decir, lo transgeneracional comprende aquella información inconsciente que el clan familiar transmite a toda su progenie para que un conflicto silenciado en la familia se pueda resolver en generaciones posteriores.

En consecuencia, en el análisis transgeneracional se tiene en cuenta el proceso psíquico genealógico del paciente y se pretende poner en perspectiva la historia de la familia y comprenderla, que la persona asuma el rol que le corresponde para resolver de este modo las situaciones excluidas de la conciencia familiar y las creencias que las sostienen.

Habitualmente, estas transmisiones afectan a dos, tres o más generaciones, en las que la adquisición de una información construida por los ascendientes es expresada por un miembro de una generación posterior en forma de síntoma.

DEFINICIÓN
Lo más correcto sería decir legado transgeneracional, herencia transgeneracional, estudio transgeneracional, terapia transgeneracional, etc. pero aun siendo un adjetivo “generacional” lo hemos sustantivado “LO TRANSGENERACIONAL”, el prefijo TRANS significa “al otro lado”, “a través de”. Si habláramos de lo INTER GENERACIONAL nos estaríamos refiriendo lo que ocurre entre dos generaciones, por ejemplo padres e hijos, y lo transgeneracional sería, todo el legado material e inmaterial que recibimos de generaciones pasadas, todos los aspectos de nuestra vida que nos vinculan con personas y acontecimientos que dejaron una huella o un vacío, y esa memoria resuena en nosotros y modula nuestra vida actual.

EL GRUPO DE PARÍS

En los años 1970, un grupo de psicoanalistas entre los que se encontraban Nicolas Abraham, Mária Török, Françoise Dolto, Anne Ancellin Shützenberger y Didier Dumas, se reunía todas las semanas para hablar e investigar sobre este tema.

Nicolas Abraham y Mária Török trabajaban en el Hospital Psiquíatrico de París y tuvieron la idea de analizar el relato de los delirios que presentaban los niños psicóticos. Al contrastar el delirio con los padres del enfermo observaron que, en todo delirio, había aspectos reales y otros completamente delirantes. A partir de aquel momento trabajaron con la hipótesis de que, en realidad, el niño presentaba una problemática familiar transgeneracional. Entonces empezaron a hablar del «inconsciente del clan», el inconsciente familiar: el niño que deliraba era el representante de una carga emocional ajena. Entonces empezaron a hablar del inconsciente del clan, el inconsciente familiar.
Aquí encontraron un repertorio de cosas que todas tenían un denominador común. El niño que está ahí delirando es el representante de una carga emocional que no ha sido manejada en tiempo real. Fue así como Nicolas Abraham y Maria Torok, introdujeron la noción del fantasma y la cripta para referirse a secretos familiares que se guardan. Así el secreto se instala en la primera generación, la segunda lo ignora y de alguna forma se escapa en generaciones futuras, se oculta en una “cripta” y sale como un “fantasma” en forma de sufrimientos, pesadillas, enfermedades graves, accidentes…
Este descubrimiento surgió trabajando con enfermos que decían haber hecho cosas sin saber por qué las habían hecho, es decir que habían hablado o actuado como si fueran otra persona. Dedujeron entonces que muchas veces un “fantasma” de la familia utiliza a algún miembro de su descendencia, y habla a través de él como si se tratara de un ventrílocuo, e incluso llega a moverle a hacer cosas. La idea de la cripta surge entonces de algo que sale de la tumba mal cerrada de un ancestro. El denominador común es la vergüenza, de decir algo que ha pasado en el clan. ¿Qué vamos a esconder en el clan?:
• Asesinatos
• Suicidios
• Robos
• Herencias
• Adulterios, incestos, violaciones, enfermedades venéreas, hijos fuera del matrimonio, los abortos escondidos, …
• Los discapacitados
• Los locos.
• Las muertes de niños, los muertos de los que no queremos hablar porque es demasiado difícil –síndrome del yaciente-
Estos secretos son cosas de las cuales no se debe hablar, no hay que decirlas ni escucharlas.
Cuando se habla del “fantasma”, esto es en realidad solo una metáfora que no significa que los difuntos vuelven para asediarnos, sino que lo que vuelve son los vacíos que han dejado dentro de nosotros esos secretos familiares, y que finalmente terminan expresándose como palabras o actitudes que no terminamos de comprender y que afectan nuestra vida cotidiana.

“Los muertos no tienen nada que decirnos, es nuestro narcisismo el que lo necesita” Tony Soprano a su hermana Janice

Con el estudio transgeneracional vamos a acompañar al cliente a identificar su cripta y a liberar su “fantasma”, para que pueda seguir su vida en paz y al mismo tiempo libere a su descendencia de esta pesada carga.
¿Cuáles son algunos de los síntomas que experimenta una persona que carga con un “fantasma” (también conocido como yaciente)?
Antes de exponer el listado de posibles síntomas o manifestaciones, queremos recordar que se trata aquí de tendencias y no de leyes. No todas las personas que presenten alguno de estos comportamientos necesariamente cargan con un “fantasma”.
A nivel de discurso: suelen ser personas bloqueadas en la tristeza y la soledad; tímidos, de voz baja (para no despertar simbólicamente a los muertos) y lentos en sus acciones; afirman habitualmente que “no viven su vida”, “siento que estoy dividido en dos”, “tienen la impresión de ser muertos vivientes”, “no son capaces de encontrar el placer de la vida”.
A nivel físico (patologías): rigidez física/mental (rígido como un muerto); esclerosis en placas; parálisis; enfermedades reumatoides; apneas del sueño; sobrepeso (incorporo al muerto en mí); bruxismo/sonambulismo (por la noche el muerto toma el control); niños y adultos hiperactivos (hay que dar movimiento al muerto).
Vestimenta: estas personas visten de negro o gris oscuro con muchísima frecuencia (en las culturas asiáticas el equivalente sería el blanco).
Profesiones: actores (interpretan otros papeles); anestesistas; enterradores, forenses, funerarias; fisioterapeutas (da movilidad al muerto), etc.
Sensación corporal: personas extremadamente friolentas (muerte simbólica), frío interior
Nombres: Renato, Encarnación, Viviana, Natividad (un drama vivido en los nacimientos), Salvador, nombres de ángeles…
Por fechas: personas en afinidad entre su fecha de nacimiento/concepción con la fecha de defunción de un familiar que no conocieron.
Estos fenómenos de los secretos de familia, han sido objeto de numerosas observaciones y los estudios muestran que son estadísticamente significativos.
Varias hipótesis circulan actualmente, pero siguen siendo hipótesis, metáforas. Ciertos terapeutas lo ven como un ejemplo de transmisión de un recuerdo de inconsciente a inconsciente, siendo este recuerdo el vínculo que une un objeto (tiempo, lugar, tema) con una emoción, un sentido.
En cierto modo el ser humano es la suma de sus recuerdos emocionales, personales, familiares y culturales.

 «Porque la sangre que heredamos no es nada más que la que traemos al llegar al mundo, la sangre que heredamos está hecha de las cosas que comimos de niños, de las palabras que nos cantaron en la cuna, de los brazos que nos cuidaron, la ropa que nos cobijó y las tormentas que otros remontaron para darnos vida. Pero, sobre todo, la sangre se nos teje con las historias y los sueños de quien nos crece», Ángeles Mastretta (La sangre que heredamos).

Yo añadiría que nuestra sangre tiene las historias y los sueños de nuestros ancestros que nos permiten crecer, y crecen ellos a través de nosotros, la vida nos da la oportunidad de contemplar sus historias, las difíciles y la de éxito, aprovecharlas cuando sea posible, y añadirles belleza a las que fueron difíciles, somos lo que ellos fueron, somo la oportunidad de embellecer su destino, si algo sale bien en nuestra vida, será para honrarlos.

FREUD
En Tótem y tabú Freud se pregunta acerca de la necesaria continuidad de la vida psíquica en las sucesivas generaciones; de lo contrario, nos veríamos obligados a comenzar desde un principio el aprendizaje de la vida, lo cual excluiría toda posibilidad de progreso en este terreno. Esta pregunta es tan actual como hace un siglo y constituye un punto de inicio para retomar, repensar y ampliar la hipótesis filogenética que sostenía el fundador del psicoanálisis.

Este cuestionamiento nos suscita una reflexión sobre los antepasados y el lugar que ocupan en nuestras vidas, sobre las identificaciones que establecemos con ellos, así como sobre su legado.

Advertimos que la herencia de nuestros antepasados conlleva un peso importante y nos configura como seres humanos. Esto nos hace plantearnos inquietantes preguntas: ¿Qué efecto tienen aquellas vivencias o acontecimientos que no pudieron ser procesados en el psiquismo? ¿Podría ser un apoyo para el análisis tener en cuenta cómo han afectado los traumas de las generaciones anteriores? ¿A través de qué mecanismos se efectúa la transmisión?

Si Freud estudió el inconsciente personal y C.G. Jung el inconsciente colectivo. Estos descubrimientos nos conducen al inconsciente familiar.

IVAN BOSZORMENYI-NAGY
Es importante para nuestro trabajo porque Bert Hellinger tomó de él, el concepto de LEALTADES INVISIBLES, además fue el primero que hizo énfasis en el libro de cuentas de las familia, la justicia, mandatos y supervivencia familiares, y sobre todo aporta la idea del equilibrio entre dar y tomar.

APLICACIÓN TERAPEUTICA
Lo que es sorprendente es que el heredero del secreto familiar no deja de presentir o adivinar que algo sucedió, a un nivel inconsciente sabe exactamente qué sucedió, dónde y cuándo. Y guarda estos elementos en su inconsciente.
En terapia, un criterio que nos permite seguir la pista de un secreto de familia es la desproporción entre un acontecimiento y la reacción emocional que conlleva.
Otro criterio es el carácter irracional o compulsivo de las reacciones. Las personas que tienen la impresión de hacer cosas a su pesar, de no poder controlar sus reacciones, ser el juguete de sus emociones. Todos estos automatismos, comportamientos irresistibles, a actitudes de fracasos repetidos, en que la persona entra en contacto con una emoción desbordante, son indicios que pueden orientarnos a una posible lealtad sistémica.
A menudo es más sencillo de lo que creemos el hecho de liberarse de los secretos de familia. Puesto que, aunque se trate de acontecimientos atroces, innombrables, el hecho de expresarlos, de sacarlo fuera hace que deje de estar en el lado oscuro de la mente. Una vez la palabra es expresada, una vez la toma de consciencia es verbalizada, deja de ocupar el inconsciente. Las constelaciones familiares son una vía privilegiada para darle sitio, contemplación y honra a esos acontecimientos, y en esa contemplación, la posibilidad de la libertad. LOS SECRETOS TIENEN FUERZA y lo que da fuerza a los secretos es su carácter inconsciente, escondido, no dicho y que opera en la sombra.
Imaginemos que hay un suicidio tres generaciones arriba, es un acontecimiento que, si se guarda, estará en una cripta, oculta pero presente y disponible para los posteriores miembros del clan, quienes tienen la posibilidad de devolverle el sitio al acontecimiento oculto, a la persona excluida, imitándole…. O reparándole.
Así empezaron a tratar a los pacientes psicóticos, no solo con el niño, sino con toda la historia familiar. Y ahí empezaron a tener resultados mucho más importante. Así nació el Transgeneracional en psicología.
Anne Ancellin Shützenberger se le ocurrió escribir un libro para un gran público, “¡Ay mis ancestros!”, en 1985, y mucha gente se interesó por esto. Primero se basaron en este libro y poco a poco, cada uno hizo su trabajo.

Cuando exploramos lo transgeneracional, es interesante reflexionar en las “afinidades” para ello nos sirven las reflexiones del Dr. Salomón Sellam.

Salomón Sellam y algunas aportaciones transgeneracionales

En el libro “El sentido oculto de los desórdenes amorosos”, el Dr. Sellam nos explica una multitud de casos que confirman la psicología transgeneracional como un descubrimiento empírico, fruto de la investigación clínica: “Los flechazos con o sin electricidad, los amores locos, las almas gemelas, la atracción, la repulsión, las separaciones, los divorcios, las relaciones más o menos tumultuosas, el adulterio, las dinámicas complementarias en la pareja, la disminución de la frecuencia de las relaciones sexuales”, son algunos de los muchos motivos de consulta en los que podemos ver la influencia transgeneracional en la relaciones de pareja. Las posturas vitales se sostienen con muchas memorias, y es evidente que cualquier dificultad en la vida o la pareja, es multicausal, sin embargo, en los asuntos vitales, como la vida y la muerte, las enfermedades, el éxito y el fracaso y por supuesto la pareja, la memoria transgeneracional tiene un peso muy importante.

La psicología transgeneracional, amplía la comprensión de la dinámica psicológica dentro de nosotros, nos permite comprender más fácilmente cómo funciona el inconsciente, y es una herramienta accesible para todos, para psicólogos por supuesto, pero también para otro tipo de lectores interesados. Al tratarse de un libro sobre “desórdenes amorosos”, la psicología transgeneracional se muestra como una herramienta que permite una mejor comprensión en el estudio de la transferencia/contratransferencia en los desórdenes amorosos.

En este libro, el autor propone un método sencillo y rápido aplicable a tu propia historia. De esta manera, muchas veces observando nombre y fechas del árbol genealógico, el adulto puede comprender el lugar inconsciente que el sistema le ha asignado dentro de su familia, podrá comprender con quien tiene afinidad, se podrán localizar rápidamente las identificaciones parentales infantiles que subyacen a la creación del expediente de reconocimiento amoroso, esencial a la hora de encontrar pareja en el futuro. Por ejemplo, en los incestos simbólicos en los cuales, poco a poco van generando una disminución, o incluso a una interrupción total de las relaciones afectivas y.… sexuales, lo cual puede explicar ciertos desórdenes amorosos. Hablamos de incesto simbólico cuando somos dobles por fecha de nuestra pareja (lo que nos convierte en gemelos simbólicos). Para el inconsciente es como si se mantuvieran relaciones dentro de la misma familia. Este conflicto puede estar activo o no. Y en los casos en los que está muy activo hay problemas de relaciones sexuales. 

Conozco una pareja: Él se llama Pablo, ella se llama Aurelia; nacieron el mismo día del mismo año, 14 diciembre de 1974, tienen dos hijos, el niño mayor se llama Aurelio, la niña menor se llama Paula.

Es importante que volvamos a señalar que lo transgeneracional, es una memoria más entre varias, (a veces la más potente) que sostienen la postura vital que tenemos.

Está claro que nuestra infancia nos condicionará toda nuestra psicología. Las relaciones humanas que establecemos en la vida adulta tienen relación estrecha con las relaciones que teníamos en nuestra primera infancia en nuestro entorno familiar. Freud puso atención en este aspecto. Durante la infancia nos proyectamos sobre nuestro padre, nuestra madre, nuestro hermano… y vamos a estar buscándolos toda nuestra vida.

A veces los encontramos a la primera o bien los buscaremos constantemente. Lo más importante es detectar con quién nos identificamos cuando éramos pequeños para que las relaciones de hoy en día nos permitan tomar distancia cuando aparezca algún problema, ya que nuestra pareja nos vuelve a conectar con ese personaje. En el 50% de los casos la hija va a buscar a su padre. En el 50% de los casos el hijo buscará a su madre.

Pero hay otros casos, el Edipo o Electra invertidoel niño que busca a su padre o la niña que busca a su madre, también podría haber una búsqueda de los abuelos (muchas veces esto se detecta en relaciones donde existe mucha diferencia de edad). BUSQUEDA DE LA MADRE, en algunos casos donde un hombre mayor busca una jovencita (las mujeres mayores ya no pueden tener hijos), etc.

TIPOS DE AFINIDADES SEGÚN EL DR. SELLAM

Las afinidades naturales: yo tengo una afinidad natural con todos los miembros de mi clan. Imagínense que un día alguien llama a la puerta y les dice: – ¡hola!, yo soy el hijo del primo segundo que se ha casado con su tía -. En su cabeza no han entendido nada, pero ya saben que forma parte de vuestro clan. Entonces le dejan pasar. Por el contrario, viene un chino y dice que vende aspiradoras, y cerramos la puerta. El clan es el árbol genealógico con todo el mundo: primos, tíos, hermanos del tío, mucha gente en el clan. Quien tiene este tipo de afinidad en sus relaciones, probablemente tendrá una pareja simétrica.
La afinidad afectiva: por ejemplo, si el abuelo es quien os ha criado, hubo mucha ternura, cuando erais pequeños ibais mucho a su casa. también puede ser un tío/a, porque, por ejemplo, mi padre no me quiere y me acoge mi tío/a, o un vecino, que puede ser como un padre o un hermano simbólico de la familia. Puede ser un profesor, alguien que tiene mucha importancia en vuestra vida.
Afinidad freudiana: Esto se ve sobre todo a nivel de pareja: Edipo, Electra, etc.
Afinidades transgeneracionales: es un lazo, a menudo inconsciente, que puede ser visualizado por un punto específico en el árbol genealógico. Y es lo que vamos a buscar para poder relacionar a dos personas a nivel Transgeneracional.
En función de la problemática de la de la persona, a veces es la afinidad afectiva que es muy importante. A veces es la afinidad Freudiana es la más importante y otras veces es la Transgeneracional.
Las lealtades transgeneracionales, aparecen cuando las personas tienen síntomas, bloqueos, dificultades, desgracias, etc. obviamente quien tiene una vida feliz, muy probablemente no tenga necesidad de explorarlo, a menos que quiera aportar consciencia, ordenar su casa para dejar a los posteriores un espacio más iluminado.
Las lealtades sistémicas, podemos duplicarlas o repararlas, y en algunas ocasiones ambas cosas a la vez, muy probablemente todos los que nos dedicamos a aliviar el sufrimiento humano estamos reparando. Esa transformación, reparación, repetición etcétera, tiene varias posibilidades:
• A través de la profesión, pasión (hobby)
• A través de los hijos
• A través de las relaciones, específicamente de los amores, a veces de amigos.
• También puede repararse a través de una enfermedad orgánica, funcional (cuando en las exploraciones médicas no se encuentra nada) o psicológica (cuestionamientos existenciales), o psiquiátrica.
Reparamos a través de los hijos ¿Por qué? Porque la carga emocional es tan grande que necesitamos un apoyo. Y lo que es fantástico es la precisión del calendario de los nacimientos, de los nombres.
Cuando se piensa en engendrar un hijo, hay muy poca gente que calcule cuando quieren quedarse embarazados, quizás los profesores calculan porque tienen un condicionamiento en el calendario escolar. Generalmente es nuestro inconsciente el que calcula para nosotros. Veréis que la fecha de nacimiento, la fecha de concepción es muy sorprendente, nos aportará mucha luz ver cómo nos relacionamos con fechas concretas, y que a veces tienen que ver con nuestra fecha de nacimiento. Un acontecimiento lleno de desgracia de nuestra historia familiar lo intentaremos repararlo con nuestra profesión, con el proyecto que tenemos para nuestros hijos, a veces es muy obvio el relevo que les hacemos; incluso nuestra pareja está relacionada con aquel acontecimiento, mis enfermedades, etc. De tal manera que intentaremos aportar claridad a nuestro bloqueo actual relacionándolo con acontecimientos dolorosos en otras generaciones. Por supuesto no siempre tenemos la oportunidad de conocer el hecho concreto, es por ello por lo que las constelaciones familiares son una herramienta fascinante para permitirle al alma de una persona conectar con el acontecimiento con el que está unido su situación actual.

Cuando el problema actual es un síntoma, habrá que buscar el bioshock que originó el síntoma, ese desencadenante es el que nos permite entrar a la conexión transgeneracional, aunque debemos decir que la nueva medicina germánica no toma en cuenta lo transgeneracional, para ellos cada persona tiene sus conflictos personales.

UN EJEMPLO DEL DR. SALOMÓN SELLAM

Una mujer médica, 35 años, muy guapa, tiene un acné muy importante en la cara. Se pone muchas capas de maquillaje, pero después de trabajar con muchas cosas, nada le funciona. Es médico, por tanto, lo ha probado todo: los antibióticos, dermatología, etc. Como lo ha probado todo, estamos en derecho de pensar que hay una causa psíquica. Voy a buscar en su historial y no hay nada especial, solo que ha cambiado el apellido. Tiene un nombre francés muy corriente, pero cuando ella nació su nombre era Alawi, de origen del Magreb. El abuelo era de Argelia, el padre nació en Paris, habla como un parisino, se viste como un parisino, pero cuando le ven la cara ya saben que no es parisino. Cuando buscaba trabajo, por teléfono iba todo bien, pero, cuando daba su nombre, se le cerraba la puerta. Les hablo de los años 60, había mucho racismo en Francia. Él se dijo que una manera de cambiar esto era cambiar el nombre. Supongo que aquí es igual, en Francia para cambiar el nombre hay que tener serios argumentos. Llamó tanto la atención con su problema, que el cambio fue aceptado. Dijo a sus hijos que podían escoger entre guardar el nombre antiguo o cambiarlo por el que él había escogido. Y todos cambiaron de nombre. Ella comprendió por qué el acné. El acné es una inflamación de la dermis y la dermis es la integridad física. Ella hacía un conflicto en relación con su padre: su padre tenía el problema con su físico, pero ella, al manifestar el acné, era una resolución del problema paternal. Un conflicto de identidad.

El trauma de la guerra civil y su transmisión transgeneracional

España tiene una potente memoria sistémica en la tragedia de la guerra civil, es una memoria viva porque de alguna manera ha sido silenciada, ha habido mucho ruido al respecto de la guerra civil, sobre todo político, se ha hecho mucho cine con la temática de la guerra civil, sin embargo, ha hecho falta un memorial interno de reconocimiento, asimilación y trascendencia del dolor de haberse enfrentado entre hermanos.

En México ocurre algo similar, la memoria sistémica de la revolución mexicana fue utilizada muchas décadas por el partido en el poder, pero nunca se ha hecho un memorial interno, una contemplación respetuosa de la gran tragedia. Se puede ver con cierto asombro que muchos de los sitios donde ya hubo “guerra” son los mismos que en la actualidad están en “guerra” con otras denominaciones, especialmente el narcotráfico.

Hay muchos pensadores que empiezan a reflexionar la transmisión transgeneracional de las tragedias, aquí pongo algunos ejemplos:

Joahn Galtung nos habla de las tres tareas esenciales tras una guerra: reconstrucción tras la violencia, reconciliación de las partes y resolución del conflicto. En España sólo se ha llevado a cabo la primera, sigue habiendo la dicotomía entre “derecha e izquierda”; “progresista y liberal”, “república y franquismo”, etc. y que en el fondo está incrustado en un arquetipo arcaico de “ideales e intereses”, “libertad y orden”, etc. el resultado es que La sociedad no ha podido ventilar la rabia, la humillación, la vergüenza y la culpa.

Chaim Shatan habla de la “conspiración del silencio” los hechos dolorosos se silencian, las experiencias vividas tienden a olvidarse y sin embargo son los posteriores los que llevan estos acontecimientos a su vida cotidiana. También nos habla del DUELO CONGELADO, esa incapacidad por parte de los supervivientes del trauma de experimentar ninguna emoción, particularmente acerca de sus pérdidas. Es un tipo de anestesia emocional. Pueden describir los hechos acerca de la pérdida sin acompañarlos de tristeza. El autor lo considera como una reacción de defensa ante un extraordinario dolor.

Jonathan Kellerman, hablando del manejo social de los protagonistas del trauma dice: “Ellos son, no solamente olvidados, también escondidos y rechazados, indicándoles que guarden para sí mismos sus experiencias porque ellos llevan un mensaje de vergüenza y vulnerabilidad muy desestabilizante para muchos. Parece algo universal (aunque no bueno) el que la sociedad quiere sacar el recuerdo del trauma fuera de la conciencia (y de la memoria) durante este tiempo de reorganización… Tras un período de silencio aparente, en el cual los recuerdos han sido enterrados o almacenados, surgen repentinamente con fuerza. Algunas veces saldrán como resultado de un acontecimiento precipitante que recordará a la sociedad que lo viejo no ha sido suficientemente resuelto”. Es común que los niños alemanes jueguen con batallas inspiradas en la segunda guerra mundial, en España no ocurre, porque era una guerra entre vecinos, entre hermanos.

Volkan, nos habla del concepto del trauma elegido por medio del cual el trauma se mantiene en la memoria del grupo:

“Puede transformarse en un importante marcador de identidad del grupo social afectado. Años, incluso siglos después, cuando el grupo social enfrenta nuevos conflictos con nuevos enemigos, reactiva el trauma elegido para consolidar y reforzar la identidad amenazada del grupo social”.

Posiblemente en España coexisten ambos elementos: la conspiración de silencio que se ha dado durante muchos años y que ahora empieza a despertar, y el trauma de guerra como elemento aglutinador de los grupos políticos.

Muchos de los que estamos vivos en la actualidad, vivimos una especia de culpa del sobreviviente muy obvio en el caso de aquellos descendientes de sobrevivientes concretos de la guerra civil y una especie de memoria colectiva inconsciente, de esta manera las palabras de Elle Wiessel nos aportan claridad: “Los corazones de los supervivientes han servido de cementerio para los conocidos y desconocidos muertos del holocausto que fueron convertidos en cenizas y para los cuales no hay tumba. No solo los supervivientes, también sus hijos comparten este sentimiento”.

Los supervivientes pueden necesitar no cerrar el duelo como un testimonio de los crímenes. Esto puede ser reforzado por el clima social y las necesidades de los grupos políticos de mantener la herida abierta.

LAS FAMILIAS DE LOS AGRESORES

En España, se puede ver el no querer saber o no querer preguntar acerca del pasado de los padres como participantes en los asesinatos a civiles. Los llamados “cuneteros” o “matones”. Algunos agresores utilizan el mecanismo de desrealización, semejante a la de una situación postraumática. Se vive lo acontecido como lejano e irreal, como quien ha visto una película. De esta forma, algunos pueden hablar a sus hijos de los crímenes.

Algunos hijos y nietos de nazis se han identificado con sus antecesores creando una historia falsa, que negaba el Holocausto. Otros no han podido identificarse con ellos buscando madres o padres sustitutos. No es raro que el terapeuta adopte esta función.

TRANSMISION DEL TRAUMA

Ancharoff establece cuatro diferentes mecanismos de transmisión del trauma: SILENCIO, que excluye el dolor y que paradójicamente es el mecanismo más eficaz de asegurar la continuidad de un pasado familiar trágico.
EXCESIVA APERTURA que de alguna manera se trata de “parlotear” sobre la tragedia sin emoción, sin dar oportunidad a experimentar el sentimiento.
IDENTIFICACIÓN muchos que nacen posteriores a una tragedia, pareciera que tuvieran la misión de compensar ese dolor, cuidar a veces con exceso a aquellos en los que proyecta el dolor familiar, vivir las injusticias cotidianas como si de la misma guerra se tratara, etc.
REPETICIÓN, es decir repetir el trauma, de manera real o de manera simbólica; Schützemberger  habla acerca del síndrome del aniversario: “Si un trauma no ha sido suficientemente hablado, reconocido y expresado en el momento que se ha producido, restos de este vuelven a la superficie en la familia tras 50 o 100 años. Es como si la línea familiar incorporase el horror no expresado para ser transmitido a los descendientes”.

En otro texto, nos habla de las lealtades invisibles: “continuamos la cadena de las generaciones y pagamos las deudas del pasado; hasta que no se “borre la pizarra” una lealtad invisible nos empuja a repetir, lo queramos o no, lo sepamos o no, la situación agradable o el acontecimiento traumático, o la muerte injusta, incluso trágica, o su eco”.

Decía Francoise Dolto (citado por Schützemberger, 2002) que: “lo que se calla la primera generación, la segunda lo lleva en el cuerpo”.

LA TERAPIA SISTÉMICA CON CONSTELACIONES FAMILIARES es una vía sanadora mediante la cual podemos RECONOCER, RECOGER Y RESIGNIFICAR el trauma.

Es importante decir, que la búsqueda de las fosas para realizar un ritual de enterramiento adecuado es una buena manera de sanar esa memoria sistémica, y podemos ver como cuando un descendiente de aquellos participan y viven el funeral como si hubiera ocurrido el día anterior.

DEL ARBOL GENEALOGICO AL GENOSOCIOGRAMA

Anne AncelineSchützenberger fue quien acuñó el término Genosociograma, es el mismo árbol genealógico, pero en el cual, priorizamos acontecimientos extraordinarios: personales, familiares y sociales; y sobre todo Identificando los vínculos que establecemos con esos hechos. las circunstancias históricas y culturales vividos por nuestros antepasados, tales como la guerra, las migraciones, las hambrunas, las sequías, los acontecimientos telúricos, etc. Se transmiten en información, una información “psico histórica” que va más allá de lo genético, de tal manera que la biografía (personal y colectiva) se convierte en MEMORIA DISPONIBLE PARA EL SISTEMA. La biografía se hace biología

Algunos ejemplos del Dr. Vicente Méndez donde se puede ver la influencia transgeneracional en los síntomas.

NOTA PREVIA: Todas las posturas vitales se sostienen con muchas memorias, es decir, en una dificultad laboral es evidente que tomamos en cuenta la realidad social, el probable guion inconsciente de “fracasado” del cliente, su historia con sus padres, sus experiencias infantiles, etc. y por supuesto lo transgeneracional. En los siguientes ejemplos, están presentes todo lo que la nosología médica puede aportar, el hecho de que pongamos el foco en lo transgeneracional no excluye otras memorias, nos centramos en la memoria transgeneracional porque es el objeto de nuestro estudio actual.

NARCOLEPSIA “Dormir para el abuelo”
Un paciente italiano desde niño tiene la obsesión de venir a vivir a España, explorando su historia familiar, vemos que su abuelo fue parte del El Corpo Truppe Volontarie. Militares enviados por Mussolini para ayudar a Franco, su abuelo participó en la batalla de Guadalajara, al poco tiempo de nuestra entrevista, encuentra un diario donde el abuelo escribe: “No puedo dormir”. Este nieto estaba durmiendo para su abuelo.

SÍNDROME DE LAS PIERNAS INQUIETAS “Huir como el abuelo”
Se trata de un paciente catalán, en la historia familiar está el hecho de que su abuelo fue alistado como muchos adolescentes en la QUINTA DEL BIBERÓN, desertó y estuvo huyendo mucho tiempo, no se enteró a tiempo que la guerra había terminado y seguía huyendo.

UNA PSORIASIS RUSA “abrigar a los pobres”
Una paciente ha hecho tres constelaciones (intervenciones sistémicas) con cinco años de diferencia en cada constelación. En la primera hablamos de la separación que tuvo con su padre primero siendo una jovencita, pues él murió, y luego una separación con su país y su madre pues se vino a vivir a Barcelona.
A los cinco años vuelve a tener un brote que coincide con dificultades muy grandes para encontrar una vivienda en Barcelona, vemos en su historia familiar como su familia había emigrado a Kazajistán, al disolverse la URSS la familia volvió a Rusia y tuvieron dificultades para encontrar un hogar.
A los cinco años vuelve a tener un brote, coincide con dificultades laborales, investigamos un poco más en su genosociograma, proviene de familia de escasos recursos, en la familia siempre se habla de lo duro que eran los inviernos “en otros tiempos”, “la gente se moría de frío”. Ella es costurera y una de sus actividades es hacer abrigos en Barcelona.

ANSIEDAD Y PALPITACIONES “Una fábrica de bombas en el corazón”
Una paciente de Barcelona con ansiedad, palpitaciones, El abuelo sindicalista de la CNT era encargado de fabricar granadas y bombas.

NIÑA CON UTERO DE ADULTO “Ser una adulta pronto para ser madre y tener hijos”
Una niña Nace con Útero y ovario izquierdo de adulto, vello púbico y axilar. Acude porque tiene graves neumonías desde su nacimiento.  Su madre perdió a su madre (abuela de la niña) siendo un bebe, y hay muchas niñas muertas en el sistema de la madre.

DEFICIT DE IG A, DÉFICIT DE ATENCIÓN “Yo os mantengo con vida”
Una niña que traen por neumonías de repetición. Ambos padres estuvieron gravemente enfermos siendo unos niños, una hermana mayor de la madre murió siendo niña antes que la madre naciera.

APENDICE: Síndrome del aniversario

El concepto del Síndrome del Aniversario fue creado por Josephine Hilgard. Con sus estudios clínicos y el desarrollo de este concepto, Hilgard fue pionera en el estudio de la enfermedad no sólo como activación de conflictos emocionales sino también como un fenómeno de repetición cíclica transgeneracional que desvela lealtades e identificaciones entre miembros de un clan pertenecientes a distintas generaciones. Los trabajos de Hilgard han sido continuados y profundizados después por otros estudiosos, como la psicoterapeuta francesa Anne Ancelin Schützenberger, persona clave en el desarrollo de la psicogenealogía y del transgeneracional.

Este concepto, hace referencia a las memorias e informaciones presentes en el inconsciente familiar de un clan que se activan y se repiten cíclicamente coincidiendo con fechas, eventos significativos o situaciones concretas. Se trata de una carga transgeneracional inconsciente con el objetivo de unir, de dar cohesión al clan y al relato familiar. Aunque algunos terapeutas consideran que ese inconsciente corresponde solamente a sucesos traumáticos no asimilados o no digeridos, mi experiencia y punto de vista es que la cadena de repeticiones no solamente es traumática, también puede ser jubilosa, es decir, la lealtad sistémica va más allá de la tragedia.

Estos patrones repetitivos en el sentido traumático aparecen cuando hay un duelo pendiente, un trauma que generó una memoria potente en la familia, cuando hay un secreto familiar, cuando alguno de los miembros ha sido excluido porque su historia avergüenza, entristece y ensombrece al clan.

El síndrome del aniversario es una de las muchas maneras que tenemos de PERTENECER y gracias a él, repetiremos fechas de nacimiento, de muerte, nombres, acontecimientos familiares, etc.

Cuando lo que sostiene el síndrome del aniversario, es doloroso, esa memoria inconsciente se transmite de generación en generación buscando nuevas oportunidades para quedar resuelta, mediante la reparación, la comprensión, la integración o simplemente para trascenderla; de esta manera, el Síndrome del Aniversario es una memoria que nos vincula a fechas, edades, acontecimientos dolorosos, acontecimientos jubilosos, grandes celebraciones, historias de dolor, eventos traumáticos, situaciones vergonzosas, y un largo etcétera que se van guardando en el inconsciente familiar.  

Frecuentemente, el Síndrome del Aniversario está relacionado a los cumpleaños o a la edad. Personas de una misma familia a las que cuando alcanzan una edad determinada les suceden cosas similares, como divorcios, accidentes, enfermedades, cambios de lugar de residencia o incluso la muerte. Mujeres que, por ejemplo, son madres a la misma edad que tenía su madre cuando ellas nacieron. Conozco el caso de un hombre que su padre les abandonó cuando el padre tenía 30 años, cuando mi paciente, el hijo de aquel hombre que les abandonó cumplió 30 años, dejó embarazada a una mujer, sus circunstancias sociales no le permitieron hacerse cargo del hijo, estaba abandonando a un hijo a los 30 años, la misma edad en la que su padre le abandonó a él.

En la primavera del año 2003, un chico de 26 años, se mudó de Galicia a Barcelona con el objetivo de suicidarse, no entendía bien porque lo tenía que hacer en Barcelona, no comunicó sus planes a la familia, al paso de los días, la madre le dice por teléfono “Pues mira, mi padre también estuvo allí en la postguerra en abril de 1943, duró poco, se regresó a Galicia”, entonces sospechamos que algo había ocurrido en Barcelona con el abuelo, algún secreto, alguna tragedia… ¿Qué hacer cuando no tenemos información? Hacer una carta de duelo: “Querido abuelo, no sé qué ocurrió en aquella época de la vida, si por alguna razón estoy haciendo algo inconsciente para darle sitio, para reparar, para trascender aquello que viviste, estoy disponible, si algo sale bien en mi vida, será para honrarte”. Como anécdota, le pregunté si había leído “El Quijote”, me dijo que no, “eres afortunado”, le contesté, es la prueba de que la vida todavía puede sorprenderte, entonces le regalé un ejemplar, para que lo leyera antes de suicidarse… el spoiler literario es que, El quijote se cura de su locura en Barcelona.

Sin duda, es una suerte poder conocer cuándo han tenido lugar los acontecimientos familiares asociados a la vida y a la muerte; a qué edad o en qué momentos de la vida nuestros antepasados enfrentaron situaciones concretas o padecieron enfermedades y accidentes; fechas de fracasos económicos familiares, fechas de acontecimientos telúricos, históricos, etc.

Formamos parte de un sistema familiar que tiene muchas memorias disponibles para contemplar y también para repetir a través del síndrome del aniversario, esas memorias, a veces tienen forma de mandatos familiares que rigen nuestras vidas. En el mismo instante en que somos concebidos, recibimos un legado transgeneracional que, por supuesto, nadie nos ofrece la posibilidad de rechazar. Esa herencia inconsciente, estas memorias disponibles nos conectan con el clan familiar y nos atan a sus mandatos inconscientes; pero especialmente a las cargas transgeneracionales y a las circunstancias de ciertos antepasados con los que, por fecha de concepción, nacimiento o muerte, quedamos unidos de manera intangible a través de una afinidad o una lealtad invisible. En ese legado transgeneracional están incluidos los acontecimientos traumáticos padecidos por las generaciones anteriores, sucesos que quedaron sin saldar.

«El inconsciente tiene buena memoria y marca los acontecimientos importantes del ciclo de vida por repetición de fechas o edad” (Anne Ancelin Schützenberger)

El análisis de las características del legado transgeneracional que recibimos nos ofrece la posibilidad de conocer y comprender el sentido y las razones de la existencia de un Síndrome del Aniversario. Sin ese estudio, el Síndrome del Aniversario no pasaría de ser una rueda confusa de repeticiones aparentemente inconexas y carentes de sentido. Sin embargo, el estudio transgeneracional permite comprender a qué se debe y qué está buscando el inconsciente familiar con este Síndrome en cada caso particular. A través de esta interpretación sistémica del clan que es el estudio transgeneracional, se buscan situaciones repetitivas, identificaciones, proyecciones, dramas familiares, fechas, accidentes y muertes que tienen lugar en circunstancias y situaciones similares. El trabajo con el genosociograma, o circunstancias biográficas que conforman la novela familiar del clan, permite precisamente hacer conscientes esos vínculos con el pasado para poder evitar su repetición tanto en la generación presente como en las futuras. El objetivo es liberar al clan de ataduras negativas de origen transgeneracional que toman cuerpo en forma de enfermedades, accidentes o muertes y que responden a conflictos no resueltos.

Detrás de cualquier Síndrome del Aniversario se puede esconder un duelo pendiente, un trauma o un secreto familiar. Pero también aspectos festivos y jubilosos de nuestra historia familiar que también nos permitirán disfrutar muchas cosas. Tuve el caso de un insomnio de una persona, tenía la misma fecha de nacimiento que su abuelo materno, un juerguista que murió de “parranda” en una madrugada, ella no refería el insomnio como algo que le molestara, de hecho, en el insomnio ella se percibía feliz, lo único que al día siguiente debía trabajar. Pudo comprender que se había “apropiado” de la parte lúdica del abuelo, de alguna manera, ella estaba despierta a las mismas horas que el abuelo se estaría divirtiendo.

En lo que respecta a la memoria trágica, estará relacionada con hechos traumáticos con enfermedades, adulterios, herencias, abortos, suicidios, robos, etc. Debemos comprender que el inconsciente familiar es un complejo sistema de conexiones en el que entran en escena todas las vicisitudes vividas, sentidas y reprimidas por cada miembro del clan del presente y del pasado. Asimismo, debemos tener en cuenta que en cualquier clan familiar se repiten muchas circunstancias y vivencias, además de nombres y profesiones. Se generan, de este modo, escenarios similares en los que actúan personas que, no olvidemos, portan inconscientemente legados transgeneracionales que les conectan a las generaciones precedentes. La comprensión de estas circunstancias hace posible interpretar el Síndrome del Aniversario no como casualidad o coincidencia sino como el resultado preciso de conexiones que se activan en el inconsciente familiar para revivir y solucionar traumas pendientes.

Conocer y, sobre todo, comprender cómo funciona, a qué responde y qué representa un Síndrome del Aniversario permite adquirir un nivel de conciencia superior sobre las dinámicas activas en el clan familiar para poder eludir futuros sufrimientos, enfermedades e incluso muertes. Desde los estudios pioneros que en su día realizó Hilgard quedó demostrado que el solo hecho de tomar conciencia sobre el origen y las circunstancias de las que surge un Síndrome del Aniversario permite desactivar o mitigar sus efectos. No obstante, la desactivación sólida y definitiva de sus efectos presentes y futuros requiere adentrarse en el inconsciente familiar a través de uno de los integrantes del clan familiar para realizar los cambios precisos, básicamente consistentes en el cambio de creencias e informaciones asociadas al trauma o la elaboración del duelo o duelos pendientes, realizando actos y rituales simbólicos que el inconsciente, que no distingue entre lo real y lo simbólico, aceptará y asumirá como verdaderos.

Aunque el Síndrome del Aniversario responde a legados transgeneracionales que contienen duelos y traumas pendientes que asumimos de manera inconsciente, ¿a qué dinámica responde este Síndrome? Cuando somos concebidos, las conexiones invisibles presentes en el inconsciente familiar deparan afinidades y lealtades inconscientes que suponen para el receptor una suerte de contratos o códigos que influirán en su vida bajo la forma de creencias y tendencias. Esas creencias se convertirán en una especia de filtro que condicionará su evolución en la vida. Todo contrato implica el desempeño de una función o un mandato. También supone un compromiso respecto a algo o hacia alguien. Puede tratarse de compromisos horizontales, cuando están referidos a colaterales (pareja y hermanos) o verticales, si vincula a familiares de distintas generaciones. Cualquier contrato inconsciente asignado por el clan supone para el receptor la asunción de una lealtad invisible. Aunque somos organismos evolucionados, los seres humanos somos también, ante todo, organismos biológicos primarios y reaccionamos como tales. En nuestra memoria biológica está muy presente que el clan nos aporta identidad, seguridad y mayores posibilidades de supervivencia. Sin ese vínculo con el clan, los peligros se incrementan y la supervivencia puede correr un serio peligro. Es precisamente ese miedo profundo –biológico- que implica la posible desconexión con nuestro clan el que nos lleva a asumir como propias esas lealtades inconscientes asignadas por el clan, incluso aunque éstas nos condicionen y lastimen.

El clan ejerce su autoridad inconsciente sobre nosotros para preservar la supervivencia del sistema. Aceptamos sus mandatos por nuestra necesidad de ser reconocidos como miembros de este. Toda iniciativa de un miembro del clan hacia su individuación representa para el clan familiar una posible deslealtad y una amenaza implícita que pone en peligro su supervivencia. El clan familiar amenaza al disidente y éste, aun a pesar de sus intenciones iniciales, probablemente acabará plegándose a seguir viviendo la vida que le han asignado dentro de unos cauces preestablecidos que limitan y frenan su evolución.

Las lealtades y los contratos inconscientes tienen el objetivo de minimizar o anular cualquier posible alteración que desestabilice al clan. Porque la dinámica interna del clan familiar, como sistema conservador, se rige por los contratos asignados a sus miembros y por las obligaciones que éstos asumen. Las expectativas individuales no son prioritarias frente a los mandatos y las necesidades del clan. El individuo interactúa constantemente con los otros miembros del clan; pero siempre en una relación de dependencia respecto a los mandatos inconscientes que recibe del sistema y respecto a los contratos, también inconscientes, que han asumido y desarrollan otros miembros del clan.

Cada clan familiar cuenta con su propio sistema de lealtades que estructura las relaciones intrafamiliares, regula la pertenencia al grupo y penaliza los intentos de disidencia. Debe observarse, asimismo, cómo esta dinámica de las relaciones en el clan familiar se alimenta constantemente. El inconsciente familiar se alimenta de las lealtades inconscientes que sucesivamente van adquiriendo las distintas generaciones. Así como en un momento dado los padres asumieron los contratos y códigos inconscientes impuestos por el clan, los hijos asumen sus propias lealtades inconscientes para preservar su identidad y territorio en el clan. Es de esta manera como se mantiene vigente y se transmite el Síndrome del Aniversario.

Síndrome del Aniversario y sociedad.

El síndrome del aniversario lo podemos observar no solamente en los relatos familiares, también lo podemos corroborar en acontecimientos históricos, la historia de la humanidad está llena de efemérides encadenadas por las fechas. Pongo algunos ejemplos.

11 de septiembre:

1541 destrucción de Santiago de Chile – 1973 Asesinato de Salvador Allende

1609 expulsión de los musulmanes de España

1714 caída de Barcelona bajo las tropas borbónicas

1857 la tragedia de Mountain Meadows en Utah, y en la cual fueron asesinados 120 pioneros y pioneras

1922 el reino unido promete el territorio en palestina a los sionistas europeos

1966 Gandhi anuncia sus planes de independencia

1972 el grupo terrorista “septiembre negro” asesina a 11 atletas en Munich

2001 el atentado de las torres gemelas

19 de abril

1943 alzamiento del Gueto de Varsovia

1993 el asalto en Waco Texas en la secta de David Koresh

1995 el atentado en Oklahoma por Timothy McVeight un excombatiente de la guerra de Irak, fue participante de la masacre perpetrada por el ejercito estadounidense sobre civiles y militares iraquíes, muchos de ellos enterrados vivos

1999 la tragedia de Columbine, dos adolescentes hacen una matanza en la misma época en la que Bill Clinton y la Otan estaban bombardeando a la Ex Yugoslavia.

ABRIL DE 2020

Actualizo este documento en medio de un confinamiento global por la epidemia del coronavirus, y la Dra. Esther Fernández Mostaza nos invita a que reflexionemos, que, de alguna manera este confinamiento, nos une a otros confinamientos que han ocurrido en nuestra familia y en la humanidad, en estas mismas fechas a finales de los años 90 millones de personas de Europa del este estaban confinadas por la guerra de los Balcanes, en estas mismas fechas, fue cuando los judíos del Gueto de Varsovia se organizaron para alzarse finalmente el día 20 de abril. Sin duda, todos tenemos en nuestra familia, alguna persona que ha estado confinada en una “institución total” de aquellas de las que hablaba Erving Goffman, de tal manera que este confinamiento personal tiene una vinculación familiar con alguien que ya estuvo en un hospital, una prisión, un psiquiátrico, un cuartel, un convento, un internado, un orfanato, etc. al preparar este documento algunas amigas me han compartido historias interesantes: muchas de ellas hablan del encierro que tuvieron que vivir muchas familias en la guerra civil, muchos han recibido información de sus antepasados que vivieron en la época de la gripe española; una amiga me explica que en Menorca hay una calle que se llama “Qui no passa”, una pequeña calle de Ciutadella que en una epidemia de peste de confinaron del todo y el carruaje que recogía los cadáveres de la ciudad, por allí no pasó. Allí también se encuentra la pequeña isla de Lazareto, un espacio construido en 1793 para confinar a los que llegaban en Barco a la isla. La madre de una amiga estuvo prisionera en un campo de concentración de Indonesia en la segunda guerra mundial, mi amiga tiene el nombre, profesión y fecha de nacimiento de la abuela materna, ha descubierto sorprendentemente que a la misma edad que tiene mi amiga ahora, la abuela y también la madre que era una niña, estaban confinadas porque el 28 de marzo de 1942 los japoneses entraron definitivamente en Sumatra. Otra amiga me explica que su familia -muy grande, por cierto- están viviendo el confinamiento con una cierta paz, cuando me explica que su abuelo materno estuvo con sus dos hijos varones en la prisión, que hubo familiares en el campo de concentración, algunos en un convento, etc. entonces comprendo que hay confinamientos “dulces” y confinamientos “angustiantes”. Este confinamiento que vivimos, revive memorias colectivas y memorias personales. Algunos que dicen «Yo lo estoy viviendo muy bien» seguramente han conectado con otros de su clan que vivieron algo similar, alguna reclusión en una institución total, y esta es la oportunidad de repetir la historia sin tragedia, a otros, por el contrario, es posible que se les remueva la angustia de los que vivieron situaciones similares. Por supuesto en estos días me han explicado muchas historias sobre la gripe española. Una de ellas muy impactante, es la de el abuelo de un amigo, se contagió de la gripe española a los 10 años y arrastró toda la vida problemas pulmonares, murió finalmente a la edad de 40 años de una tuberculosis, mi amigo tiene ahora 40 años, un momento fascinante para reparar y darle dignidad a la historia de ese abuelo, no lo hará muriéndose, lo hará -y lo está haciendo- con una profunda transformación interna.

LA GRIPE ESPAÑOLA Y EL COVID19

En las redes sociales circula una información que relaciona la peste de Marsella de 1720, la epidemia de cólera que empezó en 1817 y que tuvo muchas oleadas posteriores, la gripe española que empezó en 1918 y la epidemia actual. Hemos de puntualizar de que, entre estos cuatro acontecimientos ha habido otros brotes epidémicos, aunque sin duda, un confinamiento y alarma mundial coincide cien años con la gripe española. Es bueno hacer algunos matices respecto de estas cuatro epidemias.

La epidemia de 1720 estuvo restringida justamente a la ciudad de Marsella, no tuvo una repercusión internacional; la epidemia de cólera, como ya lo dije arriba, se prolongó en el tiempo, con varios picos que llegaron hasta el siglo pasado, en la década de los 90 todavía causó estragos en Latinoamérica. Desde el punto de vista sistémico, todos los hechos están relacionados, aunque no conozcamos la pauta que los conecta, en estos días de abril, aparece un artículo en el periódico “el país” que nos habla de “La epidemia de Justiniano”, un brote de Peste bubónica que asoló al mundo conocido entre los años 541 y 544, desde China hasta las costas de lo que hoy es España:

“Una pandemia que llegó del extranjero y que se extendía rápidamente desde los puertos adonde arribaban los pasajeros infectados —asintomáticos o no—, sin ningún remedio médico disponible que pudiese pararla, todos los habitantes confinados en sus casas para evitar contagios, la paralización total de la economía, el ejército vigilando las calles, médicos contagiados trabajando hasta la extenuación, miles de fallecidos diarios sin enterrar durante “muchos días porque quienes cavaban ya no daban abasto…». No es la crónica del coronavirus que afecta en 2020 al mundo. Es el relato que Procopio de Cesarea realizó del brote de peste bubónica que asoló el mundo conocido entre el 541 y el 544: de China a las costas de Hispania. El estudio La plaga de Justinià, segons el testimoni de Procopi, (La plaga de Justiniano según el testimonio de Procopio), de Jordina Sales Carbonell, investigadora de la Universidad de Barcelona, ha devuelto a la actualidad este relato de hace 1.500 años, con moraleja. “A día 1 de abril de 2020, determinadas similitudes y paralelismos del comportamiento humano frente a un virus y sus consecuencias nos parecen tan cercanas y actuales que, a pesar de la tragedia que estamos viviendo en primera persona, nunca podemos dejar de maravillarnos de cómo se repite la historia”

ALGUNAS COINCIDENCIAS PECULIARES

Händel y Jimmy Hendrix vivieron en la misma calle Brook Street de Londres, los separó el tiempo y una puerta.

Guillermo Borja, ese gran terapeuta mexicano que escribió el libro “La locura lo cura” murió el 10 de julio de 1995, alumno y amigo de Claudio Naranjo, quien a su vez lo consideraba su maestro, Claudio Naranjo murió el 12 de julio de 2019.

Hahnemann nació el 10 de abril de 1843, es el personaje histórico más importante para mi vocación, pues bien, mi padre murió un 10 de abril de 2016. También un 10 de abril murió un médico que fue clave en mi formación profesional, el Dr. Francisco Esparza

Mi padre se llamaba Vicente, tres meses antes de morir él, yo estaba en Menorca, alternaba mi estancia en Zacatecas con atender a mi trabajo, ese día estaba pensando que quizás ya me debería instalar en Zacatecas hasta que ocurriera el desenlace, entonces conocí a un señor que se llamaba Vicente y que había nacido el mismo año que mi padre con dos meses de diferencia. Todo estaba conectado.

Todo está conectado, aunque no siempre conozcamos la pauta que lo conecta.

EL SÍNDROME DEL ANIVERSARIO

El concepto del Síndrome del Aniversario fue creado por Josephine Hilgard. Con sus estudios clínicos y el desarrollo de este concepto, Hilgard fue pionera en el estudio de la enfermedad no sólo como activación de conflictos emocionales sino también como un fenómeno de repetición cíclica transgeneracional que desvela lealtades e identificaciones entre miembros de un clan pertenecientes a distintas generaciones. Los trabajos de Hilgard han sido continuados y profundizados después por otros estudiosos, como la psicoterapeuta francesa Anne Ancelin Schützenberger, persona clave en el desarrollo de la psicogenealogía y del transgeneracional.

Este concepto, hace referencia a las memorias e informaciones presentes en el inconsciente familiar de un clan que se activan y se repiten cíclicamente coincidiendo con fechas, eventos significativos o situaciones concretas. Se trata de una carga transgeneracional inconsciente con el objetivo de unir, de dar cohesión al clan y al relato familiar. Aunque algunos terapeutas consideran que ese inconsciente corresponde solamente a sucesos traumáticos no asimilados o no digeridos, mi experiencia y punto de vista es que la cadena de repeticiones no solamente es traumática, también puede ser jubilosa, es decir, la lealtad sistémica va más allá de la tragedia.

Estos patrones repetitivos en el sentido traumático aparecen cuando hay un duelo pendiente, un trauma que generó una memoria potente en la familia, cuando hay un secreto familiar, cuando alguno de los miembros ha sido excluido porque su historia avergüenza, entristece y ensombrece al clan.

El síndrome del aniversario es una de las muchas maneras que tenemos de PERTENECER y gracias a él, repetiremos fechas de nacimiento, de muerte, nombres, acontecimientos familiares, etc.

Cuando lo que sostiene el síndrome del aniversario, es doloroso, esa memoria inconsciente se transmite de generación en generación buscando nuevas oportunidades para quedar resuelta, mediante la reparación, la comprensión, la integración o simplemente para trascenderla; de esta manera, el Síndrome del Aniversario es una memoria que nos vincula a fechas, edades, acontecimientos dolorosos, acontecimientos jubilosos, grandes celebraciones, historias de dolor, eventos traumáticos, situaciones vergonzosas, y un largo etcétera que se van guardando en el inconsciente familiar.  

Frecuentemente, el Síndrome del Aniversario está relacionado a los cumpleaños o a la edad. Personas de una misma familia a las que cuando alcanzan una edad determinada les suceden cosas similares, como divorcios, accidentes, enfermedades, cambios de lugar de residencia o incluso la muerte. Mujeres que, por ejemplo, son madres a la misma edad que tenía su madre cuando ellas nacieron. Conozco el caso de un hombre que su padre les abandonó cuando el padre tenía 30 años, cuando mi paciente, el hijo de aquel hombre que les abandonó cumplió 30 años, dejó embarazada a una mujer, sus circunstancias sociales no le permitieron hacerse cargo del hijo, estaba abandonando a un hijo a los 30 años, la misma edad en la que su padre le abandonó a él.

En la primavera del año 2003, un chico de 26 años, se mudó de Galicia a Barcelona con el objetivo de suicidarse, no entendía bien porque lo tenía que hacer en Barcelona, no comunicó sus planes a la familia, al paso de los días, la madre le dice por teléfono “Pues mira, mi padre también estuvo allí en la postguerra en abril de 1943, duró poco, se regresó a Galicia”, entonces sospechamos que algo había ocurrido en Barcelona con el abuelo, algún secreto, alguna tragedia… ¿Qué hacer cuando no tenemos información? Hacer una carta de duelo: “Querido abuelo, no sé qué ocurrió en aquella época de la vida, si por alguna razón estoy haciendo algo inconsciente para darle sitio, para reparar, para trascender aquello que viviste, estoy disponible, si algo sale bien en mi vida, será para honrarte”. Como anécdota, le pregunté si había leído “El Quijote”, me dijo que no, “eres afortunado”, le contesté, es la prueba de que la vida todavía puede sorprenderte, entonces le regalé un ejemplar, para que lo leyera antes de suicidarse… el spoiler literario es que, El quijote se cura de su locura en Barcelona.

Sin duda, es una suerte poder conocer cuándo han tenido lugar los acontecimientos familiares asociados a la vida y a la muerte; a qué edad o en qué momentos de la vida nuestros antepasados enfrentaron situaciones concretas o padecieron enfermedades y accidentes; fechas de fracasos económicos familiares, fechas de acontecimientos telúricos, históricos, etc.

Formamos parte de un sistema familiar que tiene muchas memorias disponibles para contemplar y también para repetir a través del síndrome del aniversario, esas memorias, a veces tienen forma de mandatos familiares que rigen nuestras vidas. En el mismo instante en que somos concebidos, recibimos un legado transgeneracional que, por supuesto, nadie nos ofrece la posibilidad de rechazar. Esa herencia inconsciente, estas memorias disponibles nos conectan con el clan familiar y nos atan a sus mandatos inconscientes; pero especialmente a las cargas transgeneracionales y a las circunstancias de ciertos antepasados con los que, por fecha de concepción, nacimiento o muerte, quedamos unidos de manera intangible a través de una afinidad o una lealtad invisible. En ese legado transgeneracional están incluidos los acontecimientos traumáticos padecidos por las generaciones anteriores, sucesos que quedaron sin saldar.

«El inconsciente tiene buena memoria y marca los acontecimientos importantes del ciclo de vida por repetición de fechas o edad” (Anne Ancelin Schützenberger)

El análisis de las características del legado transgeneracional que recibimos nos ofrece la posibilidad de conocer y comprender el sentido y las razones de la existencia de un Síndrome del Aniversario. Sin ese estudio, el Síndrome del Aniversario no pasaría de ser una rueda confusa de repeticiones aparentemente inconexas y carentes de sentido. Sin embargo, el estudio transgeneracional permite comprender a qué se debe y qué está buscando el inconsciente familiar con este Síndrome en cada caso particular. A través de esta interpretación sistémica del clan que es el estudio transgeneracional, se buscan situaciones repetitivas, identificaciones, proyecciones, dramas familiares, fechas, accidentes y muertes que tienen lugar en circunstancias y situaciones similares. El trabajo con el genosociograma, o circunstancias biográficas que conforman la novela familiar del clan, permite precisamente hacer conscientes esos vínculos con el pasado para poder evitar su repetición tanto en la generación presente como en las futuras. El objetivo es liberar al clan de ataduras negativas de origen transgeneracional que toman cuerpo en forma de enfermedades, accidentes o muertes y que responden a conflictos no resueltos.

Detrás de cualquier Síndrome del Aniversario se puede esconder un duelo pendiente, un trauma o un secreto familiar. Pero también aspectos festivos y jubilosos de nuestra historia familiar que también nos permitirán disfrutar muchas cosas. Tuve el caso de un insomnio de una persona, tenía la misma fecha de nacimiento que su abuelo materno, un juerguista que murió de “parranda” en una madrugada, ella no refería el insomnio como algo que le molestara, de hecho, en el insomnio ella se percibía feliz, lo único que al día siguiente debía trabajar. Pudo comprender que se había “apropiado” de la parte lúdica del abuelo, de alguna manera, ella estaba despierta a las mismas horas que el abuelo se estaría divirtiendo.

En lo que respecta a la memoria trágica, estará relacionada con hechos traumáticos con enfermedades, adulterios, herencias, abortos, suicidios, robos, etc. Debemos comprender que el inconsciente familiar es un complejo sistema de conexiones en el que entran en escena todas las vicisitudes vividas, sentidas y reprimidas por cada miembro del clan del presente y del pasado. Asimismo, debemos tener en cuenta que en cualquier clan familiar se repiten muchas circunstancias y vivencias, además de nombres y profesiones. Se generan, de este modo, escenarios similares en los que actúan personas que, no olvidemos, portan inconscientemente legados transgeneracionales que les conectan a las generaciones precedentes. La comprensión de estas circunstancias hace posible interpretar el Síndrome del Aniversario no como casualidad o coincidencia sino como el resultado preciso de conexiones que se activan en el inconsciente familiar para revivir y solucionar traumas pendientes.

Conocer y, sobre todo, comprender cómo funciona, a qué responde y qué representa un Síndrome del Aniversario permite adquirir un nivel de conciencia superior sobre las dinámicas activas en el clan familiar para poder eludir futuros sufrimientos, enfermedades e incluso muertes. Desde los estudios pioneros que en su día realizó Hilgard quedó demostrado que el solo hecho de tomar conciencia sobre el origen y las circunstancias de las que surge un Síndrome del Aniversario permite desactivar o mitigar sus efectos. No obstante, la desactivación sólida y definitiva de sus efectos presentes y futuros requiere adentrarse en el inconsciente familiar a través de uno de los integrantes del clan familiar para realizar los cambios precisos, básicamente consistentes en el cambio de creencias e informaciones asociadas al trauma o la elaboración del duelo o duelos pendientes, realizando actos y rituales simbólicos que el inconsciente, que no distingue entre lo real y lo simbólico, aceptará y asumirá como verdaderos.

Aunque el Síndrome del Aniversario responde a legados transgeneracionales que contienen duelos y traumas pendientes que asumimos de manera inconsciente, ¿a qué dinámica responde este Síndrome? Cuando somos concebidos, las conexiones invisibles presentes en el inconsciente familiar deparan afinidades y lealtades inconscientes que suponen para el receptor una suerte de contratos o códigos que influirán en su vida bajo la forma de creencias y tendencias. Esas creencias se convertirán en una especia de filtro que condicionará su evolución en la vida. Todo contrato implica el desempeño de una función o un mandato. También supone un compromiso respecto a algo o hacia alguien. Puede tratarse de compromisos horizontales, cuando están referidos a colaterales (pareja y hermanos) o verticales, si vincula a familiares de distintas generaciones. Cualquier contrato inconsciente asignado por el clan supone para el receptor la asunción de una lealtad invisible. Aunque somos organismos evolucionados, los seres humanos somos también, ante todo, organismos biológicos primarios y reaccionamos como tales. En nuestra memoria biológica está muy presente que el clan nos aporta identidad, seguridad y mayores posibilidades de supervivencia. Sin ese vínculo con el clan, los peligros se incrementan y la supervivencia puede correr un serio peligro. Es precisamente ese miedo profundo –biológico- que implica la posible desconexión con nuestro clan el que nos lleva a asumir como propias esas lealtades inconscientes asignadas por el clan, incluso aunque éstas nos condicionen y lastimen.

El clan ejerce su autoridad inconsciente sobre nosotros para preservar la supervivencia del sistema. Aceptamos sus mandatos por nuestra necesidad de ser reconocidos como miembros de este. Toda iniciativa de un miembro del clan hacia su individuación representa para el clan familiar una posible deslealtad y una amenaza implícita que pone en peligro su supervivencia. El clan familiar amenaza al disidente y éste, aun a pesar de sus intenciones iniciales, probablemente acabará plegándose a seguir viviendo la vida que le han asignado dentro de unos cauces preestablecidos que limitan y frenan su evolución.

Las lealtades y los contratos inconscientes tienen el objetivo de minimizar o anular cualquier posible alteración que desestabilice al clan. Porque la dinámica interna del clan familiar, como sistema conservador, se rige por los contratos asignados a sus miembros y por las obligaciones que éstos asumen. Las expectativas individuales no son prioritarias frente a los mandatos y las necesidades del clan. El individuo interactúa constantemente con los otros miembros del clan; pero siempre en una relación de dependencia respecto a los mandatos inconscientes que recibe del sistema y respecto a los contratos, también inconscientes, que han asumido y desarrollan otros miembros del clan.

Cada clan familiar cuenta con su propio sistema de lealtades que estructura las relaciones intrafamiliares, regula la pertenencia al grupo y penaliza los intentos de disidencia. Debe observarse, asimismo, cómo esta dinámica de las relaciones en el clan familiar se alimenta constantemente. El inconsciente familiar se alimenta de las lealtades inconscientes que sucesivamente van adquiriendo las distintas generaciones. Así como en un momento dado los padres asumieron los contratos y códigos inconscientes impuestos por el clan, los hijos asumen sus propias lealtades inconscientes para preservar su identidad y territorio en el clan. Es de esta manera como se mantiene vigente y se transmite el Síndrome del Aniversario.

Síndrome del Aniversario y sociedad.

El síndrome del aniversario lo podemos observar no solamente en los relatos familiares, también lo podemos corroborar en acontecimientos históricos, la historia de la humanidad está llena de efemérides encadenadas por las fechas. Pongo algunos ejemplos.

11 de septiembre:

1541 destrucción de Santiago de Chile – 1973 Asesinato de Salvador Allende

1609 expulsión de los musulmanes de España

1714 caída de Barcelona bajo las tropas borbónicas

1857 la tragedia de Mountain Meadows en Utah, y en la cual fueron asesinados 120 pioneros y pioneras

1922 el reino unido promete el territorio en palestina a los sionistas europeos

1966 Gandhi anuncia sus planes de independencia

1972 el grupo terrorista “septiembre negro” asesina a 11 atletas en Munich

2001 el atentado de las torres gemelas

19 de abril

1943 alzamiento del Gueto de Varsovia

1993 el asalto en Waco Texas en la secta de David Koresh

1995 el atentado en Oklahoma por Timothy McVeight un excombatiente de la guerra de Irak, fue participante de la masacre perpetrada por el ejercito estadounidense sobre civiles y militares iraquíes, muchos de ellos enterrados vivos

1999 la tragedia de Columbine, dos adolescentes hacen una matanza en la misma época en la que Bill Clinton y la Otan estaban bombardeando a la Ex Yugoslavia.

ABRIL DE 2020

Actualizo este documento en medio de un confinamiento global por la epidemia del coronavirus, y la Dra. Esther Fernández Mostaza nos invita a que reflexionemos, que, de alguna manera este confinamiento, nos une a otros confinamientos que han ocurrido en nuestra familia y en la humanidad, en estas mismas fechas a finales de los años 90 millones de personas de Europa del este estaban confinadas por la guerra de los Balcanes, en estas mismas fechas, fue cuando los judíos del Gueto de Varsovia se organizaron para alzarse finalmente el día 20 de abril. Sin duda, todos tenemos en nuestra familia, alguna persona que ha estado confinada en una “institución total” de aquellas de las que hablaba Erving Goffman, de tal manera que este confinamiento personal tiene una vinculación familiar con alguien que ya estuvo en un hospital, una prisión, un psiquiátrico, un cuartel, un convento, un internado, un orfanato, etc. al preparar este documento algunas amigas me han compartido historias interesantes: muchas de ellas hablan del encierro que tuvieron que vivir muchas familias en la guerra civil, muchos han recibido información de sus antepasados que vivieron en la época de la gripe española; una amiga me explica que en Menorca hay una calle que se llama “Qui no passa”, una pequeña calle de Ciutadella que en una epidemia de peste de confinaron del todo y el carruaje que recogía los cadáveres de la ciudad, por allí no pasó. Allí también se encuentra la pequeña isla de Lazareto, un espacio construido en 1793 para confinar a los que llegaban en Barco a la isla. La madre de una amiga estuvo prisionera en un campo de concentración de Indonesia en la segunda guerra mundial, mi amiga tiene el nombre, profesión y fecha de nacimiento de la abuela materna, ha descubierto sorprendentemente que a la misma edad que tiene mi amiga ahora, la abuela y también la madre que era una niña, estaban confinadas porque el 28 de marzo de 1942 los japoneses entraron definitivamente en Sumatra. Otra amiga me explica que su familia -muy grande, por cierto- están viviendo el confinamiento con una cierta paz, cuando me explica que su abuelo materno estuvo con sus dos hijos varones en la prisión, que hubo familiares en el campo de concentración, algunos en un convento, etc. entonces comprendo que hay confinamientos “dulces” y confinamientos “angustiantes”. Este confinamiento que vivimos, revive memorias colectivas y memorias personales. Algunos que dicen «Yo lo estoy viviendo muy bien» seguramente han conectado con otros de su clan que vivieron algo similar, alguna reclusión en una institución total, y esta es la oportunidad de repetir la historia sin tragedia, a otros, por el contrario, es posible que se les remueva la angustia de los que vivieron situaciones similares. Por supuesto en estos días me han explicado muchas historias sobre la gripe española. Una de ellas muy impactante, es la de el abuelo de un amigo, se contagió de la gripe española a los 10 años y arrastró toda la vida problemas pulmonares, murió finalmente a la edad de 40 años de una tuberculosis, mi amigo tiene ahora 40 años, un momento fascinante para reparar y darle dignidad a la historia de ese abuelo, no lo hará muriéndose, lo hará -y lo está haciendo- con una profunda transformación interna.

LA GRIPE ESPAÑOLA Y EL COVID19

En las redes sociales circula una información que relaciona la peste de Marsella de 1720, la epidemia de cólera que empezó en 1817 y que tuvo muchas oleadas posteriores, la gripe española que empezó en 1918 y la epidemia actual. Hemos de puntualizar de que, entre estos cuatro acontecimientos ha habido otros brotes epidémicos, aunque sin duda, un confinamiento y alarma mundial coincide cien años con la gripe española. Es bueno hacer algunos matices respecto de estas cuatro epidemias.

La epidemia de 1720 estuvo restringida justamente a la ciudad de Marsella, no tuvo una repercusión internacional; la epidemia de cólera, como ya lo dije arriba, se prolongó en el tiempo, con varios picos que llegaron hasta el siglo pasado, en la década de los 90 todavía causó estragos en Latinoamérica. Desde el punto de vista sistémico, todos los hechos están relacionados, aunque no conozcamos la pauta que los conecta, en estos días de abril, aparece un artículo en el periódico “el país” que nos habla de “La epidemia de Justiniano”, un brote de Peste bubónica que asoló al mundo conocido entre los años 541 y 544, desde China hasta las costas de lo que hoy es España:

“Una pandemia que llegó del extranjero y que se extendía rápidamente desde los puertos adonde arribaban los pasajeros infectados —asintomáticos o no—, sin ningún remedio médico disponible que pudiese pararla, todos los habitantes confinados en sus casas para evitar contagios, la paralización total de la economía, el ejército vigilando las calles, médicos contagiados trabajando hasta la extenuación, miles de fallecidos diarios sin enterrar durante “muchos días porque quienes cavaban ya no daban abasto…». No es la crónica del coronavirus que afecta en 2020 al mundo. Es el relato que Procopio de Cesarea realizó del brote de peste bubónica que asoló el mundo conocido entre el 541 y el 544: de China a las costas de Hispania. El estudio La plaga de Justinià, segons el testimoni de Procopi, (La plaga de Justiniano según el testimonio de Procopio), de Jordina Sales Carbonell, investigadora de la Universidad de Barcelona, ha devuelto a la actualidad este relato de hace 1.500 años, con moraleja. “A día 1 de abril de 2020, determinadas similitudes y paralelismos del comportamiento humano frente a un virus y sus consecuencias nos parecen tan cercanas y actuales que, a pesar de la tragedia que estamos viviendo en primera persona, nunca podemos dejar de maravillarnos de cómo se repite la historia”

ALGUNAS COINCIDENCIAS PECULIARES

Händel y Jimmy Hendrix vivieron en la misma calle Brook Street de Londres, los separó el tiempo y una puerta.

Guillermo Borja, ese gran terapeuta mexicano que escribió el libro “La locura lo cura” murió el 10 de julio de 1995, alumno y amigo de Claudio Naranjo, quien a su vez lo consideraba su maestro, Claudio Naranjo murió el 12 de julio de 2019.

Hahnemann nació el 10 de abril de 1843, es el personaje histórico más importante para mi vocación, pues bien, mi padre murió un 10 de abril de 2016. También un 10 de abril murió un médico que fue clave en mi formación profesional, el Dr. Francisco Esparza

Mi padre se llamaba Vicente, tres meses antes de morir él, yo estaba en Menorca, alternaba mi estancia en Zacatecas con atender a mi trabajo, ese día estaba pensando que quizás ya me debería instalar en Zacatecas hasta que ocurriera el desenlace, entonces conocí a un señor que se llamaba Vicente y que había nacido el mismo año que mi padre con dos meses de diferencia. Todo estaba conectado.

Todo está conectado, aunque no siempre conozcamos la pauta que lo conecta.

ACTIVIDADES CON Vicente Méndez

SÁBADO 5 DICIEMBRE BARCELONA «CONSTELACIONES TRANSPERSONALES«

Nuestra postura vital se sostiene con muchas memorias: nuestra infancia, las experiencias de nuestra vida que han dejado huella, la relación con nuestros padres, las historias que han alimentado y han construido la narración de nuestro árbol genealógico. En este módulo tendremos un enfoque más profundo, nuestro ser se relaciona también con la sociedad, con algo más grande e incluso con otras dimensiones. También exploraremos técnicas novedosas en las constelaciones familiares.

  • Constelaciones de sueños
  • Regresiones en constelaciones familiares, incluida la posibilidad de constelar vidas pasadas.
  • Constelaciones con un trance hipnótico.
  • Constelaciones sociales (constelaremos la situación actual del planeta).
  • Movimientos del espíritu (lo último de Bert Hellinger).

DOMINGO 6 DICIEMBRE RAÍCES SISTÉMICAS DE LA ENFERMEDAD

En este módulo haremos constelaciones para la salud. Comprenderemos que una postura vital se sostiene con muchas memorias, y que una enfermedad o un síntoma se nutre con aspectos de nuestra biografía, pero también con los aspectos psico biográficos de nuestra familia, los exploraremos, los iluminaremos con el presupuesto de que los síntomas son PROGRAMAS BIOLÓGICOS DE SUPERVIVENCIA personal y de la especie (lo explicamos durante el confinamiento pero haremos un repaso breve) . Comprenderemos que las enfermedades muchas veces son una forma de PERTENENCIA. El síntoma es un dolor que UNE.

Conocerás tu nivel de salud. Quizás tengas mejor salud de la que te imaginas.

LOS DESAPARECIDOS DEL CORONAVIRUS

«Tata Jesucristo» Francisco Goitia

En estos días algunos amigos están haciendo rituales discretos e íntimos para despedir a las personas que se están marchando con la epidemia, no es que sean más importantes que todos los seres humanos que se marchan cada día, pero lo están haciendo en un momento de transformación de la humanidad. ¿Tiene sentido hacer un ritual para ellos, un pensamiento, una oración?, creo que si, independientemente de los sentimientos y creencias religiosas que uno pueda tener, la oración, la meditación, la música, los buenos deseos en el corazón no estorban y podría ser que nos permita estar conectados y unidos en estos momentos históricos.
Especial recuerdo tienen las personas que se han marchado en soledad, sin la posibilidad de ser consolados, acompañados y acariciados por sus seres queridos; algunos de ellos ni siguiera han podido tener una despedida digna, un ritual, una honra fúnebre, un servicio religioso que sirva de consuelo para su familia, ellos más que muertos son desaparecidos a los que damos un lugar especial en nuestro corazón. Como dice Bert Hellinger: «Lo que más necesitan los muertos es una bendición. Una bendición en el sentido de que les deseemos el bien. Ya nada hay en nosotros que los retenga, que esperemos o incluso exijamos de ellos. Los dejamos marchar en paz y les deseamos con amor, que nada los retenga ya en este mundo, que lo puedan dejar todo atrás y miren hacia adelante, hacia algo grande, enorme, eterno, que los acoja para siempre en su protección, su paz y su olvido venturoso.
Esa bendición sólo puede venir de nosotros cuando estamos en paz con esa grandeza y permanencia, cuando ya hemos dejado atrás lo pasajero y nos comportamos como un mero huésped en la tierra: presentes y, no obstante, en camino.
Entonces esa bendición no viene de nosotros. Sólo fluye a través de nosotros, y los muertos, en vez de mirarnos y querer todavía algo de nosotros, miran hacia el origen de la bendición y se nutren de ella, y ella se los lleva lejos de nosotros, hasta el lugar donde todos encuentran sin distinciones su morada».

FOTO: «Tata Jesuscristo» Francisco Goitia

LOS SUEÑOS Dr. Vicente Méndez

Cápsulas para mantener la conexión durante la emergencia sanitaria en la primavera del 2020
Un poema es un sueño en vigilia (Tranströmer)

Nosotros (la indivisa divinidad que opera en nosotros) hemos soñado el mundo. Borges

Lo realmente asombroso es que no estemos locos después de haber soñado. VM

Introducción
Este dossier surgió del interés de un grupo de estudiantes de terapia sistémica que querían mantener el contacto con alguna temática similar a la sistémica para los días especiales de recogimiento por motivos de la emergencia mundial por el coronavirus COV19. Fueron dos breves charlas, esta es una transcripción de esas charlas.

En estas charlas damos por supuesto que la mayoría de los participantes tiene una información básica sobre las fases fisiológicas del dormir, especialmente la fase REM (MOR en español movimiento rápido de ojos)

ELEMENTOS DE LOS SUEÑOS DESDE LA PERSPECTIVA PSICOANALÍTICA

Desplazamiento. Se traslada el sentimiento de un objeto a otro que es más fácil de gestionar. Está el caso del niño Juanito referido por FREUD, quien tiene fobia a los caballos, en el caballo desplaza el amor / odio que siente por el padre, de esta manera puede permitirse amar al padre y odiarlo en los caballos.

Se puede soñar que se golpea a un costal en lugar de un amigo o un hermano.

Condensación. Se representa en un solo objeto varias CADENAS ASOCIATIVAS, por ejemplo, una profesora empieza en una escuela donde hay niños de diferentes culturas: chinos, paquistaníes, etc., ¿Cómo los condensará?, dependiendo de sus arborescencias culturales. Por ejemplo soñar unos danzantes con plumas.

Proyección. Muy similar al desplazamiento, tiene más que ver con sensaciones personales, lo que yo siento, se lo adjudico a otro. Por ejemplo, la familia se va a mudar y entonces el niño sueña que el perro está triste

¿Qué otras cosas contienen los sueños?

Anhelos

Residuos diurnos

Clarividencias

Sincronías

LOS SUEÑOS COMO HERRAMIENTA PARA DESPERTAR, PARA CONECTAR.

El objetivo de las charlas era dotar de herramientas para que los alumnos tuviesen la oportunidad de entrenarse en la ensoñación, con el presupuesto de que lo más importante no era conseguir esa habilidad, lo importante era seguir en el camino, seguir viajando, a sabiendas de que, todo viaje verdadero es un viaje interno de transformación y conocimiento. De nada serviría tener muchas experiencias si no nos vamos conociendo y transformando.

Muchos maestros y chamanes nos han explicado alguna vez, que gran parte de su despertar lo han hecho a través de los sueños, por ejemplo, Daan van Kampenhout.  Yo mismo os he explicado algunas veces como en sueños he podido comprender cosas, hacer mi viaje esclarecedor personal y alguna vez incluso algún acto sanador. Prácticamente todos los chamanes han narrado en público o en privado su VIAJE PERSONAL a través de los sueños. Al prepararme para esta conferencia, me di cuenta de que realmente no tengo un método, para mí fue algo natural “jugar” a distorsionar la realidad mediante la respiración, la fijación de la mirada, la fijación auditiva, etc. y a partir de aquí, dejarme “coger” por eso nuevo que aparecía sin interpretarlo, simplemente integrando las vivencias, muchas de estas experiencias las tuve siendo un niño, y desde niño me impuse un “marco protector”. Como crecí en un contexto más o menos religioso, establecí un marco de seguridad en coherencia con mi cultura, de alguna manera le pedí a Dios, a mi sabio interior, que me protegiera cada vez que hacía esos “viajes”. Con los años fui abandonando esa meditación y ensoñación natural, y la recuperé con el tiempo, pero ya instalado totalmente en el viaje a través de los sueños, que no se distinguía mucho de aquellos viajes inducidos, pero con la diferencia que ya podía comprender más cosas: ya sabía que aspectos del sueño eran totalmente para comprender mis vivencias particulares y cuales eran para estar al servicio de alguien que sufría, para ello, me sirvió mucho la comprensión de los diferentes planos de la realidad que los explico al final. Con todo y que no he tenido una “escuela” o unos maestros en el arte de ensoñar, creo que puedo ofrecer sencillos pasos.

METODOLOGIA PARA ENTRENARSE EN LOS SUEÑOS (ensoñación chamánica)

1. EMPRENDE TU VIAJE. La vida orgánica tiene cuatro estaciones, todo lo que está vivo se rige por despertares continuos, todo tiene una primavera, verano, otoño e invierno, incluso esta crisis tiene cuatro estaciones, todo en nuestra vida es una mezcla de veranos, otoños, primaveras e inviernos, de esta manera podemos comprender como todas las culturas tienen ritos de paso, de hecho los cuentos de hadas, siempre tienen un rito de paso: entrar en la barriga del lobo, dormir 100 años como la bella durmiente en el fondo es hacer una pausa para luego despertar, emprender el viaje, por ello es importante que quien quiera entrenarse en el arte de ensoñar, se prepare explícitamente para el viaje, puede ser con algo sencillo, como comprar libro sobre chamanismo, hacer una meditación personal, si ya está haciendo alguna práctica espiritual, hacer un ritual donde quede manifestado que está en un nuevo comienzo. Una vez empezado el viaje, hay que mantener los ojos y el corazón abiertos. Si has decidido buscar un libro, te sugiero EL VIAJE DEL CHAMAN, una vez que lo leas

  • ¿Has aprendido algo inesperado?
  • ¿Has conocido a alguna persona interesante?
  • ¿Has observado algo fuera de lo común en tu día a día?
  • ¿Has soñado algo diferente desde entonces?

2. Lleva un diario de sueños puede ser un ritual cotidiano. Los sueños a los pocos minutos de haber despertado se olvidan, a menos que haya sido un sueño muy vívido o un sueño repetido, por ello es importante registrarlos apenas levantarnos. Con el tiempo, tendremos suficiente material para identificar patrones en nuestra vida onírica, con lo cual aprenderemos qué situaciones nos ponen en una posición de inseguridad, o con qué aliados contamos para hacerles frente.

3. Medita como si estuvieras soñando. Meditar como si se estuviera entrando en el crepúsculo del sueño es un buen entreno, o simplemente meditar, meditar con la conciencia de que conscientemente le has pedido a tu sabio interior que te lleve a un viaje a través de los sueños.

4. Recrea los sueños que te dan confianza. La vida onírica puede ser terrible, por ello es importante recrear los sueños llenos de sentido, aquellos en los que hemos sido felices, aquellos que nos han dejado un halo de confianza. No se trata de ser ingenuos y obviar lo difícil de la existencia, estamos entrenados para ello, cuando somos conscientes, por ejemplo, de que los acontecimientos familiares pueden tener historias difíciles, nosotros ponemos luz y atención a aquellas historias que fueron luminosas.

5. Cuestionar durante el día la naturaleza de la realidad. “Anoche soñé que era una mariposa, y al despertarme, me toqué y era yo; ahora no se si fui yo quien soñó con una mariposa, o una mariposa me está soñando a mí”. Chuang Tse.
El universo está vivo, consciente y conectado, todos los objetos (incluso los inanimados) tienen un espíritu o un alma. Alejandro Jodorowski nos dice en una de sus leyes mágicas: “Todo está vivo, Lo que parece inanimado en realidad vive en un tiempo más lento. Las montañas no están quietas. Se desplazan sobre la corteza terrestre como inmensas olas. El mago se preocupa por los objetos que le rodean, los trata con la misma delicadeza con que trata a un niño. Si somos bruscos o destructivos con las cosas, ellas terminan por dañamos. Si las manejamos con respeto, se convierten en nuestras aliadas”.

Comienza a observar las pruebas de estas creencias en tu vida diaria. ¿Los objetos quete rodean parecieran tener un alma? ¿La mariposa en la ventana te recuerda a alguien? ¿Te sientes conectado con las plantas que tienes en tu casa? Reconoce estos sentimientos y conexiones. Cada día, reconoce la existencia de los animales y los objetos al saludarlos. Di (en silencio o, en voz alta) “Hola, lámpara. Gracias por permitirme ver”, si te deshaces de un objeto, dale las gracias por haberte servido”. A medida que te sientas más cómodo al encontrar y creer en esta prueba durante el día, te resultará más fácil continuar esta práctica en tus sueños.

6. Reconoce la sincronicidad. Prácticamente nada en la vida es “solo una coincidencia”. Acompañar la sincronicidad mientras estás despierto te permitirá abrirte a los mensajes del universo. En cada momento en que encuentres la sincronicidad, ten en cuenta que es el mensaje del universo diciéndote que estás en el camino correcto.  Con frecuencia, la sincronicidad se manifiesta a través de pistas de lo que buscas o los lugares que visitas durante tus sueños. Nuestra vida está llena de sincronicidades:

  • Ver a la misma persona en distintos lugares no relacionados.
  • Decir una palabra en voz alta al mismo momento en que otra persona lo hace.
  • Cuando experimentes un momento de sincronicidad, no lo ignores. Detente y obsérvalo. Escríbelo.
  • Presta especial atención a las sincronicidades que cruzan el umbral entre estar despierto y estar dormido. ¿Has visto a una persona en la vida real y en un sueño? ¡Habla con ella en tu sueño!

7. Juega en la “zona crepuscular”. Comienza tu viaje en la práctica de la ensoñación chamánica al jugar en el período entre estar despierto y estar dormido. Este lugar se llama “zona crepuscular”. Al acostarte en la cama y prepararte para dormir, dirige tu mente e imaginación a lugares fértiles para la ensoñación.

  • Recuerda tu visita a la librería para conseguir el libro, el momento que te manifestaste que empezabas el viaje. Visualiza la parte externa de la tienda e imagínate ingresando. Es posible que la librería sea el portal de acceso a un nivel superior.
  • Recuerda cualquier «prueba» que hayas encontrado recientemente. Recuerda la lámpara, que parecía tener vida. Ponte atento a la luz, ¿Te quiere decir algo?
  • Recuerda una sincronicidad que te haya ocurrido. Trae a la mente los detalles. ¿Cuáles han sido las circunstancias y cómo te has sentido? Hace cuatro años encontré un hombre que se llamaba Vicente, como mi padre y como yo, y que había nacido en el mismo año que mi padre, una sincronía asombrosa. Piensa, medita en esas sincronías mientras estas en la zona crepuscular, si no sabes bien cómo hacerlo, utiliza el enfoque clásico e imagina una escalera. Visualízala con el mayor detalle posible. A medida que te dejas llevar por el sueño, imagínate subiéndola. Esto te permitirá ingresar en el nivel superior a medida que te duermes.
  • Por último, piensa en lo que quieres saber. A medida que atravieses el umbral entre el mundo despierto y el mundo de los sueños, hazte una pregunta acerca de ti mismo, tu futuro o tus ancestros.

8. Busca símbolos. Para cosechar la sabiduría de los viajes de la ensoñación chamánica, tendrás que aprender el lenguaje de tus sueños. Comienza a llevar un registro de estos símbolos y presta atención a los patrones. Existen varios tipos de símbolos de la ensoñación chamánica.

  • Los símbolos arquetípicos universales, comunes a todos los humanos, son imágenes que han trascendido generaciones y culturas, y son cosas como elementos (agua, aire, tierra y fuego), cuerpos celestiales (el sol, la luna y las estrellas) y animales (tigres, osos, reptiles).
  • Los símbolos personales son símbolos específicos para ti, tu experiencia y tu familia. ¿Tu abuelo ha sido alcanzado por un rayo? El rayo puede ser un símbolo poderoso para ti.
  • Hay un apartado especial para los símbolos colectivos con vivencia personal, por ejemplo, los símbolos religiosos, los símbolos esotéricos, etc.

9. Despiértate en tu sueño Se trata de que en el mismo sueño puedas ser consciente de que estás soñando. Pudiendo llegar incluso a interrumpir y continuar el sueño, dejarlo y empezar con otros

10. Practica verificaciones de realidad de manera diaria. Pregúntate durante el día si estás soñando o estás despierto. Porque para alcanzar la sabiduría chamánica de tus sueños, debes “despertarte” (o estar “lúcido”) en tus sueños. En otras palabras, debes ser consciente de que sueñas mientras permaneces dormido. Una forma simple de inducir un sueño lúcido es adoptar la práctica de preguntarte de manera regular si estás soñando o no.  ¿ESTOY SOÑANDO O NO?

  • Al preguntarte si duermes o no de manera rutinaria mientras estás despierto, podrás extender esta práctica de manera natural mientras duermes.
  • Cuando te hagas esta pregunta durante un sueño, será obvio que, de hecho, estás soñando, y tu sueño se volverá más lúcido.
  • Los sueños lúcidos representan un paso esencial en el camino a la ensoñación chamánica.

11. Estimulación auditiva mientras duermes. Para conseguir entrar con facilidad al mundo de los sueños, es bueno tener un audio con un sonido de tambor, o bien una grabación con un sonido binaural, sonidos especiales con la sensación de 3 D, hay en internet muchos ejemplos y muchos sonidos.

PUNTOS EXTRAS

No bebas alcohol antes de dormir.

AFIRMACIÓN “Yo siempre recuerdo mis sueños, ellos me dan confianza”

Explorar el sueño como se explora un cuento de hadas: eres todos los personajes y todas las imágenes que aparecen. Esta es la manera como trabajan en Gestalt los sueños, y hay mucha literatura al respecto.

LOS CUATRO MUNDOS DEL CHAMÁN: SERGE KING

(Lo aprendió de su tío Wana Kahili)

Una de las cosas más confusas que enfrentan los estudiantes del chamanismo es la forma en que los chamanes miran mundo. Confunde a mis alumnos en la actualidad y cierta- mente me confundió a mí cuando me iniciaba en esta tradición. En mi época de adolescente, en el campo, a veces mi padre, al igual que los demás agricultores, hablaba de los cultivos y animales que había a nuestro alrededor, y en algunas ocasiones se dirigía a ellos como si los cultivos y los animales fueran seres inteligentes, capaces de comprenderle y responderle. A pesar de que yo también aprendí a hacerlo, tuvo que transcurrir bastante tiempo para llegar a comprender el proceso. En una época determinada, todas las conversaciones con los árboles, flores, insectos, rocas y edificios que tenía lugar a mi alrededor, me impedían concentrarme en mi trabajo. Entonces, de algún modo, aprendí a abrirme y cerrarme aquel tipo de concienciamiento, sin saber cómo lo hacía.

De M’Bala, mi maestro chamán en África, aprendí a fusionarme con los animales de la jungla, después de entrar en un trance profundo. Creía que el estado de trance era el medio de conseguir el cambio, hasta que me di cuenta de que él lo lograba en un abrir y cerrar de ojos, sin entrar en trance Evidentemente el trance no era más que un instrumento y n la causa del cambio experiencial.

Mi tío kahuana hawaiiano, Wana Kahili, me enseñó a emprender viajes interiores repletos de asombro y terror, y a discernir augurios en las nubes, hojas y muebles. Sin embargo, también me enseñó a ser muy consciente de mi estado al despertar y a cómo no ver augurios, ya que en ciertos momentos esto puede ser igualmente importante.

Mi padre, M’Bala y Wana Kahili dedicaron muy poco tiempo a explicarme los fenómenos que me enseñaban a experimentar. Eran todos del parecer de que la experiencia es el mejor modo de aprender y de que las explicaciones intelectuales supondrían una traba. Este fue un buen método para salir de mi obstinación mental e introducirme en mi cuerpo, pero el hecho de tener que afrontar las dudas y temores generados por la cultura no chamánica en la que también vivía demoró considerablemente mi aprendizaje. En mis propias vivencias como alumno y como maestro, he descubierto que satisfacer el intelecto suele reducir las barreras analíticas y emocionales que dificultan el aprendizaje, permitiendo una asimilación mucho más rápida de la experiencia. Por ello, he pasado muchos años analizando, sin juzgarlas, mis experiencias personales, así como las de otros chamanes, a fin de adquirir una mayor comprensión de lo que hacemos cuando lo hacemos, para poderlo compartir más fácilmente.

El auténtico punto de partida fueron las enseñanzas de Wana Kahili sobre los cuatro mundos (niveles o clases de experiencia) entre los que todo el mundo fluctúa espontánea y, por regla general, inconscientemente, pero que los chamanes cultivan a conciencia. Se trata del ike papakahi (literalmente: primer nivel de experiencia), el ike papalua (segundo nivel de experiencia), el ike papakolu (tercer nivel de experiencia) y el ike papaha (cuarto nivel de experiencia). En términos generales, me explicó que éstos representaban respectivamente el mundo ordinario, el mundo psíquico, el mundo de los sueños y el mundo existencial. Por razones didácticas he optado por definirlos como mundos objetivo, subjetivo, simbólico y holístico. También me dijo que dichos mundos eran comunes a todas las personas, no sólo a los chamanes, y que la única diferencia consistía en que los chamanes los utilizaban con conocimiento y propósito. También agregó que gran parte de la con fusión en la vida de la gente emana de una mezcla de dichos mundos en la mente y en el habla.

Mi objetivo era el de instruir a mucha gente en poco tiempo sobre la experiencia chamánica, por lo que, a pesar de un punto de partida tan favorable, me quedaba mucho por aprender. Lo que figura a continuación es un breve resumen de dicha búsqueda e investigación.

¿Qué hacemos cuando realizamos un trabajo chamánico? Hablamos con la naturaleza y con los espíritus; cambiamos el tiempo y creamos acontecimientos; curamos mentes y cuerpos, y canalizamos extraños seres; volamos fuera del cuerpo, nos trasladamos a otras dimensiones y vemos lo que otros no pueden ver; además, pagamos nuestros impuestos, lavamos el coche y hacemos la compra. ¿Hay algo que sirva de conexión entre actividades tan diversas, o se trata simplemente de una serie de conocimientos independientes?

Existe una pista importantísima en el primero y fundamental principio de Huna, término genérico de la filosofía polinesia de la vida en la que yo me formé. Dicho principio afirma que «el mundo es lo que crees que es». Otra forma más popular de decir lo mismo es: «nosotros creamos nuestra propia realidad». Sin embargo, la mayoría de la gente que lo dice no lo acepta plenamente, porque creen que lo único que eso significa es que todo lo malo que les ocurre es culpa suya. Incluso los que lo aceptan con una comprensión más profunda siguen limitando su significado a la idea de que son responsables de sus sentimientos y de su experiencia, y de que, si convierten sus pensamientos negativos en positivos, comenzarán a atraer una experiencia positiva, en lugar de negativa.

Los chamanes, sin embargo, van mucho más lejos. Para nosotros, no sólo significa atraer la experiencia con nuestro pensamiento, sino verdaderamente crear realidades. Con nuestros supuestos, actitudes y expectativas, hacemos que las cosas sean posibles o imposibles, reales o irreales. En otras palabras, cambiando el marco de la mente podemos hacer cosas ordinarias y no ordinarias en la misma dimensión física que compartimos con todos los demás. Repito que esto no es privativo de los chamanes. Lo único distinto es la forma en que aplicamos el principio.

La forma de cambiar la experiencia y poder usar facultades no normales en una realidad determinada consiste en cambiar un conjunto de creencias (o suposiciones, actitudes y expectativas) acerca de dicha realidad, por otro conjunto. Parece muy sencillo y lo es. Lo más difícil -y puede serlo en grado sumo para algunos- es aceptar su simplicidad, porque esto significa cambiar la idea que uno tiene de la realidad.

El modelo que presento a continuación ha sido específicamente diseñado para que los chamanes modernos puedan distinguir clara y conscientemente entre distintos niveles de realidad o conjuntos mentales. Esto no sería necesario en una sociedad más familiarizada con el chamanismo y con una mejor disposición hacia la aceptación de este. Se realizarían los mismos cambios, pero de un modo más intuitivo, porque habría menos conjuntos mentales contradictorios con otras filosofías, tanto religiosas como seglares. Imaginemos, por ejemplo, a un antropólogo moderno estudiando una cultura indígena en una isla del Pacífico meridional. Un buen día aparece el chamán del pueblo y les comunica a sus conciudadanos que, mientras estaba en el campo quitando las malas hierbas, la diosa Hina ha descendido por un arco iris y le ha advertido que se acercaba un huracán, antes de convertirse en pájaro y salir volando.

El chamán alterna fácilmente el trabajo del campo con el de hablar con la diosa y sus conciudadanos lo aceptan sin dificultad alguna, porque esperan que el chamán sea capaz de realizar ambas tareas. Sin embargo, es probable que la mente del antropólogo se rija por un conjunto de ideas en las que sólo haya cabida para la alucinación inducida por las drogas, la aberración mental, la farsa, o la dramatización de una percepción ordinaria. La posibilidad de que el chamán se comunique realmente con un espíritu la elude por completo, así como su propia capacidad para hacer otro tanto.

Al hablar a continuación de los distintos mundos, es conveniente tener en cuenta que se pueden penetrar someramente, como quien se moja los dedos de los pies en un estanque, o con la plenitud de quien se zambulle en las profundidades del océano.

Ike papakahi: el mundo objetivo “ordinario”.
SUPUESTO: Todo es independiente. (Todo tiene un principio y un fin y todo tiene una causa)

El mundo del primer nivel es lo que la mayoría de la gente en la sociedad moderna llamaría realidad ordinaria. Tomando como ejemplo un prado en pleno bosque, la mera experiencia sensorial del mismo (los colores de las plantas, la tierra y el firmamento, el olor de las flores, el canto de los pájaros, la sensación de la brisa en la piel, la percepción del movimiento de una gama con sus cervatillos) tendría lugar en un marco objetivo. Desde esta perspectiva también parecería evidente e incuestionable que el prado tiene unas dimensiones determinadas, un número concreto de árboles de ciertas especies, que unos son de madera dura y hoja caduca y otras coníferas, que una cantidad específica de animales de distintos géneros puebla la zona, que alguien es propietario de la misma, etc. Todo esto sería evidentemente cierto, pero sólo a dicho nivel de percepción. Este primer nivel, por evidente que parezca, sólo es perceptible de ese modo gracias a una creencia o supuesto fundamental que sirve de marco de referencia al mundo objetivo: el supuesto de que todo es independiente. Éste es el supuesto que da cabida a la experiencia sensorial directa, la física clásica y las diversas filosofías de causa y efecto.

Suele ser bastante difícil que la gente formada en dicha creencia sea capaz de verla como un simple supuesto. Es evidente que aparenta ser la única verdad posible. Pero ésta es la naturaleza de los supuestos fundamentales. Toda experiencia tiende a ser consecuente con los supuestos acerca de la experiencia. Es como ponerse unas gafas de color rosa y olvidar que se llevan puestas. Si uno jamás recuerda que se las puede quitar, siempre pensará que el color rosa es el único y natural del mundo. La falta de consonancia se manifiesta cuando uno descubre, consciente o inconscientemente, otros supuestos, como por ejemplo cuando se le caen las gafas, o cuando recuerda que algún día se las puso, o cuando sueña con un mundo verde. Entonces uno puede abrirse a la experiencia de otros niveles. El chamán aprende lo antes posible que el mundo objetivo no es más que una forma de ver.

La idea de que todo es independiente es muy útil y poderosa. Ha estimulado los viajes, la exploración, la ciencia, la industria y todos los milagros de la tecnología moderna, incluidos los que han permitido que esta obra se publique. Sin embargo, también ha servido para justificar la esclavitud, el racismo, las guerras, la vivisección, la contaminación y la explotación abusiva de los recursos del planeta. Debemos comprender que el supuesto en sí no es bueno ni malo. Los seres humanos debemos crear otros supuestos relacionados con los sistemas de valores antes de poder introducir el concepto: de bueno o malo, y éstos pueden operar en cualquier otro nivel de la realidad. Por ejemplo, observando objetivamente el mencionado prado, puede considerarse como bueno porque constituye una fuente de nutrición para diversos animales. O puede considerarse como malo porque ocupa un valioso espacio, que sería mejor utilizar para construir casas o alimentar seres humanos. El caso es que el uso o abuso del medio ambiente o de sus habitantes se basa en la idea de que las cosas son independientes, vistas desde un sistema de valores personal.

Dos supuestos secundarios del mundo objetivo son el de que todo tiene un principio y un fin, y el de que todo efecto es producto de una causa. Algún acto u otro constituye la causa del nacimiento o principio de la existencia de las cosas, que un día mueren o dejan de existir. Esto es de vital interés en el pensamiento objetivo y despierta grandes polémicas en cuanto a las causas físicas de las enfermedades y al momento exacto en que un grupo de células se convierte en un ser humano. Se gastan enormes sumas de dinero para determinar las causas sociales y ambientales de la delincuencia, y en la conservación de edificios históricos, porque su desaparición supondría una pérdida cultural. Y la gente sufraga toda clase de cargas emocionales y económicas, a fin de descubrir el trauma específico de su infancia responsable de su desdicha actual, y para prolongar la existencia del cuerpo físico. Todo ello tiene perfecto sentido visto desde el supuesto antes mencionado, pero desde otras perspectivas no tiene sentido alguno.

Algunas personas evalúan el mundo objetivo como nocivo y procuran huir del mismo, menospreciarlo o negarlo. Sin embargo, en el pensamiento chamánico, el mundo objetivo es simplemente otro lugar donde operar, y el proyecto chamánico es hacerlo con eficacia en cualquiera de los mundos. Por consiguiente, en su función esencialmente curativa, el chamán podrá utilizar supuestos del mundo objetivo, a fin de adquirir pericia en métodos de curación como el masaje, la quiropráctica, las hierbas y medicinas, la cirugía y el ejercicio, o la nutrición y la cromoterapia, sin limitarse a los supuestos de dichos métodos.

Ike papalua: el mundo subjetivo “Psíquico”
SUPUESTO: Todo está interrelacionado y todo es sincrónico.

Ahora supongámonos de nuevo en el prado. En esta ocasión somos conscientes de la interdependencia del mundo natural, de las funciones de apoyo mutuo desempeñadas por los elementos de luz y sombra, viento y agua, tierra y piedra, árboles, pájaros, flores e insectos. Más que meros observadores, nos sentimos parte de dicha interdependencia. Puede que sintamos la emoción de la paz, la felicidad, el amor, o el asombro. O puede que seamos conscientes de la estación y acudan a nuestro recuerdo las estaciones pasadas y venideras. Si uno es chamán, o psíquicamente sensible, es probable que pueda realizar un cambio interno más profundo y percibir las auras, o campos de energía, de todo lo presente, así como la interrelación de dichas fuerzas. Puede que logre conversar con las plantas, los animales y las piedras, o con el viento, el sol y el agua, compartiendo sus historias y sus secretos. Según la formación, experiencia y pericia de cada uno, podrá ser incluso consciente de los espíritus de la naturaleza y comunicarse con los mismos, o con la sobrealma o aumakua del propio prado. Sin moverse del lugar, puede que de pronto presencie una escena de hace cien años, de indios acampados después de una buena cacería, fumando sus pipas alrededor de la hoguera y dándole gracias al gran espíritu. Es incluso posible que se sienta como uno de ellos.

Los ejemplos precedentes de experiencias en el mundo subjetivo son posibles gracias al supuesto básico de dicho nivel, que sostiene que todo está interrelacionado, con el apoyo de los supuestos secundarios de que todo forma parte de un ciclo y de una transición, y de que todos los acontecimientos son sincrónicos. En el marco de referencias de este mundo, la telepatía y la clarividencia son hechos naturales, tan incuestionables como la acción de una palanca en el mundo objetivo. La comunicación mental, independientemente de la distancia y con todo cuanto existe, es posible gracias a que el mundo está interrelacionado. Se pueden experimentar emociones gracias a la conexión empática. Las auras son visibles y tangibles porque la energía es el vínculo que las enlaza. Se pueden conocer vidas pasadas y futuras porque la vida es cíclica y el tiempo sincrónico. La muerte, a este nivel, no es más que una transición, parte de un ciclo, mientras que en el mundo objetivo es un fin. Todo acerca de este nivel es cierto, pero, una vez más, sólo desde la perspectiva del mismo.

Éstaes la razón por la que a la gente orientada primordialmente hacia el mundo objetivo le resulta tan difícil aceptar la veracidad de los fenómenos psíquicos y las ciencias subjetivas como la astrología, y a aquéllos orientados primordialmente hacia el mundo subjetivo les es sumamente difícil explicar sus experiencias a sus amigos anclados en la objetividad.

Ninguno de dichos mundos tiene sentido visto desde la perspectiva del otro. Si uno se limita a nacer y a morir, las vidas anteriores son patrañas. Si las estrellas están a tantísimos millones de kilómetros de la tierra, cualquier influencia es absurda. Por otra parte, si todo está interdependientemente conectado, la tala indiscriminada de árboles para construir ciudades es un acto suicida, y si uno ha pertenecido a otra raza en una vida anterior, odiar dicha raza en la actualidad es pura hipocresía. La solución chamánica a dicho dilema se halla en el séptimo principio de Huna: «la eficacia es la medida de la verdad». En lugar de intentar decidir cuál de estos puntos de vista es el correcto, el chamán adopta indistintamente el más eficaz y apropiado a cada objetivo curativo.

Los métodos curativos chamánicos a este nivel utilizan la sugestión telepática y las formas mentales, la acupuntura o la acupresión, así como el equilibrio, transferencia y movimiento de energía, ya sea manual o con la ayuda de instrumentos tales como cristales, y formas y pautas especiales de energía.

 Ike papakolu: el mundo simbólico “De los sueños»
SUPUESTO: Todo forma parte de un orden, todo significa lo que uno quiere que signifique, se puede entrar en un sueño y transformarlo.

Nos encontramos una vez más en el prado, sólo que en esta ocasión dejamos volar la imaginación y en su claridad vemos nuestra propia loa al amor y a la vida, los árboles se convierten en representaciones de nuestra fuerza interna y máximas aspiraciones, los pájaros cantan promesas de alegría y los rayos del sol son la caricia de Dios en nuestro rostro. Uno se siente impregnado por la belleza del lugar y tan conmovido que, según la inclinación de cada uno, escribe inmediatamente un poema o pinta un cuadro para capturar aquella sensación. Ahora nos habremos trasladado a un conjunto mental dotado de su propio supuesto básico: todo es simbólico. Con una formación chamánica uno puede ir más allá y procurar discernir augurios orientadores en la formación de las nubes, de las hojas o de los pájaros en vuelo. O llevar a cabo un ritual que consagre el prado, convirtiéndolo en el mejor lugar de curación para futuros visitantes. Una progresión de ideas típicamente chamánica a este nivel es la de que, si todo es simbólico y los sueños son símbolos, esta realidad es también un sueño.

Así pues, un aspecto de la pericia chamánica consiste en saber penetrar en los sueños y transformarlos.

Puede que a estas alturas alguien se pregunte ¿de qué es todo simbólico? y ¿a quién pertenece el sueño? En este nivel sería correcto afirmar que todo es simbólico de todo lo demás, pero esencialmente de quien lo percibe, y que el sueño es el sueño de todo cuanto existe, pero especialmente del sujeto. O, alternativamente, podríamos afirmar que en el nivel simbólico la totalidad de la experiencia personal del sujeto es un reflejo de sí mismo, incluida toda la gente y objetos que le rodean. Cambiar la experiencia de este nivel, supone que uno puede cambiar los símbolos, la interpretación de los mismos o cambiarse a sí mismo, para que así cambie el reflejo.

Los supuestos secundarios son los de que todo forma parte de un orden y existe en relación con otra cosa, y que todo significa lo que uno decide que signifique. Muchos investigadores científicos y teóricos matemáticos se aferran a este nivel, intentando descubrir pautas y relaciones significativas en la estructura aparente del universo, e ignorando con frecuencia el efecto que sobre su investigación provocan sus propias decisiones en cuanto a lo que es significativo, así como ignorando toda aplicación objetiva de su investigación. Para los chamanes, u otras personas simbólicamente sensibles, es útil darse cuenta de que las creencias se reflejan en el cuerpo y en las experiencias de la vida, y percibir la facilidad con que cambian las condiciones y las relaciones, cuando también cambian los conjuntos de creencias.

Los métodos de curación chamánicos -en este nivel- incluyen todos aquellos principios basados en la fe, las terapias verbales y de visualización (incluido el hipnotismo), las afirmaciones de programación neurolingüística, la orientación de imágenes, los placebos, los sueños, y el uso de amuletos y talismanes.

Ike papaba: el mundo holístico “Existencial»
SUPUESTO: Todo es uno

En esta ocasión uno no está en el prado, sino que es el prado. Siente como la clorofila de las hojas convierte la luz en energía utilizable, al tiempo que sus propias raíces absorben elementos nutritivos de la tierra y ofrece encantado su néctar a la abeja que recoge el polen para compartirlo con otras flores. Como la abeja, disfruta libando el néctar y, sin pensarlo, sabe que parte del polen será compartido con otras abejas y que una buena cantidad será transportada a las extensiones de sí mismo en la colmena. Siente un cosquilleo en la garganta al emitir su canto de apareamiento y mueve las plumas de la cola para conservar el equilibrio sobre la rama de un pino al borde del prado, y como pino sabe que está al margen del prado, pero forma parte de lo que hace que el lugar sea lo que es.

Esto no es más que una pequeñísima muestra de la experiencia a nivel holístico. En este caso el supuesto básico es que todo es uno. En términos prácticos, es el sentido de identidad de uno con uno mismo. La experiencia más profunda acostumbra a llamarlo «conciencia cósmica», lo que supone un intento sumamente lamentable de describir una sensación de unicidad con el universo, esencialmente indefinible porque las palabras y el lenguaje son simplemente incapaces de contener dicha experiencia. Su rasgo más común y superficial consiste en la sensación de saber que uno existe. Descartes utilizó un enfoque simbólico muy de tercer nivel, para justificar dicha sensación de ser, cuando dijo: «Pienso, luego existo». El enfoque objetivo podría ser «siento, luego existo». Sin embargo, en el cuarto nivel holístico es probable que no logremos mejorar la definición de Popeye, que dijo: «Soy lo que soy y eso es todo lo que soy».

En el mundo holístico no existe sensación alguna de distinción entre uno mismo y lo que sea con lo que uno se identifique como sí mismo. En la medida que uno es consciente de dicha identificación, uno opera en el reino holístico, y en la medida que uno sea consciente de «lo demás» estará operando en otros reinos. Habremos podido comprobar que, en nuestra progresión de un mundo a otro, la sensación de separación -atributo bastante primordial y característico del mundo objetivo- decrece en el mundo subjetivo (una mayor sensación de conexión indica menor separación) y es todavía menor en el mundo simbólico (a pesar de que el nivel del reflejo todavía denota que se refleja algo ajeno). Una persona también puede ser holísticamente consciente de lo que se considera como «sí mismo», al mismo tiempo que lo es no holísticamente de lo que aparece como «no sí mismo». Así pues, el miembro de una tribu en África occidental puede identificarse holísticamente con su propia tribu (es decir, puede no tener un sentido de identidad personal, aparte de como componente de su tribu) y una visión completamente objetiva, separatista y hostil de otra tribu.

A pesar de que la identificación holística es algo natural en la experiencia humana (mucha gente extiende normalmente su sentido de identidad a sus posesiones personales, a la familia, a la ciudad o a su país), se precisa una destreza considerable para poder penetrar y operar conscientemente en dicho mundo. Los actores y las actrices, cuya profesión emana de una antiquísima tradición chamánica, son los mejores practicantes conocidos de dicho arte en la actualidad. En la antigüedad, y hasta cierto punto hoy en día, los chamanes eran y son capaces de adoptar la identidad de animales, espíritus de la naturaleza y de ciertos arquetipos que aparecen bajo capa de dioses y diosas. En dicho estado de identificación, adquieren las cualidades y los poderes de los entes en cuestión. Al igual que un buen actor, normalmente tímido, puede interpretar convincentemente el papel de un héroe seguro de sí mismo con una mentalización adecuada, el chamán logra tener la fuerza de un oso o la sabiduría de un dios gracias a la contemplación y a una interpretación tan perfecta del papel, que el papel le interpreta a él. Esto se desprende del supuesto secundario de este nivel, que sostiene que el saber engendra el ser.

«Realiza la obra y gozarás del poder», ha dicho Emerson. A este nivel, existen esencialmente dos modos de curación chamánicos. En primer lugar, existe la «canalización», por medio de la cual se adopta, en mayor o menor grado, la identidad de alguien con mayores poderes de curación, o uno se identifica con un poder curativo superior, para actuar sobre alguien con fines curativos. En segundo lugar, existe un proceso que yo denomino «grokking and guiding», por el que uno se identifica con la persona que debe ser curada, o se convierte en la misma, y entonces se cura a sí mismo. Ni que decir tiene que, para practicar con éxito este segundo método, hay que estar muy seguro de sí mismo. De lo contrario, uno puede sentirse tan perturbado por el estado del otro que se vea obligado a abandonar el nivel holístico sin poder operar con eficacia en el mismo, o bien olvida su auténtica identidad, adquiriendo los síntomas del otro sin llegar a ser capaz de curarse. Puede que las personas que sean fuertemente empáticas experimenten esto con frecuencia. Muchos terapeutas, por ejemplo, se identifican hasta tal punto con los problemas de sus pacientes o clientes que pasan a padecer las dolencias que intentan ayudar a curar. Por consiguiente, cuando les enseño a mis alumnos a curar en el nivel holístico, les recomiendo que limiten todo proceso de identificación a un máximo de un noventa y nueve por ciento, de modo que el «uno por ciento de chamán» siempre pueda volver a la identidad de partida.

 Desplazándose entre mundos

Cambiar de conjunto mental o desplazarse entre los diversos mundos plenamente consciente es un proceso sutil y delicado. Una aproximación a lo que entonces ocurre lo constituye la experiencia de observar esta página escrita. Uno puede leer las palabras y absorber la información, a continuación, verificar los posibles errores tipográficos y ortográficos, luego fijarse en el cuerpo y estilo de impresión y en la calidad del papel, y por fin ser consciente de que esta página forma parte de un libro, en un lugar y un momento determinados. Lo único que habrá cambiado habrá sido la percepción, modificada a voluntad para variar la experiencia. En el desplazamiento entre los distintos mundos chamánicos el proceso es muy parecido. Lo único necesario para cambiar lo que uno se propone consiste en modificar los supuestos relacionados con dicho objetivo.

El mayor obstáculo, tanto para esto como para otras prácticas chamánicas, es la intromisión de análisis críticos procedentes de otros niveles. Es muy difícil practicar la telepatía, por ejemplo, si uno no deja de decirse a sí mismo que el tema psíquico es una tontería. Asimismo, la visualización no servirá de gran cosa si uno persiste en preguntarse: «¿me lo estoy inventando?». De igual modo, es muy difícil ganarse honradamente la vida si uno se identifica a sí mismo como ser espiritual, e identifica el dinero como algo no espiritual. Para lograr desplazarse con facilidad y eficacia entre estos mundos es necesario poder practicar el abandono de los supuestos de cada mundo en particular, así como el análisis crítico que se desprende de los mismos, antes de entrar en el próximo. Con (muchísima) práctica, esto llega a convertirse en algo automático. Lo que sí ayuda enormemente es quererse a sí mismo sin reservas y confiar en el Dios que nos habita. Claro que esto sólo son buenos consejos, tanto para un chamán como para quien no lo es.

 

CURSO AVANZADO BARCELONA 2020

Esta formación está dirigida a cualquier persona que quiera embellecer su vida y surfear su realidad con la mayor dignidad posible. Sería ideal haber hecho la formación básica, pero se puede tomar incluso sin tener nociones previas de terapia sistémica y de constelaciones familiares, a estas personas les proporcionaríamos material para que puedan asistir con las nociones básicas que les permitan disfrutar el encuentro.

Está especialmente dirigida a alumnos que han hecho la formación básica y que quieren contemplar con mayor profundidad en temas básicos que nos permiten liberarnos del sufrimiento y encontrar una vida de sentido: la gestión de la huella de abandono, la vida en pareja, los guiones inconscientes que modulan nuestra vida, la exploración de nuestro nacimiento y los acontecimientos alrededor de él, etc.

También es una oportunidad para conocer otras áreas de la vida en las que la terapia sistémica puede ofrecer comprensión y recursos: La pedagogía sistémica, lo sistémico en las organizaciones, etc.

En este curso avanzado me acompañará mi amiga Esther Fernández Mostaza, actual directora de la facultad de sociología de la Universidad Autónoma de Barcelona, una mujer con una visión privilegiada de los grupos humanos, y una asesora sistémica con muchos años de experiencia a nivel individual y grupal, ella imprime una fuerza especial a la formación.

El curso avanzado está diseñado para que puedas tomar el módulo que te interese.

PROGRAMA ACADÉMICO

11 ENERO LA ACTITUD TERAPÉUTICA, AYUDAR CON ORDEN Exploraremos el Arte de interrogar a una persona que necesita ayuda a nivel terapéutico, saber hacer una devolución respetuosa, digna y si es posible creativa, la posibilidad de una intervención paradójica, la actitud centrada y presente del terapeuta, el orden sistémico para poder ayudar, la gestión de la información biográfica traumática, las indicaciones terapéuticas, etc.

1 FEBRERO LAS CONSTELACIONES INDIVIDUALES Un repaso por el gran abanico de recursos que se pueden utilizar en una entrevista individual: fieltros, figuras, muñecos, objetos varios, utilización de post it, la representación solo con el cliente y el terapeuta, etc.

7 MARZO GUIONES DE VIDA Mitos y cuentos de Hadas. El guión de nuestra vida se confecciona con muchas decisiones inconscientes que tomamos en las primeras etapas de nuestra existencia, ese guion inconsciente será el motor de los grandes acontecimientos vitales: estado civil, prosperidad, dificultades económicas, tener hijos o no, enfermedades, problemas con la justicia, accidentes, profesión, etc.
Desde niños tomamos la decisión inconsciente de ser un triunfador o un fracasado. Al mismo tiempo nacemos incrustados en una red familiar tejida con muchas historias de las cuales nos hacemos cargo, repitiéndolas, oponiéndonos a ellas con una gran dosis de sufrimiento, somos leales -inconscientemente- a los guiones ya conocidos de nuestra familia.

4 ABRIL PEDAGOGÍA SISTÉMICA Un módulo para honrar a quienes nos han enseñado, un módulo para valorar y resignificar lo que hemos aprendido, para poder decidir que es lo que todavía podemos aprender para embellecer nuestra vida y contribuir a la toma de consciencia colectiva, y por supuesto una oportunidad para los profesores que quieran incorporar en su vocación la visión sistémica.

2 MAYO LA PAREJA Decía Krishnamurti que la relación es el espejo en el que nos vemos a nosotros mismos tal como somos. Toda vida es un movimiento en relación. No existe nada viviente sobre la Tierra que no esté relacionado con una cosa u otra. Aún el ermitaño, un hombre que se marcha a un paraje solitario, sigue en relación con el pasado y con aquellos que le rodean. No es posible escapar de la relación. En esa relación, que es el espejo que nos permite vernos a nosotros mismos, podemos descubrir lo que somos, nuestras reacciones, nuestros prejuicios y temores, las depresiones y ansiedades, la soledad, el dolor, la pena, la angustia. También podemos descubrir si amamos o si no hay tal cosa como el amor. Las constelaciones familiares nos permiten explorar el sentido que tiene nuestra relación de pareja en función del sistema al que pertenecemos, la pareja será un espejo de nuestra evolución, de lo que falta por resolver, comprenderemos «Para qué» se han reunido dos sistemas, qué es lo que estaban buscando.

20 JUNIO LA BUENA COMUNICACIÓN Un fascinante módulo para conocer y disfrutar el trabajo de Marshall Rosenberg, con sus cuatro premisas básicas de la comunicación tenemos un medio profundo y potente para generar una comunicación creativa y empática. https://www.youtube.com/watch?v=8fTTl0HCLyI

11 JULIO LA RUEDA DE LA VIDA, RITUALES SISTÉMICOS Todo en la vida tiene cuatro estaciones, entraremos en el timón del alma, en la rueda de la vida, exploraremos en qué estación estamos para nuestra biografía en general y para cada uno de los aspectos de nuestra vida en particular, haremos un ceremonial con tambores con y para nuestros ancestros.

7, 8 y 9 AGOSTO MONOGRÁFICO DEL VERANO. Nuestra reunión anual para disfrutar la fuerza de la pertenencia, una oportunidad de encuentro con alumnos avanzados de otras generaciones, alumnos actuales y alumnos futuros.

5 SEPTIEMBRE CONSTELACIONES Y NACIMIENTO Todo lo ocurrido en nuestros padres, especialmente en nuestra madre, en el embarazo, parto y primeros días de nuestra vida son importantes para comprender mejor nuestra postura vital, es un módulo para renacer, para reconocer, recoger y resignificar nuestro guion natal.

3 OCTUBRE LA HUELLA DE ABANDONO La fuente más poderosa de sufrimiento es la huella de abandono, exploraremos como se ha ido formando y consolidando esa huella de abandono, comprenderemos que nuestros apegos, nuestras actitudes impulsivas, el enamoramiento enfermizo, las adicciones, la obsesión con el poder, el anhelo de fama, etc. se alimentan con la huella de abandono. La comprenderemos, volveremos a disfrutar de la perla del presente, y si es posible, encontraremos UNA FRASE SANADORA PARA ESTA ÉPOCA DE TU VIDA

7 NOVIEMBRE HEPTAGRAMA II En este módulo abordaremos aspectos concretos de nuestra vida, nuestras dificultades, nuestra escasez, los proyectos, nuestro futuro, etc, desde la perspectiva del HEPTAGRAMA de Alfonso Ruiz Soto. Añadiremos la visión sistémica, es decir, constelaremos a nuestros padres, nuestros abuelos, nuestra pareja, etc. desde la óptica del heptagrama.

5 DICIEMBRE MÓDULO CONSTELACIONES TRANSPERSONALES

  • Experiencias cumbre
  • Experiencias místicas
  • Trances sistémicos
  • Lo uno y lo múltiple (El absoluto)
  • Movimientos del espíritu
  • La muerte y la trascendencia

DR. VICENTE MÉNDEZ «Vivir es un arte»